"Palabra de Vida"

Biblioteca Bíblica en Línea

Ministerio "Palabra de Vida"

Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela

Correo-E: palabradevida_05@yahoo.com.mx

info@enlacebiblico.com.ar

 

"Cristo es el Camino, la Verdad
 y la Vida".

Estudios, Mensajes, Pensamientos y Reflexiones sobre la Palabra de Dios. 

"Hacia la Salvación de Toda la Humanidad". 

 Inicio  |  Índice  |  Presentación  |  Biblia  |  Biblia Electrónica  |  Lectura Bíblica

Enlace Bíblico  |  Devocionales  |  Reflexión  |  Doctrina  |  Estudios  |  Juan  |  Profecía

Prédicas  |  Educación  |  Discipulado  |  Células  |  Misiones  |  Guerra Espiritual

Sanidad  |  Bendición  |  Siembra-Cosecha  |  Sectas  |  Familia  |  Jóvenes  |  Niños

Ambiente  |  Salud  |  Directorios  |  Ministerios  |  Enlaces  |  Recursos  |  Patrocinio

Libro de Visitas  |  Foro de Visitas

 

www.tiempodevictoria.com.ar

Néstor Martínez

 

 Noviembre de 2006

Nov-04 | Dic-04 | Ene-05 | Feb-05 | Mar-05 | Abr-05 | May-05 | Jun-05 | Jul-05
Ago-05 | Sep-05 | Oct-05 | Nov-05 | Dic-05 | Ene-06 | Feb-06 | Mar-06 | Abr-06
May-06
| Jun-06 | Jul-06 | Ago-06 | Sep-06 | Oct-06 | Nov-06 | Dic-06
| Ene-07
Feb-07 | Mar-07 | Abr-07 | May-07 | Jun-07 | Jul-07 | Ago-07

======================

Ir a índice arriba 

 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15

 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30

 

[01]

«Por la fe Abraham, cuando fue llamado para ir a un lugar que más tarde recibiría como herencia, obedeció y salió sin saber a dónde iba.» (Hebreos 11:8)

Ahora imagina esta escena, por favor. Estamos demasiado acostumbrados a darle a estos hechos connotaciones más bien religiosas y nada prácticas. Un hombre, adulto ya, caminando por una calle de su Ur de Caldea natal. Sus conocidos, sus amigos hasta sus parientes lo ven andando con decisión y cierta velocidad. Entonces le preguntan, le gritan, casi: "¡Eh, Abraham! ¿A dónde vas tan apurado?" -Él casi sin mirarlos le responde: "¡A la tierra prometida!"- ¿Eh? ¿A la tierra qué cosa..? -"¡A la tierra prometida por Dios para mí!"- "Ahhhh... ¡Mira tú! ¿Y se puede saber a dónde queda esa tierra? -"¿A dónde queda? No lo sé... Sólo sé que tengo que caminar hacia allá…"- ¡¡¡Viejo loco!!! Esa es la realidad del moverse por fe. El único que sabes hacia dónde vas, eres tú. El resto de la gente te mira y, créeme, tiene derecho a gritarte: ¡Viejo loco!

▲arriba

 

[02]

«Muchos de ellos tropezarán; caerán y serán quebrantados. Se les tenderán trampas, y en ellas quedarán atrapados.» (Isaías 8:15)

Lo que aquí muy bien se detalla, es el clásico padecimiento cotidiano de una vida sin Dios. Tropiezos por doquier por causa de la ignorancia con respecto al mundo espiritual y sus vicisitudes. Caídas estrepitosas que indefectiblemente habrán de conllevar secuelas que producirán quebrantamientos de toda naturaleza. Serán víctimas de trampas porque el mundo ha hecho una forma de vida el colocarlas para cazar a los incautos que se atrevan a pasar por allí. Y quedarán atrapados en su maraña, de la cual no se puede salir a menos que alguien con poder y peso específico los saque. Así vive el mundo sin Dios. Pero atención: aquí el profeta se lo está diciendo a los supuestos creyentes. ¿Será tiempo de un mensaje similar a lo que hoy llamamos “la iglesia”?

