"Palabra de Vida"

Biblioteca Bíblica en Línea

Ministerio "Palabra de Vida"

Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela

Correo-E: palabradevida_05@yahoo.com.mx

info@enlacebiblico.com.ar

 

"Cristo es el Camino, la Verdad
 y la Vida".

Estudios, Mensajes, Pensamientos y Reflexiones sobre la Palabra de Dios. 

"Hacia la Salvación de Toda la Humanidad". 

 Inicio  |  Índice  |  Presentación  |  Biblia  |  Biblia Electrónica  |  Lectura Bíblica

Enlace Bíblico  |  Devocionales  |  Reflexión  |  Doctrina  |  Estudios  |  Juan  |  Profecía

Prédicas  |  Educación  |  Discipulado  |  Células  |  Misiones  |  Guerra Espiritual

Sanidad  |  Bendición  |  Siembra-Cosecha  |  Sectas  |  Familia  |  Jóvenes  |  Niños

Ambiente  |  Salud  |  Directorios  |  Ministerios  |  Enlaces  |  Recursos  |  Patrocinio

Libro de Visitas  |  Foro de Visitas

 

www.tiempodevictoria.com.ar

Néstor Martínez

 

 Abril de 2007

Nov-04 | Dic-04 | Ene-05 | Feb-05 | Mar-05 | Abr-05 | May-05 | Jun-05 | Jul-05
Ago-05 | Sep-05 | Oct-05 | Nov-05 | Dic-05 | Ene-06 | Feb-06 | Mar-06 | Abr-06
May-06
| Jun-06 | Jul-06 | Ago-06 | Sep-06 | Oct-06 | Nov-06 | Dic-06 | Ene-07
Feb-07
| Mar-07 | Abr-07 | May-07 | Jun-07 | Jul-07 | Ago-07 | Sep-07 | Oct-07

======================

Ir a índice arriba 

 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15

 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30

 

[01]

«Por eso, de la manera que recibieron a Cristo Jesús como Señor, vivan ahora en él, arraigados y edificados en él, confirmados en la fe como se les enseñó y llenos de gratitud.» (Colosenses 2:6-7)

Dice que deben (que es como decir: “debemos”), vivir en Cristo de la (misma) manera que como lo hemos recibido. ¿Recuerdas tu época de conversión? ¿Tienes presente aquellos momentos en que tomaste la decisión de pedirle al señor Jesucristo que entrara en tu vida y fuese Señor de ella? Esa experiencia, es lo que luego recibirá el nombre de “primer amor”, porque está llena de esperanza, de expresiones felices, de gozo superlativo y de poder, de infinito, potente, majestuoso e irrepetible poder de Dios en nuestras vidas. ¿Y adonde se va todo eso luego? No lo sé. Nadie lo sabe ni hay forma de indagarlo. Lo que sí puedo decirte es que sucede, muy a menudo, sucede. La receta, la prescripción de Pablo, el diagnóstico, es regresar a aquel momento y vivir el actual del mismo modo, arraigados y edificados en Cristo Jesús.

▲arriba

 

[02]

«Todos mis enemigos quedarán avergonzados y confundidos; ¡Su repentina vergüenza los hará retroceder!» (Salmo 6:10)

Esto es guerra espiritual trasladada al ámbito de lo natural. En esta guerra no hay muertos ni heridos físicos, necesariamente y salvo condición especial. En un área tan particular como es la de los prestigios personales, bases donde suelen fundamentarse y asentarse la mayor parte de los pomposos ministerios internacionales, ser humillados y avergonzados públicamente es la máxima derrota posible. Si tú estás en la verdad; si tienes una palabra de Dios genuina, simplemente eso será tu salvoconducto victorioso. Y todos los que circunstancial o legendariamente puedan ser tus enemigos, quedarán, en primer término: avergonzados y en segundo lugar, confundidos. Y luego, como producto de ambas cosas, no tendrán más salida que la de retroceder, que equivale a resignar terreno ganado por usurpación que será devuelto a sus legítimos propietarios.

