"Palabra de Vida"

Biblioteca Bíblica en Línea

Ministerio "Palabra de Vida"

Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela

Correo-E: palabradevida_05@yahoo.com.mx

 

"Cristo es el Camino, la Verdad
 y la Vida".

Estudios, Mensajes, Pensamientos y Reflexiones sobre la Palabra de Dios. 
"Hacia la Salvación de Toda la Humanidad".  

 Inicio  |  Índice  |  Presentación  |  Biblia  |  Biblia Electrónica  |  Lectura Bíblica

Calendario Devocional  |  Devocionales  |  Reflexión  |  Doctrina  |  Estudios  |  Juan

Profecía  |  Prédicas  |  Educación  |  Discipulado  |  Células  |  Misiones

Guerra Espiritual  |  Sanidad  |  Bendición  |  Siembra-Cosecha  |  Sectas

Familia  |  Mujer Cristiana  |  Jóvenes  |  Niños  |  Ambiente  |  Salud  |  Directorios

Ministerios  |  Enlaces  |  Recursos  |  Patrocinio  |  Contactarnos  |  Libro de Visitas

Nota: La mayor parte del contenido de este sitio son enlaces a documentos de otros ministerios. Si tiene interés específico en alguno de ellos, debe contactar directamente al portal o sitio web correspondiente.

 

pastor Hugo Eduardo Rosasco

Comunidad Cristiana “Manantial de Vida”, Av. Mitre 1836 (entre 18 y 18A), Berazategui, Buenos Aires, Argentina
Telf. 4226-5541 / Correo-E: manantialdevida@infovia.com.ar, info@fundacionmanantial.com.ar

Mensaje dado en la Comunidad Cristiana “Manantial de Vida” el 05/10/03

 

DIOS ESTÁ LLAMANDO A LA IGLESIA A LA CONVERSIÓN

TEXTOS BASE: JEREMÍAS 15:19-21 ”19Por tanto, así dijo El Señor: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos. 20Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo para guardarte y para defenderte, dice El Señor 21Y te libraré de la mano de los malos, y te redimiré de la mano de los fuertes.”

GÁLATAS 1:6 “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente”

Realmente estoy absorto de algunas cosas que veo hoy día en la Iglesia, ni hablar de lo que se ve en el mundo. Por eso es que quisiera compartir una palabra que el Señor ha estado poniendo por carga todos estos días en mi corazón. Tomando una frase que repite permanentemente el pastor Oscar Marcelino, puedo decir compartiendo con él “HOY SE TIENE QUE VOLVER A CONVERTIR LA IGLESIA”. Y de esto se trata la prédica de esta noche.

Es interesante que en el texto del A.T. que hemos compartido, Dios le está hablando a su Iglesia. El énfasis está puesto en la oración. “Si te convirtieres”, e inmediatamente Dios da una promesa “Yo te restauraré y delante de mí estarás…”

Restaurar es aquí volver a gozar de los privilegios de ser un hijo de Dios en plena comunión con Él.

No te preguntaste últimamente ¿por qué no puedes sentir que estás viviendo en la presencia de Dios? No hablo de un culto, hablo de la vida cotidiana, hablo de cuando estás en casa, en el trabajo, en la escuela o por la calle, hablo de disfrutar de la presencia y compañía de Dios en cada instante de tu existencia. Hablo de estar contento, pleno, sintiendo que Él va contigo donde quiera que tú vayas.

Estoy realmente aterrado de ver cómo cristianos de años cometen errores tan infantiles que los llevan a vivir vidas paralelas, una cosa es en el culto y delante de los demás, y otra en su grupo íntimo, en la familia o fuera del ámbito de la Iglesia. Pastores, líderes, obreros y creyentes de toda data.