▲arriba

 

[03]

«Hermanos míos, no pretendan muchos de ustedes ser maestros, pues como saben, seremos juzgados con más severidad.» (Santiago 3:1)

Permíteme por un momento personalizar esta sección que normalmente está destinada a dejarte algo para crecimiento, para decirte esto: ¡Cuánto tiene de importancia y responsabilidad lo que aquí dice! ¡Cómo debemos tenerlo en cuenta aquellos que en algún momento osamos denominarnos como “maestros del Señor”. ¿Qué es un maestro? ¿Acaso alguien que ha estudiado y leído más que los alumnos? En la pedagogía secular, puede ser. Pero la iglesia no es una escuela de pedagogía intelectual, es un depósito de principios espirituales creados para ser vividos, más que declamados. Entonces un maestro del Señor, es un referente, un modelo, alguien que tiene que tener una vida que le permita decir lo mismo que alguna vez dijo Pablo: “mírenme a mí porque yo miro a Cristo”. ¿Peligroso? ¡Que duda cabe! Pero si vas a tomar responsabilidades, tendrá que ser con todas las de la ley...

▲arriba

 

[04]

«Hay un mal que he visto en esta vida y que abunda entre los hombres: a algunos Dios les da abundancia, riquezas y honores, y no les falta nada que pudieran desear, pero es a otros a quienes les concede disfrutar de todo ello. ¡Esto es absurdo, y un mal terrible!» (Eclesiastés 6:1-2)

A esto, personalmente, he tenido ocasión de verlo dentro de familias de trabajadores o empresarios. Es habitual que un hombre trabaje toda su vida conformando una empresa o una industria de alto calibre para, llegado el momento de disfrutar de lo que tan sólidamente ha elaborado, le toca morirse y todo queda en manos de sus hijos que, obviamente, no han hecho ninguna clase de esfuerzo para conseguirlo, pero que se ven beneficiados con las mieles de la fortuna. Aquí se nos dice que esto es absurdo y terrible. Y para lo que el mundo prepara para su gente, sí que lo es, qué duda cabe. Sin embargo, en los caminos del Señor las cosas son muy diferentes. Y debemos estar preparados para ello, ya que Dios nos ha construido con una necesidad paternalista que implica crear y construir para quienes quedan.

▲arriba

 

[05]

«Por la fe se radicó como extranjero en la tierra prometida, y habitó en tiendas de campaña con Isaac y Jacob, herederos también de la misma promesa, porque esperaba la ciudad de cimientos sólidos, de la cual Dios es arquitecto y constructor.» (Hebreos 11:9-10)

Observa algunas cosas que no siempre hemos visto con detenimiento y precisión, y que por esa razón hemos podido ser engañados en nuestras propias trabas doctrinarias. La promesa de Dios es para Abraham y toda su casa, no para él en soledad. Las promesas de Dios, hoy, todavía son para toda tu familia, no para tú solo o tú sola. No importa cómo está esa familia tuya, hoy; el caso es como estará en el momento de apropiarse de esa promesa. Lo otro que vemos aquí, es que Dios es el arquitecto (diseñador, principado) de una simbólica ciudad reservada para Abraham, y no en su faz material de concreto. Eso es lo que ha tomado la Masonería para designar a Dios como “el gran arquitecto del cielo” y llevar a sus miembros a una confusa idea que no pueden esclarecer por falta de un Espíritu Santo haciendo de guía a toda verdad en su interior.

▲arriba

 

[06]

«Guarda bien el testimonio; sella la ley entre mis discípulos. El Señor ha escondido su rostro el pueblo de Jacob, pero yo esperaré en Él, pues en Él tengo puesta mi esperanza.» (Isaías 8:16-17)

En este tiempo, mi amado hermano en Cristo, Dios también está escondiendo su rostro, avergonzado por el comportamiento de algunos de sus supuestos hijos. Todas las corrupciones que las organizaciones religiosas evidencian notoriamente, no ha escapado al ojo de Dios, y este no ha podido hacer otra cosa que la que siempre ha hecho en estos casos: esconder su rostro y no oír nada de lo que provenga de esos lugares. Por eso, incontables oraciones sinceras y justificadas que parten de las babilonias corruptas llega a los oídos de Dios. Sólo pueden prevalecer los que, tal como se describe en este texto, han mantenido su confianza y su esperanza en Él, y no en aquellos prestigiosos hombres que dicen representarle.

