Ministerio "Palabra de Vida"

Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela

Correo-E: palabradevida@intercable.net.ve 

 

"Cristo es el Camino, la Verdad
 y la Vida".

Estudios, Mensajes, Pensamientos y Reflexiones sobre la Palabra de Dios. 

"Hacia la Salvación de Toda la Humanidad". 

 Inicio  |  Índice  |  Presentación  |  Biblia  |  Biblia Electrónica  |  Lectura Bíblica

Enlace Bíblico  |  Devocionales  |  Reflexión  |  Doctrina  |  Estudios  |  Juan  |  Profecía

Prédicas  |  Educación  |  Discipulado  |  Células  |  Misiones  |  Guerra Espiritual

Sanidad  |  Bendición  |  Siembra-Cosecha  |  Sectas  |  Familia  |  Jóvenes  |  Niños

Ambiente  |  Salud  |  Directorios  |  Ministerios  |  Enlaces  |  Recursos  |  Libro de Visitas

Nota: La mayor parte del contenido de este sitio son enlaces a documentos de otros ministerios. Si tiene interés específico en alguno de ellos, debe contactar directamente al portal o sitio web correspondiente.

 

Tomado de: www.lagunando.com/buenas/3-siembra_y_cosecha.htm

 (actualmente no disponible en la web)

 

Siembra y Cosecha

En el mundo material si nosotros no sembramos arroz, pues simplemente vamos al supermercado y lo compramos. En el mundo espiritual es diferente, tú no puedes ir a comprar amor, paciencia, actitud, lo que siembras es lo que cosechas.

Dios nos enseña en su palabra algunos principios básicos respecto a la siembra.

Primer Principio:

Mirad lo que oíd: En el mundo físico ¿Quién puede mirar lo que oye? Nadie, pero Jesús estaba hablando palabra de vida, palabra al espíritu, son semillas que tenemos que ver lo que Él habla, la llevamos al corazón la sembramos y la cosechamos.

En números 13:2 Dios le dio a Israel la tierra prometida donde fluye leche y miel, pero ellos no creyeron y por lo tanto no la alcanzaron.

Hoy en día hay gente cansada de los problemas económicos, familiares, falta de fe, de amor, no hay vigor y aunque oran y leen la Biblia siguen estando cansados. En el Salmo 23:2 dice: en  lugares de delicados pastos me hará descansar y en Éxodo 33:14 la palabra  declara: mi presencia irá contigo y te daré descanso.

Dios nos da grandes promesas a través de su palabra, pero lo más triste es que las escuchamos y no queremos vivir en esas promesas porque creemos que es imposible.

 

Segundo Principio

Con la Medida con que mides, serás medido: Israel midió a Dios y midió sus palabras como palabras imposibles de realizar, Dios le dijo: la tierra es tuya pero ellos no la vieron así, vieron a Dios incapaz de darles la victoria, ellos se vieron como langostas  y los problemas como gigantes, entonces Dios les dijo pues serán langostas delante de ellos. Fue así como Israel midió a Dios, un Dios chiquitico y así Dios les respondió.

Pero cuando vemos a un Dios creador del universo, pasan cosas en nuestra vida ilógicas, porque el señor todopoderoso camina por sendas misteriosas.

 

Tercer Principio

Y aun se os añadirá lo que oíd: Dios añade a tu vida de acuerdo a como oyes y mides, o sea de acuerdo a tu incredulidad o tu fe.

Esto nos permite ver dos cosas:

1.- Si cosechas incredulidad, verás un desierto.

2.- Si cosechas fe, aunque los problemas sean gigantes, nosotros seremos más gigantes delante de ellos, porque Dios está con nosotros y si Él está con nosotros ¿Quién contra nosotros?.

Si Dios te da una promesa es porque ya es tuya, así que ve y alcánzala, la palabra de Dios dice que las bendiciones que coseches serán hasta la cuarta generación.

En el mundo espiritual la palabra dice: al que tiene se le dará y al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Pero en este mundo es al revés  al que tiene se le quita y al que no tiene se le da.

En el mundo espiritual lo que siembras es para cosecha de vida eterna y Dios te dará más como prosperidad, amor, salud, paciencia etc. Es hora que nos preguntemos ¿Cómo estamos midiendo a Dios? La respuesta a esta pregunta depende de nuestras palabras y nuestras aptitudes de fe.

Por eso digámosle hoy a Dios: Señor, yo quiero ver todo lo que Tú hablas, yo quiero ver todo lo que escucho, yo quiero verlo como semilla para sembrarlo en mi corazón y para poder dar fruto de vida eterna.

 

Inicio  |  Índice  |  Presentación  |  Biblia  |  Biblia Electrónica  |  Lectura Bíblica

Enlace Bíblico  |  Devocionales  |  Reflexión  |  Doctrina  |  Estudios  |  Juan  |  Profecía

Prédicas  |  Educación  |  Discipulado  |  Células  |  Misiones  |  Guerra Espiritual

Sanidad  |  Bendición  |  Sectas  |  Familia  |  Jóvenes  |  Niños  |  Ambiente  |  Salud

Directorios  |  Ministerios  |  Enlaces  |  Recursos  |  Libro de Visitas

Nota: Este sitio web está alojado en un servidor gratuito y no nos hacemos responsables por la publicidad que en él aparece.

Actualizado 13/06/05