▲arriba

 

[03]

«Ahora, hermanos, queremos que se enteren de la gracia que Dios ha dado a las iglesias de Macedonia.» (2 Corintios 8:1)

Pablo les está escribiendo a los creyentes de Corinto, no sólo con directivas del Señor para ellos, sino también con resúmenes informativos sobre la marcha de otros hermanos en la fe en otros lugares. Lo que aquí les expresa con relación a las iglesias de Macedonia, tiene como intencionalidad firme que ellos entiendan que la gracia de Dios no hace distinciones, ni acepciones, ni privilegios ni preferencias. Que es apta y factible para cualquier lugar en donde se le rinda obediencia a su propósito y voluntad, y adonde no se hagan las cosas conforme a sabidurías humanas y carnales, sino a los dictados de la guía del Espíritu Santo. La gracia de Dios, hoy, todavía funciona y opera bajo los mismos principios. Aquellos que supongan que iglesias muy prestigiosas y conocidas tienen acceso a una porción “especial” de ella, no sólo están equivocados sino que, peor todavía, no han terminado de conocer a Dios.

▲arriba

 

[04]

«¡Ay de Asiria, vara de mi ira! ¡El garrote de mi enojo está en su mano!» (Isaías 10:5)

El juicio de Dios sobre Asiria es un modelo calcado del que hoy lleva a cabo en diversas partes del planeta. Aquel que suponga que Dios ha detenido su juicio, no conoce a Dios ni tiene la menor idea de cuál es su sentido de justicia. Te recuerdo que juicio no es hecatombe cruel y encarnizada, sino separación de lo verdadero de lo falso. Y para que eso sea posible, siempre hay una crisis de por medio. Guerras, pestilencias, plagas, epidemias, tsunamis, huracanes, terremotos, volcanes, inundaciones, nevadas, granizo, tempestades, y toda una gama muy variada de elementos desatados que siempre se adjudican a la naturaleza, sin prestar atención a que hay alguien sobrenatural que está, tal como suena, por encima, por sobre esa naturaleza. ¿Aprenderán los pueblos de los juicios de Dios?

▲arriba

 

[05]

«Cuídense de que nadie los cautive con la vana y engañosa filosofía que sigue tradiciones humanas, la que va de acuerdo con los principios de este mundo y no conforme a Cristo.» (Colosenses 2:8)

¿A quien le está recomendando el apóstol Pablo que se cuide, al hombre del mundo, incrédulo, impío y pecador, o al cristiano que asiste a una iglesia y cree ser parte del Reino de Dios? Indudablemente, a este último. La Biblia no ha sido escrita para el incrédulo, aunque muchos incrédulos la lean como libro sapiencial o de historia hebrea, aunque incluso alguno de ellos encuentre salvación leyéndola. La Biblia se ha escrito para el creyente, para que tenga un manual de ruta y de vida a mano cada día. ¿Y que les dice? Que no sigan tradiciones humanas, de esas que van más de acuerdo con los principios mundanos que con los de Dios. Pregunto: ¿No hay demasiado de eso en la iglesia de hoy? Lo hay. Mientras la genuina iglesia del Señor cultiva solamente su palabra como medio de sabiduría, Babilonia insiste, motiva e incita a adoptar métodos y principios del mundo para incorporarlos a la iglesia.

▲arriba

 

[06]

«¡Sálvame Señor mi Dios porque en ti busco refugio! ¡Líbrame de todos mis perseguidores!» (Salmo 7:1)

Me contaba en una oportunidad un pastor bautista amigo, que a él lo había sorprendido mucho cuando, en el seminario donde se había preparado para el ministerio, según usos y costumbres de la denominación, le habían enseñado, dentro del marco de una materia específica, cómo conducirse para desactivar lo que podría ser alguna clase de oposición dentro de lo que fuera su congregación. Él estaba convencido, por convicciones íntimas, que si él estaba en la verdad auténtica, esa era una batalla que Dios mismo pelearía en su lugar. Sus profesores no pensaban lo mismo. El salmista, aquí, parecería darle la razón a mi amigo el pastor. Pero, después de todo, ¡a quién puede importarle lo que diga un viejo salmo, cuando una prestigiosa junta directiva de una denominación está diciendo lo contrario!

▲arriba

 

[07]

«En medio de las pruebas más difíciles, su desbordante alegría y su extrema pobreza abundaron en rica generosidad.» (2 Corintios 8:2)

Pablo está hablando de la significación que ha tenido la gracia de Dios para con las iglesias de Macedonia. Y les puntualiza a los Corintios, como para que ellos ya sepan a qué atenerse, que esa gracia determinó en aquellas iglesias que, en el marco de las pruebas más complicadas y difíciles, ellos hayan podido mantener su alegría, a la que él rotula como “desbordante” y que, inclusive, en su extrema pobreza, no hayan dejado de ser generosos al máximo. Esto nos deja en evidencia algo muy preciso: que cuando existe la gracia de Dios sobre una persona (las iglesias son solamente la suma de ellas), nada de lo que la vida le traiga a esa persona podrá derrumbarla. Cuando los hijos de Dios entiendan este simple principio, muchas vidas serán bendecidas y cambiadas conforme al estilo de vida que Dios desea para nosotros.