▲arriba

 

[07]

«Todos fallamos mucho. Si alguien nunca falla en lo que dice, es una persona perfecta, capaz también de controlar todo su cuerpo.» (Santiago 3:2)

Presta atención: ¿Crees que haya alguna persona así? ¿No, verdad? ¿Y entonces por qué aceptas que en tu congregación se pretenda hacer pasar al líder por alguien de estas características? ¿Por qué apruebas que se te prohíba pensar en lo que se decide dando por descontado que, si lo decidió “el siervo”, no puede estar equivocado? ¿Por qué aceptas que se confunda lo que bíblicamente se denomina como “sujeción” con una especie de esclavitud infradotada y no pensante donde uno o más hombres tienen potestad en todos los niveles para con otros hombres? Si tienes dudas de esto, o temor santo de equivocarte y pecar, examina a quienes dicen ser así. Mira sus vidas. ¿Están controlando en todo a sus propios cuerpos? En la respuesta que halles, está la clave.

▲arriba

 

[08]

«Si un hombre tiene cien hijos y vive muchos años, no importa cuanto viva, si no se ha saciado de las cosas buenas ni llega a recibir sepultura, yo digo que un abortivo vale más que él.» (Eclesiastés 6:3)

Lo primero que podemos ver aquí, es la inutilidad de una vida extensa cuando no está dedicada a cosas imperecederas. No tiene dignidad, en sí misma, el ser anciano, sino ser un anciano útil y que conlleve bendición y madurez a los más jóvenes. Lo segundo que puede observarse, es que mayoritariamente el hombre tiene la clara tendencia a no saciarse de las cosas materiales. No piensa que su alma es demasiado voluminosa como para pretender llenarla con cosas materiales. Y agrega, por si fuera necesario, que un abortivo (Ya eran de uso corriente en aquellas épocas para borrar los compromisos, las responsabilidades y las consecuencias del pecado) vale más que cualquiera de ellos.

▲arriba

 

[09]

«Tú, en cambio, predica lo que va de acuerdo con la sana doctrina.» (Tito 2:1)

Este es uno de los escasos versículos en donde se utiliza la palabra “predicar”. Está conformada por el prefijo “pre”, que implica antelación, de antemano, preanunciar y el complemento “dicar”, que tiene que ver en su traducción amplia con la sustancia de los ángeles caídos. Por lo tanto, “predicar” significaría algo así como “preanunciar la derrota de los ángeles caídos.” De esto extraemos la conclusión que, la Sana Doctrina, muy lejos de ser esa estampa teológico-religiosa casi aburrida, es netamente un manual práctico de lo que hoy denominamos como Guerra Espiritual. De allí que predicar, tal como todavía lo dicen muchos ministros, sin tocar el tema demoníaco, es tan incoherente como hablar del evangelio sin anunciar la salvación.

▲arriba

 

[10]

«Por la fe Abraham, a pesar de su avanzada edad y de que Sara misma era estéril, recibió fuerza para tener hijos, porque consideró fiel al que le había hecho la promesa.» (Hebreos 11:11)

Me produce una enorme tristeza cuando escucho, en algunas congregaciones, que sus pastores utilizan este texto para alentar y animar a aquellas mujeres que pasan al frente a pedir oración para poder quedar embarazadas. Leen esto y luego suelen decir: Si Dios pudo darle estas fuerzas especiales a Abraham que era viejo y Sara que era estéril, ¿Cómo no lo va a hacer contigo? Estas mujeres oyen esta palabra y se prenden de ella con toda la angustia y la desesperación de sus maternidades frustradas. Una gran mayoría sienten luego una profunda decepción cuando, al pasar el tiempo, comprueban que no ocurre absolutamente nada. Muchas se han ido hasta del Camino por esta razón. ¡Qué sencillo hubiese sido alertarlas con una simple lectura con entendimiento, que es la que dice que eso puede ser factible si Dios tiene planes para el hijo que gestarse y nacer, y no simplemente para ser misericordioso o bondadoso con una aspirante a mamá…