Conversión es sinónimo de transformación. En el Antiguo Testamento, la palabra hebrea que se traduce «conversión» es shub, que significa «regresar, volverse» y es un llamado de atención para dejar de lado las prácticas idolátricas y volver a Dios. Todo lo que ocupe en el corazón del creyente el lugar destinado a Dios es idolátrico, y el llamado a la conversión implica echar a un lado todo lo que aparte al creyente de Dios.

El llamado individual a la conversión está íntimamente relacionado con la responsabilidad del creyente ante el pueblo de Dios, y con la íntima relación con el Señor. En el Nuevo Testamento las palabras que expresan conversión son metanoia (Cambio de pensamiento, de mentalidad) y epistrefo (cambios visibles exteriormente). El concepto shub del Antiguo Testamento se complementa con la noción de proceso de conversión (metanoia), y se continúa con la idea de conversión como manifiesta en actos externos (epistrefo). La conversión es una vuelta de algo hacia algo; se tiene que observar una nueva forma de vida, una transformación espiritual completa.

El Nuevo Testamento enseña que la conversión no es pasiva (algo que se tiene o se siente), sino dinámica (algo que se hace). Es la respuesta que una persona da al evangelio en forma incondicional y que le afecta en su totalidad. Significa comprometerse con Cristo y vivir para Dios en novedad de vida, mediante el poder que da el Espíritu Santo. Entonces la conversión en el Nuevo Testamento es un activo compromiso con Cristo mediante el poder del Espíritu Santo, que continúa durante toda la vida del creyente y que conduce al hombre a la liberación de estructuras de injusticia, violencia, mentira y esclavitud. La verdadera conversión libera al individuo de toda forma de idolatría y restaura su relación con Dios.

La exhortación de los profetas es VUÉLVANSE A DIOS, VUÉLVANSE AL PRIMER AMOR para no caer bajo condenación: EZEQUIEL 18:30-32 Por tanto, yo os juzgaré a cada uno según sus caminos, oh casa de Israel (Iglesia), dice el Señor. Convertíos, y apartaos de todas vuestras transgresiones, y no os será la iniquidad causa de ruina. 31Echad de vosotros todas vuestras transgresiones con que habéis pecado, y haceos un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué moriréis, casa de Israel (Iglesia)? 32Porque no quiero la muerte del que muere, dice el Señor; convertíos, pues, y viviréis.”

Hoy más que nunca es fresca la advertencia del Apóstol Pedro en el pórtico de Salomón, es más vívida y necesaria que nunca HECHOS 3:19 “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio” HECHOS 3:26 “A vosotros primeramente, Dios, habiendo levantado a su Hijo, lo envió para que os bendijese, a fin de que cada uno se convierta de su maldad”.

Dios quiere traer refrigerio a nuestras almas, nos quiere bendecir, pero hay una condición sinecuanon: Volvernos al primer amor, convertirnos a él de todo corazón, apartarnos de nuestros caminos de maldad.

Sin duda el haber andado mucho trecho sin vivir una presencia viva de Él, habiéndonos contaminado con el pensamiento y el obrar del mundo ha hecho que volvamos atrás en muchos aspectos, que nos permitamos licencias y liberalismos que no agradan a Dios y que nos apartan de su gracia.

EL CAMINO DE REGRESO NO ES DIFÍCIL PARA EL QUE CONOCE A DIOS, ES UNA NUEVA CONVERSIÓN, UNA DECISIÓN DE VOLVER A APROPIARSE DE LO PERDIDO.

 

Busque otros Mensajes en la Página de Prédicas

   

Administrador Web: Francisco Lau

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: palabradevida_05@yahoo.com.mx

Sitio Web "Palabra de Vida": http://palabradevida.net.ve

Ministerio "Palabra de Vida" - Iglesia "Cristo Viene"

El Manzano, Km 6 vía Río Claro, frente entrada al Club Chino

Barquisimeto, Edo. Lara, Venezuela

Foto de fondo original de Francisco Lau

Creada 15/06/04 - Actualizada 04/01/09