▲arriba

 

[08]

«Lo envío contra una nación impía, lo mando contra un pueblo que me enfurece, para saquearlo y despojarlo, para pisotearlo como al barro de las calles.» (Isaías 10:6)

¿Qué es una nación impía? Una nación que carece totalmente de una vida espiritual conforme a la voluntad de Dios. No estamos hablando de ateísmo, necesariamente, aunque, desde luego, lo incluya. Estamos hablando de impiedad, que inclusive puede presentarse en naciones que se precian de ser altamente religiosas en cualquiera de los credos conocidos. Contra ellas envía Dios su juicio por causa de su furor santo. Entonces esos pueblos son saqueados. No importa por qué instrumentos circunstanciales, Dios está detrás de ello. ¿Conoces hoy pueblos saqueados? Entonces esos pueblos también son despojados. ¿Conoces algunos así? Otros son pisoteados como el barro de las calles. ¿Existe hoy en el planeta alguna nación que tú conozcas, que esté siendo pisoteada? Cuidado; es tiempo de comenzar a entender que Dios no habla en broma.

▲arriba

 

[09]

«Escribe al ángel de la iglesia de Esmirna: Esto dice el Primero y el último, el que murió y volvió a vivir: Conozco tus sufrimientos y tu pobreza. ¡Sin embargo, eres rico! Sé como te calumnian los que dicen ser judíos pero que, en realidad, no son más que una sinagoga de Satanás.» (Apocalipsis 2:8-9)

Nunca mejor encajado este texto que en un espacio que se denomina “La Palabra del Día”. Porque esta, exacta y precisamente esta, es la Palabra de hoy, para hoy y por hoy. En mis dos libros publicados en la Web, trato con profundidad el tema de las iglesias babilónicas. Y allí digo lo que aquí reitero: están conformadas, (al igual que en este texto) por los que dicen ser judíos (en este caso: creyentes) y no lo son. Que injurian, calumnian y agraden de todas las maneras posibles al que se ve pobre pero que es inmensamente rico. Y que conforman, tal como ya ha sido estudiado y demostrado, sinagoga (en este caso: iglesia), de Satanás. La pregunta, entonces, es: ¿Hay cristianos sinceros pero ignorantes, que están adorando a Satanás cuando pensaban hacerlo con el Señor? Los hay. Y nuestro trabajo y deber es confrontar esas estructuras. Si Dios con nosotros, quien contra nosotros. Y no hablo de un grupo determinado, sino de los que estamos en un mismo sentir, aunque jamás nos hayamos visto.

▲arriba

 

[10]

«Toda la plenitud de la divinidad habita en forma corporal en Cristo; y en él, que es la cabeza de todo poder y autoridad, ustedes han recibido esa plenitud.» (Colosenses 2:9-10)

Todos los cristianos sabemos perfectamente que Cristo es la cabeza máxima de la iglesia, el poder verdadero y central al que deberá sujetarse todo poder terrenal que diga estar sirviendo a Dios. Sin embargo, en muchos lugares podemos observar que hay hombres que insisten en llevar adelante proyectos muy bien intencionados, quizás, pero propios. Proyectos que no han surgido ni de la oración, ni de la consulta, por lo que deben estimarse como proyectos de hombre sin aprobación de la cabeza principal que es Cristo. Está bien, el hombre está lleno de imperfecciones y defectos humanos, pero de allí a pretender establecerse como máximo poder en reemplazo de la auténtica cabeza del cuerpo es una utopía. Una utopía que, lamentablemente, ha llevado y sigue llevando a mucha gente al fracaso y la frustración.