▲arriba

 

[11]

«Aquí me tienen, con los hijos que el Señor me ha dado. Somos en Israel señales y presagios del Señor Todopoderoso, que habita en el monte Sión.» (Isaías 8:18)

Eso es exactamente lo que todavía somos para el mundo: señales y presagios. Aquí dice que lo somos en Israel, lo que hoy equivaldría a decir que lo somos en la iglesia. Ya sabemos que esa iglesia no siempre evidencia esto, pero cuando decimos iglesia hablamos de la genuina y verdadera y no de la imitación babilónica corrupta y desechada. ¿Y qué señales y presagios somos? De la majestuosidad de Dios. ¿Nosotros somos eso? Sé lo que estás pensando. Quizás hasta en ti mismo, que estás muy lejos de ser todo esto. Así están las cosas, ni lo dudes, pero eso no impide que si Dios ha dicho que lo seremos, en el final no lo seamos. Sólo que quien sabe si en ese final tú estarás entre los manifestantes de señales y presagios...

▲arriba

 

[12]

«Cuando ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, podemos controlar todo el animal.» (Santiago 3:3)

En próximos días veremos adonde va a parar con esta comparación que el apóstol Santiago hace aquí. Lo interesante es conocer algo de cría y cuidado de caballos para saber de qué hablaremos más adelante. En mi país se usaban dos largas tiras de cuero secado y mejorado que, atadas a un hierro que iba cruzado en la tremenda bocaza de los caballos, le llegaba hasta lo que sería la comisura de sus labios. De este modo, quien conducía el vehículo que los llevara a través del campo, si tiraba una de esas riendas hacia un costado, hacía girar la cabeza del caballo en esa dirección y finalmente girar completo. Lo mismo ocurría con el otro sector y, si se tiraban ambas al mismo tiempo, eso actuaba como un freno, ya que al girar hacia atrás su cabeza el caballo se detenía. Involuntariamente en todos los casos, pero obedecía.

▲arriba

 

[13]

«Porque el abortivo vino de la nada, y a las tinieblas va, y en las tinieblas permanecerá anónimo.» (Eclesiastés 6:4)

Veamos: para el idioma español, un abortivo es, en primera instancia, alguien nacido antes de tiempo. Y la otra acepción que se conoce, tiene que ver con alguien o algo con capacidad para hacer abortar. Nosotros, vulgarmente, lo determinamos como algo que se realizó para interrumpir un embarazo. La Biblia contiene relatos literales que encierran principios espirituales. Por tanto, será bueno verlo desde los tres ángulos mencionados. Aquí se habla de alguien religioso por causa de su emocionalismo, de alguien que, puesto en medio de un grupo de niños espirituales, tiene la habilidad de hacer o decir cosas que determinen que muchos de esos niños se pierdan, lo que en suma, es: interrumpir la gestación de nuevos hijos de Dios, consciente o inconscientemente, lo mismo da: tinieblas es su futuro.

▲arriba

 

[14]

«A los ancianos, enséñales a ser moderados, respetables, sensatos, e íntegros en la fe, en el amor y en la constancia. » (Tito 2:2)

¿Está hablando de la gente que hoy llamaríamos “de la tercera edad”? En principio sí, ya que luego se dirigirá a las ancianas mujeres. Sin embargo, como en la Biblia nadie ni nada está escrito porque sí, no hay que descartar al Anciano como al hombre con jerarquía de supervisor de la iglesia. Y a esos es importante reiterarle estos conceptos para que no se les olvide a la hora de tratar con el rebaño a supervisar. Moderación, (ausencia de aspavientos, autopromoción y soberbia clerical), Respetabilidad (Ninguna actitud que implique pérdida de autoridad), Sensatez (Basta de decisiones espiritualoides sin suficiente base bíblica) e Integridad, (Gente de palabra). A eso, sumarle amor y constancia, bienes ausentes hoy por hoy en la mayor parte de nuestras congregaciones.

▲arriba

 

[15]

«Así que de este solo hombre, y en decadencia, nacieron descendientes numerosos como las estrellas del cielo e incontables como la arena a la orilla del mar.» (Hebreos 11:12)

¡Qué tremendo lo de Abraham desde el punto de vista literal, material y físico! ¿Cómo explicar toda esa prole en un hombre científicamente terminado? Es la mejor prueba de que en Dios todo es posible. Y cuando decimos todo, es exactamente eso: TODO. Asimismo, qué bueno será también poder interpretar este texto con relación al futuro de esa descendencia. Porque en Isaac, vendrían lo que aquí se denomina como “estrellas del cielo”, miembros del firmamento divino, creyentes y genuinos miembros del Reino. Y en Ismael aparecerían los que son catalogados como “arena de la orilla del mar”, esto es: pequeñas partículas de roca (Cristo) y mayoritaria presencia química de tierra, (Carne).

▲arriba

 

[16]

«Si alguien les dice: consulten a las pitonisas y a los agoreros que susurran y musitan; ¿Acaso no es un deber de un pueblo consultar a sus dioses y a los muertos, a favor de los vivos? Yo les digo: ¡Aténganse a la ley y al testimonio! Para quienes no se atengan a esto, no habrá un amanecer.» (Isaías 8:19-20)

Es muy probable que la lectura de este pasaje te haya hecho sonreír. Porque, ¿Qué cristiano medianamente bien nacido y bien informado podría llegar a transgredir las leyes en esto que aquí se detalla? ¿Qué creyente tendría la paz para acudir a un adivino o a un brujo con el fin de inquirirlo de algo respecto al Reino de Dios? Obvio, ni el más ignorante o loco. Sin embargo… ¿Me creerás si te digo que existen esos “hermanos”? En efecto: hay gente que con el pretexto de colaborar con Dios en la extensión de su Reino, no ha vacilado en acudir a estamentos del enemigo. Y otros que, incluso, diciendo profetizar para el Señor, no han hecho otra cosa que darle libertad a un espíritu de adivinación que jamás haría otra cosa que gratificar sus egos.

▲arriba

 

[17]

«Fíjense también en los barcos. A pesar de ser tan grandes y de ser impulsados por fuertes vientos, se gobiernan por un pequeño timón a voluntad del piloto.» (Santiago 3:4)

Resulta muy obvio aclarar que en estos tiempos ya no existen en la navegación mayor de mar, buques que operen utilizando el viento, esto es con velas. Mayoritariamente se propulsan con enormes motores que le permiten alcanzar buenas velocidades. Todo se conduce desde el puente de mando, y es curioso como, en la mayor parte de las operaciones, lo que el piloto efectúa en el puente con sus manivelas, sólo es una fantasía que en realidad es ejecutada debajo, en la sala de máquinas. Velocidad, declinación de la velocidad, reversa, etc. Sin embargo, no sucede lo mismo con el timón que decide la dirección. A favor de diferentes construcciones que se instalan en la popa de los buques, los movimientos que el piloto realiza con ese timón accionan directamente esas tremendas aletas que son las que hacen virar hacia un lado u otro al poderoso navío.

▲arriba

 

[18]

«Nunca llegará a ver el sol, ni sabrá nada; sin embargo, habrá tenido más tranquilidad que el que pudo haber vivido dos mil años sin disfrutar jamás de lo bueno. ¿Y acaso no van todos a un mismo lugar? Mucho trabaja el hombre para comer, pero nunca se sacia.» (Eclesiastés 6:5-7)