▲arriba

 

[11]

«De lo contrario, me devorarán como leones; me despedazarán y no habrá quien me libre.» (Salmo 7:2)

El salmista viene hablando de los que son sus enemigos y le viene pidiendo a Dios que le libre de ellos, esto es: que pelee esta batalla por él. Si tienes alguna duda con relación a qué clase de enemigos se refiere, lee con cuidado y atención lo que dice seguidamente. Me devorarán como leones. ¿Quiénes eran esos leones? “El diablo, anda como león rugiente, buscando a quien devorar”, ¿Lo recuerdas? Esto significa que, si los que son sus enemigos andan como leones rugientes buscando a quien devorar, el salmista representa al pueblo de Dios auténtico y genuino y esos enemigos a los miles de opositores que, dentro mismo de las congregaciones, suelen padecer los hijos de Dios que forman parte del remanente santo que se está levantando hacia la victoria.

▲arriba

 

[12]

«Soy testigo de que dieron espontáneamente tanto como podían, y aún más de lo que podían, rogándonos con insistencia que les concediéramos el privilegio de tomar parte en esta ayuda para los santos.» (2 Corintios 8:3-4)

¡Que distintos fueron aquellos tiempos a estos más actuales! Gente que no tenía casi nada, peleaba arduamente para que se la dejara ofrendar en ayuda a los santos. Esto destruye esa idea de que en la iglesia primitiva no se hablaba de dinero ni de ofrenda, que eso es un invento moderno. Este texto te muestra que no es así. En todo caso, lo que sí es un invento moderno, es que proliferen hombres que, con un barniz religioso, se las componen para vivir a expensas de los demás explotando para sí mismos lo que muchos dan generosamente para ayuda a los santos. El diablo se las ha arreglado muy bien para, usando la corrupción de muchos, deteriorar los ministerios de verdaderos ungidos y, además, cortarle la posibilidad de ser bendecidos hasta la sobreabundancia a todos los generosos y obedientes. Porque la ley terminó, pero las promesas siguen vigentes.

▲arriba

 

[13]

«Pero esto Asiria no se lo propuso; ¡Ni siquiera lo pensó! Sólo busca destruir y aniquilar a muchas naciones.» (Isaías 10:7)

Aquí hay una pequeña pista que te permitirá entender que, cuando hablamos de Asiria desde el plano de una tipología con la actualidad, no necesariamente nos estamos refiriendo al pueblo musulmán y a la antigua lucha a muerte entre el Islam y el cristianismo. En todo caso, esa es una lucha religiosa más de las tantas que inundan el planeta. Aquí, de lo que se está hablando, es de una nación que ha enojado a Dios grandemente por causa de su impiedad, a lo que aquí se le suma cierta inconsciencia. Esta nación no creía que sus actos serían juzgados así. Esta nación, muy probablemente se creía religiosa y aceptada por Dios. Pero esta nación solamente pensaba en destruir y, en este tiempo, Dios ha desatado su juicio en contra de ella y, finalmente, si no se arrepiente y cambia, ella será la destruida.

▲arriba

 

[14]

«No tengas miedo de lo que estás por sufrir. Te advierto que a algunos de ustedes el diablo los meterá en la cárcel para ponerlos a prueba, y sufrirán persecución durante diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.» (Apocalipsis 2:10)

No vamos a discutir la posibilidad de lo literal en este texto, porque muy bien podría caber. Pero el mensaje subyacente es espiritual, sin dudas. Y está dirigido, (conforme puedes leer en el contexto), a aquellos que han abierto sus ojos espirituales, que han logrado ver la realidad cruel de la Babilonia que se hace pasar por iglesia como lo que es: sinagoga de Satanás. Y que por es causa son perseguidos (por la clase religiosa oficial, no por el mundo incrédulo) y también encarcelados. Porque: si no pueden, no se atreven o no saben cómo salir de Babilonia, ¿Qué otra cosa que una cárcel planificada por Satanás son esas estructuras con barniz de santas? Pero ten ánimo: si eres fiel y no decaes, esta estadía en Babilonia te será tan útil como lo fue para Daniel. Y luego, (al igual que él), saldrás fortalecido como para vencer a todos los leones que te quieran echar encima.

▲arriba

 

[15]

«Además, en él fueron circuncidados, no por mano humana sino por la circuncisión que consiste en despojarse del cuerpo pecaminoso. Esta circuncisión la efectuó Cristo.» (Colosenses 2:11)

Es indudable que la circuncisión, en el Nuevo Testamento, nos habla permanentemente de pacto. En la antigüedad, Dios hizo pacto por medio de marcas externas. Hoy lo sigue haciendo con su pueblo pero en lo interno. Ninguna clase de pacto externo tiene validez ni gravitación en este tiempo. Porque quien inauguró ese pacto es el propio Cristo, cuando pactó vivir una vida que no era la que vivía el común denominador de las personas de su tiempo. Hoy, el pueblo de Dios tiene acceso al mismo pacto en Jesucristo, un pacto que no muestra aspectos externos, rituales ni tradicionales, sino lo que en síntesis y suma es un estilo de vida singular y propio. Esa es la iglesia del futuro, (que podríamos asegurar que ya es presente), un conglomerado de personas signadas por un estilo de vida testimonial conforme a la voluntad, el propósito y la Palabra de Dios.