¿Por qué es que se dice esto último? Porque el hombre no tiene límites para su ambición. Así sea la más pequeña, la mínima de cubrir sus menores necesidades, el hombre jamás tiene saciedad de las cosas materiales. Por ese motivo es que hombres de enorme fortuna siguen trabajando desesperadamente como si fueran absolutamente pobres. Por eso es que la sociedad consumista accede a pequeñas satisfacciones muy breves ante cada adquisición, pero jamás llega a ser feliz por causa de su estado insaciable. Entonces pueden vivir dos mil años sin disfrutar nada. ¿Dos mil años? ¿Qué hombre viviría esa suma de años? Ninguno. ¿Y entonces? No habla de un hombre ni siquiera de los hombres, habla de la iglesia…

▲arriba

 

[19]

«A las ancianas, enséñales que sean reverentes en su conducta, y no calumniadoras ni adictas al mucho vino. Deben enseñar lo bueno y aconsejar a las jóvenes a amar a sus esposos y a sus hijos, a ser sensatas y puras, cuidadosas del hogar, bondadosas y sumisas a sus esposos, para que no se hable mal de la palabra de Dios.» (Tito 2:3-5)

No se puede acusar de machismo a Pablo por escribir todas estas advertencias a su discípulo Tito, así es que habrá que suponer que las mujeres ancianas, en aquellas épocas, no caminaban con la madurez y la estabilidad necesarias como para convertirse en modelos válidos. Fíjate que la advertencia con respecto al abuso del vino se hace para con ellas y no para con los hombres, cosa que nosotros veríamos como más lógica. Y luego hace especial hincapié en la calidad de sus bocas y lenguas para la construcción de calumnias o murmuraciones. ¿Por qué crees que hace y dice esto Pablo? Por varias razones, pero una en esencia: la influencia que la mujer tiene para con la dirección de la vida del hombre y su rol de ayuda idónea.

▲arriba

 

[20]

«Todos ellos vivieron por la fe, y murieron sin haber recibido las cosas prometidas; mas bien, las reconocieron a lo lejos, y confesaron que eran extranjeros y peregrinos en la tierra.» (Hebreos 11:13)

Este es un texto de una enorme amplitud, escrito e insertado aquí para alimento y crecimiento espiritual del pueblo. Sin embargo, en este caso voy a quedarme con lo expresado en último lugar. La confesión por parte de ellos, de ser nada más que extranjeros (Esto es: nativos de otra nación) en la tierra, lo cual habla de una procedencia divina y apartada de cualquier connotación territorial o geográfica. Y peregrinos, lo que habla a las claras de un concepto claro de estar de paso por aquí, como parte integral de una muchedumbre puesta para bendecir a las naciones y para acompañarlas a su destino final de salvación por Jesucristo, si hay quien les hable.

▲arriba

 

[21]

«Ustedes habrán de enfurecerse cuando, angustiados y hambrientos, vaguen por la tierra. Levantando los ojos al cielo, maldecirán a su rey y a su Dios, y clavando la mirada en la tierra, sólo verán aflicción, tinieblas y espantosa penumbra; serán arrojados a una oscuridad total» (Isaías 8:21-22)

Es más que obvio que quienes maldigan a ese dios, no lo estarán haciendo con nuestro Dios, pese a la mayúscula que se utiliza en esta traducción. Porque eso es exactamente lo que sucede con el hombre secular, el hombre que elige vivir fuera de Dios pero que, al menor contratiempo, como no tiene la entereza de aceptar sus propios errores, opta por lo más sencillo e histórico: cargarle con la culpas a otro. ¿Y que mejor que un determinado dios ciego, mudo e inactivo para ser elegido como culpable de sus desdichas? No sirve absolutamente de nada. Ese dios personalizado no existe y el que sí existe, no estará oyendo esa queja porque no proviene de alguien que cree en su existencia, acepta su amor y al mismo tiempo le ama.