▲arriba

 

[16]

«Señor mi Dios, ¿Qué es lo que he hecho? ¿Qué mal he cometido?» (Salmo 7:3)

No creo que exista un creyente sobre la tierra que, por un momento, no se sienta identificado con esta vivencia del salmista. Oprimido por sus enemigos que parecerían devorárselo de un momento a otro, clama por ayuda al Señor. Pero eso no parece ser suficiente y, entonces, hace lo que todos nosotros, indudablemente, en algún momento de crisis hemos hecho: preguntarnos por qué nos está sucediendo lo que nos está sucediendo y, a renglón seguido, casi calcadamente repetir las preguntas del salmista. ¿Qué he hecho Señor para merecer esto? ¿Qué maldad he cometido? No alcanzamos nunca a oír la respuesta de Dios, ya que de hacerlo, nos quedaríamos infinitamente asombrados. Porque así como las bendiciones no nos llegan por merecimientos sino por misericordia, así también las crisis. En cada caso, algo vamos a anotar en el cuaderno de crecimiento diario que alguien lleva de nosotros.

▲arriba

 

[17]

«Incluso hicieron más de lo que esperábamos, ya que se entregaron a sí mismos, primeramente al Señor y después a nosotros, conforme a la voluntad de Dios.» (2 Corintios 8:5)

Si deseabas leer alguna vez un texto que te resumiera en muy pocas palabras el real sentido de lo que significa la verdadera sujeción, entendida tal cual Dios pensó que debía entenderse, aquí lo tienes. Pablo se está refiriendo a gente muy pobre, que no sólo ha dado en lo material más de lo que se esperaba de ellos, sino que incluso, aquí se lo consigna, se han entregado ellos mismos, sin pedir nada a cambio ni exigir condiciones algunas, sólo por amor y obediencia a lo que se señala aquí como “conforme a la voluntad de Dios”. La gran pregunta, es: ¿Es todavía hoy vigente esto? Totalmente. Pero una vez más, el enemigo se las ha compuesto para, colocando a hombres corruptos y abusadores al frente de ciertas congregaciones referentes, ha despertado desconfianzas, dudas y recelos muy justificados que han ocasionado que la gente decidiera desobedecer al Señor por el riesgo de ser estafados.

▲arriba

 

[18]

«Pues dice: ¿Acaso no son reyes todos mis jefes? ¿No es Calnó como Carquemis? ¿No es Jamt como Arfad, y Samaria como Damasco?» (Isaías 10:8-9)

Asiria, ya lo sabemos, es símbolo de la ciudad sin Dios, que actúa en base a sus propias ideas, a su propia sabiduría y, esencialmente, a su propio poderío. Este poderío difiere de un caso a otro. En casos, puede ser material, en otros edilicio, en otros, económico y, en otros más, bélico. De todos modos, tiene un concepto de las cosas profundamente equivocado y marginado de la óptica con que lo ve Dios. Para las asirias modernas, cualquier ciudad es igual a otra, ninguna tiene connotaciones especiales y todas pueden ser tratadas de la misma manera. Espiritualmente, ya sabemos que no es así, pero Asiria lo ignora. Y por ese motivo ataca, arremete, hiere y va cimentando su propia destrucción. El juicio de Dios traerá serena tranquilidad y juicio definitivo. Esa es la gran promesa que va a cumplirse pronto.

▲arriba

 

[19]

«El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que salga vencedor no sufrirá daño alguno de la segunda muerte.» (Apocalipsis 2:11)

¿Conoces a alguien que no tenga oídos? Los hipoacúsicos, esto es: los sordos. Sin embargo, hay un idioma de señas que, perfectamente, les permite entender todo lo que se dice. ¿Es que a eso se refería Jesús? En absoluto. Él hablaba de una sordera espiritual, que es la que no te permite oír porque no te conviene. Es una sordera que se produce por intereses personales. Y fíjate que en todos los casos el Señor no dice que hará lo posible par que le oigan y entiendan. Dice que el que tiene oídos que oiga, y el que no… si bien no lo dice, resulta implícito, ¿No crees? Y concluye asegurándote que el que salga vencedor, no sufrirá daño ¿De que cosa? De la muerte segunda, que es la peor de todas, la única que a Dios le preocupa: la muerte espiritual.

▲arriba

 

[20]

«Ustedes la recibieron al ser sepultados con él en el bautismo. En él también fueron resucitados mediante la fe en el poder de Dios, quien lo resucitó de entre los muertos.» (Colosenses 2:12)

Está hablando de Cristo, no hay dudas. Y está diciendo que la circuncisión, tipología neotestamentaria de Nuevo Pacto, la recibimos de Cristo cuando fuimos sepultados con Él en el bautismo. ¿Qué hemos aprendido de esto y qué hemos enseñado? Que esto que aquí se dice, ocurre cuando somos bautizados en agua. Ahora bien; ¿Es así? En parte, podemos aceptar que sí, conforme a nuestras modalidades, usos y costumbres, pero en esencia es algo más. Bautismo es “sumergirse”. Y cuando se plasmó esta palabra, no se pensó en las prácticas tradicionales de Juan el Bautista, sino en que la persona se sumergiera en la presencia del Señor. Y es allí, no necesariamente en una pileta de agua, donde ocurre con nosotros todo esto que aquí se detalla.

▲arriba

 

[21]

«Si le he hecho daño a mi amigo, si he despojado sin razón al que me oprime, entonces que mi enemigo me persiga y me alcance; que me haga morder el polvo y arrastre mi honra por los suelos.» (Salmo 7:4-5)

Si hay algo que los creyentes no podemos confundir bajo ningún aspecto, ese algo es la responsabilidad de vida con la culpa. Lo primero es un patrimonio de los hijos de Dios. Es absolutamente imposible, por una simple cuestión de genérica espiritual, que un auténtico creyente, un fiel hijo de Dios, sea un irresponsable. Si encuentras alguno en tu camino por la vida cristiana, seguramente es alguien inmaduro al que le falta crecimiento o, peor, alguien que cree haber llegado al sitio donde evidentemente, todavía no está. El creyente es responsable o aún Cristo no gobierna su vida. Y como tal, cuando se equivoca, tiene lecciones que aprender y conductas para modificar. Pero nunca el sentir culpas, como parece experimentar el salmista, podrá conducirte a un buen final por una simple razón: la responsabilidad es un síntoma de la presencia de Dios en una vida, mientras que la culpa es un espíritu maligno, generalmente muy bien utilizado por Satanás.

▲arriba

 

[22]

«De modo que rogamos a Tito que llevara a feliz término esta obra de gracia entre ustedes, puesto que ya la había comenzado.» (2 Corintios 8:6)

¿Cuál es la esencia del ruego que Pablo señala que le ha formulado a Tito? Que él sepa llevar “a feliz término” la obra de gracia de Dios para con los Corintios, al igual que sucediera con los hermanos de Macedonia, que es de quienes viene hablando. Pregunto: ¿Es necesario que Pablo le recomiende eso y de ese modo a Tito? A primera vista y si nos dejamos llevar por la cultura religiosa con que leemos la Biblia los cristianos, deberíamos decir que no. Pero Pablo entiende que las cosas no son como la religiosidad nos las muestra sino como verdaderamente son. Entonces su sentido práctico y realista lo lleva a aconsejar al discípulo tal como hoy deberíamos hacerlo con todos los que conducen rebaños. Hagan que la gracia de Dios en sus iglesias, llegue a feliz término. ¿De qué modo? Simple. No quedándose con lo que no es vuestro ni abusando de la generosidad o la fe de sus pastoreados.

▲arriba

 

[23]

«Así como alcanzó mi mano a los reinos de los ídolos, reinos cuyas imágenes superaban a las de Jerusalén y de Samaria.» (Isaías 10:10)

Cuidado con esto y presta mucha atención a esta pequeña porción que, si no la lees con criterio, te puede pasar desapercibida. Dios dice que su mano alcanzó a los reinos de los ídolos. ¿Sabes tú a que se refiere? Exactamente, no a una sola cosa. Abarca una gama muy amplia, porque idolatrías hay de todas las variedades y para todos los gustos. Dios y su mano poderosa alcanzaron (y derrumbaron) a reinos plagados de imágenes de alto prestigio religioso y también político y económico. ¿Acaso esto estará hablando del derrumbe del catolicismo romano y sus imágenes? Pude incluirlo, pero convendría que los cristianos levantáramos nuestros ojos de lo natural y pensáramos, por un momento, que ídolos e imágenes hay sobradamente en todos los credos religiosos, incluido el evangélico. Pregunto: ¿Te molestó esta última aseveración? ¿Sí? Lo siento: has hecho de la iglesia evangélica, tu ídolo.

▲arriba

 

[24]

«Escribe al ángel de la iglesia de Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y nadie puede cerrar, el que cierra y nadie puede abrir: conozco tus obras. Mira que delante de ti he dejado abierta una puerta que nadie puede cerrar. Ya sé que tus fuerzas son pocas, pero has obedecido mi palabra y no has renegado de mi nombre.» (Apocalipsis 3:7-8)

¿Todavía no has podido ver adónde está y cómo es la puerta que tu Señor ha dejado abierta para que tú ingreses en el camino del Santo y Verdadero? Te sugiero que ores para que puedas verla. Es básico y elemental que lo hagas. De otro modo, corres el riesgo de irte hacia lugares que no son los que debes estar. Con la simple obediencia que tienes para con la Palabra, te has ganado ese derecho. Y con la simple actitud de no renegar de Su nombre. Sé lo que estás pensando: ¿Es que hay supuestos cristianos que reniegan del nombre del Señor? En apariencia religiosa, quizás no. Pero en la realidad concreta de los hechos, seguramente que sí. ¿O no hay personas que, en el nombre del Señor, han cometido y todavía cometen verdaderas tropelías delincuentes sin que se les mueva un músculo de sus rostros? Esos son. Ten ánimo: no prevalecerán. Está escrito.

▲arriba

 

[25]

«Antes de recibir esa circuncisión, ustedes estaban muertos en sus pecados. Sin embargo, Dios nos dio vida en unión con Cristo, al perdonarnos todos los pecados y anular la deuda que teníamos pendiente por los requisitos de la ley. Él anuló esa deuda que nos era adversa, clavándola en la cruz.» (Colosenses 2:13-14)

La versión clásica llama a esta deuda, “el acta de los decretos”. Es la única variación en el sentido textual, pero no conceptual. ¿Te imaginas la significación contundente que tiene el hecho de que ese documento es clavado en la cruz de Cristo? Es como si Él mismo, en persona, le dijera a Satanás: óyeme diablo; no puedes tocar a ninguno de estos acusados por este decreto mientras ellos estén escondidos en mí. Por eso voy a clavar ese papelucho aquí, en esta cruz de tu derrota, para que lo tengas bien presente. Cualquier hijo de mi padre que se refugie en esta cruz, encontrará este documento a su disposición para tomarlo y mostrártelo como prueba más que suficiente de que estás inhibido de hacerlo valer.

▲arriba

 

[26]

«¡Levántate, Señor, en tu ira; enfréntate al furor de mis enemigos! ¡Despierta, oh Dios, e imparte justicia!» (Salmo 7:6)

¿Cómo que “levántate” Señor? ¿Es que no se ha levantado Dios desde el comienzo de todos los tiempos? ¿Qué estás diciendo, desventurado? ¿Tanto es tu terror que has llegado a creer que Dios debe aún levantarse para luchar a tu favor? ¿No sabes que Él es soberano? ¿Y qué es eso de “despierta”? ¿Me estás queriendo decir que supones que Dios estaba dormido y por eso no peleaba la batalla a tu favor? ¿Tan poco espacio ocupa tu cerebro? ¿No te basta con que Él haya puesto a su único Hijo en la cruz a tu favor, que todavía te sientes con el ilegítimo derecho de pedirle que te de más y más? La Biblia dice claramente: ¿Qué es el hombre, para que de él tengas memoria? No obstante, nuestro Dios muestra claramente tener esa memoria y, cuando menos te lo espera, actúa como un rayo y vuelva la batalla a tu favor. Porque Él es eterno y está levantado desde siempre, y porque no es hombre para que se duerma…

▲arriba

 

[27]

«Pero ustedes, así como sobresalen en todo, en fe, en palabras, en conocimiento, en dedicación y en su amor hacia nosotros, procuren también sobresalir en esta gracia de dar.» (2 Corintios 8:7)

¿Cuál supones que es el contenido básico de este mensaje que Pablo les envía a los Corintios? Ni lo dudes: convertir sus bolsillos, o billeteras, o bolsas, o lo que fuera que ellos utilizaban para guardar su dinero. Con una enorme diferencia a las formas actuales. Sin manipulación, sin adulación, sin amenaza ni cohecho. Con la simpleza de la verdad tal cual es y no como se nos ha hecho creer que es. ¿Y qué les dice? Que ellos están bastante bien en lo conceptual, pero que les falta un grado de generosidad para estar más completos y bendecidos. ¿Es que Pablo necesitaba de ese dinero? No. Pablo no, pero quizás alguno de sus discípulos sí. Pero mucho más importante que eso, lo necesitaban los propios Corintios, como paso esencial para acceder a una promesa de sobreabundancia que no había caducado con la ley.

▲arriba

 

[28]

«Y así como hice con Samaria y sus dioses, también haré con Jerusalén y sus ídolos.» (Isaías 10:11)

Está muy claro el ejemplo que Dios brinda. Samaria es el símbolo del mundo incrédulo, impío y pagano, que sobrevive espiritualmente depositando su fe y su confianza en una diversidad de dioses realmente tremenda. Su ceguera es tal que no pueden ver su error y mucho menos enmendarlo. Dios dice que hizo con ella lo que debía hacer: destruirla. Pero dice más: dice que hará lo mismo con los ídolos de Jerusalén. Oye: ¿No era que Jerusalén era tipología de la iglesia? Efectivamente. ¿Y entonces? Entonces, Dios te dice que ya se dio cuenta desde hace mucho tiempo, que adentro de la que dice ser su iglesia, hay gente que ha colocado cosas, rutinas, tradiciones, ministerios y personas por delante de Él. Y eso, se encuentre donde se encuentre, para Dios se llama idolatría y debe ser juzgado y sentenciado.

▲arriba

 

[29]

«Voy a hacer que los de la sinagoga de Satanás, que dicen ser judíos pero que en realidad mienten, vayan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.» (Apocalipsis 3:9)

A mí, y a ningún hermano en Cristo de los que en este tiempo podamos estar siendo vituperados o perseguidos, creo que nos puede interesar que estos falsos hermanos vengan a postrarse a nuestros pies y a reconocer que el Señor nos ama. Creo que con que ellos entiendan la verdad y cambien, para nosotros, sería más que suficiente. Sin embargo aquí está esta Palabra y debemos tomarla con la misma obediencia con que hemos tomado lo demás. ¿Por qué razón? ¿Acaso como desquite o revancha por todo lo sufrido? En absoluto. Como apoyo y respaldo a la prueba que Dios les permite vivir a estos confundidos que dicen ser cristianos y mienten, para que puedan ver que están en la iglesia comandada por Satanás y huyan ya mismo de ellas y se salven.

▲arriba

 

[30]

«Desarmó a los poderes y a las potestades, y por medio de Cristo los humilló en público al exhibirlos en su desfile triunfal.» (Colosenses 2:15)

Es indudable que tenemos muy internalizada la imagen del cristianito bueno, incapaz de nada fuerte ni rústico ni rudo. Es una imagen de película rosa, ésa. El cristiano no es un grosero, violento o castrador, de acuerdo, pero tampoco es, -Como solía decir de forma muy graciosa un viejo predicador que conocí-, un vigilante gay. El cristiano es, esencialmente, un guerrero, y como tal, siente amor por las armas que utiliza y respeto por sus estrategias. Es capaz de desarmar a poderes y potestades, cosa que la iglesia no está del todo convencida de hacer, y es también capaz de humillar a los demonios, cosa que parecería estar vedada a los cristianos. Es una guerra, y si no eliminas a tu enemigo, tu enemigo te elimina a ti. Elemental.

▲arriba

 

Mar-07 < ir al índice arriba > May-07

Administrador Web: Francisco Lau

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: palabradevida_05@yahoo.com.mx / info@enlacebiblico.com.ar

Sitio Web "Palabra de Vida": http://www.enlacebiblico.com.ar

Ministerio "Palabra de Vida" - Iglesia "Cristo Viene"

El Manzano, Km 6 vía Río Claro, entrada frente al Club Chino

Barquisimeto 3001, Edo. Lara, Venezuela

Alojamiento (Hosting) provisto por: - www.omegaws.net

Actualizada 01/08/2007

Visita Nº desde el 01/04/2007