▲arriba

 

[22]

«Así también la lengua es un miembro muy pequeño del cuerpo, pero hace alarde de grandes hazañas. ¡Imagínense que gran bosque se incendia con tan pequeña chispa!» (Santiago 3:5)

Tengo alguna experiencia en realización de encuestas por causa de mi profesión secular. Si yo efectuara alguna dentro de las congregaciones evangélicas, preguntando cuál es el tema del que más se ha predicado en los últimos diez años desde el púlpito de cada iglesia, creo que ganaría con holgura este texto con este tema. El famoso “don de lengua larga”, que humorísticamente se le endilgara a no pocos hermanitos y hermanitas, hizo y sigue haciendo estragos en los grupos más sólidos. El chisme, la calumnia y las conjeturas hipotéticas causan más muertes espirituales que la tarea de los demonios. ¡Y ni quieras saber si sales con un mensaje que no es popular ni gratificante para los líderes! Todavía hoy por hoy, es la forma más “adecuada” de sacarse a alguien molesto de encima.

▲arriba

 

[23]

«¿Qué ventaja tiene el sabio sobre el necio? ¿Y que gana el pobre con saber enfrentarse a la vida?» (Eclesiastés 6:8)

El sabio tiene una ventaja sobre el necio. Entiende las cosas sin necesidad de que haya que repetírselas varias veces y no comete errores por tozudez o soberbia. ¿Y eso es bueno? En el mundo secular sin Dios, lo es. Otorga credenciales de utilidad que la misma sociedad se encargará de difundir y promocionar con el fin de que esa persona sea mayormente utilizada en beneficio de ella y sus sistemas. En el mundo del espíritu, nada que ver. Muy por el contrario, a lo vil y a lo necio eligió levantar Dios para avergonzara a los sabios. El pobre, cuando se enfrenta con la vida, gana autoestima, autovaloración. Se da cuenta que no es una pobre cosa y comienza a hacer valer su dignidad y su “amor propio”. En lo espiritual, no existe. Nada hay como la pobreza de espíritu y la dependencia al Señor como forma adecuada de crecer.

▲arriba

 

[24]

«A los jóvenes, exhórtalos ser sensatos.» (Tito 2:6)

Seis palabras. Eso es lo que Pablo utiliza para darle a Tito una sugerencia para la juventud. Sabio Pablo. Él ya sabía en aquel tiempo que a un joven no se lo puede martirizar ni marear con horas y horas de sermones. Ellos abren la ventana de su atención y su entendimiento un par de veces al día, no más. Es en ese exacto momento en donde hay que infiltrar lo que se desea que ellos valoren o estimen. Pero no debe ser extenso ni aburrido, sino breve, conciso y práctico. Y esto que aquí se dice, lo es. Sensatez es lo que Pablo les recomienda. Ubicación, integridad, honestidad reunidos en esa palabra. Pero cuidado: no es un “mensaje especial” para jóvenes, fíjate que es exactamente la misma palabra que usa para los ancianos y las ancianas. ¿Es que entonces los jóvenes no necesitan un idioma especial para recibir el evangelio? No. Los jóvenes necesitan, como todo el resto del planeta, el evangelio genuino, sin contaminaciones psicológicas. Con eso basta y sobra.

▲arriba

 

[25]

«Al expresarse así, claramente dieron a entender que andaban en busca de una patria. Si hubieran estado pensando en aquella patria de donde habían emigrado, habrían tenido oportunidad de regresar a ella.» (Hebreos 11:14-15)

Esto es lo que sucede con las personas cuando confunden lo espiritual con lo material. Esta gente, aparentemente, había oído de la promesa de Dios con relación a una tierra, y se creyeron que iban a heredar geografía apta para la agricultura o la cría de animales. Esperaron y esperaron, pero esa promesa no parecía cumplimentarse nunca. Si se hubieran dado cuenta de la calidad espiritual de la promesa, habrían podido volverse a Dios con todo su corazón y toda su mente, logrando así regresar a la verdadera patria celestial de la que provenían. ¿Qué crees tú, hoy? ¿Esperas un día viajar a ese cielo de calles de oro que te han predicado? Amén, pero mientras tanto, ¿Qué haces hoy? ¿Nada? ¡Ah! ¡Porque es por gracia! Escucha: Dios es justo, entiendes? Examina nuevamente tu postura a la luz de un Dios justo que no sanciona lo indebido pero que tampoco deja pasar lo equivocado.

▲arriba

 

[26]

«A pesar de todo, no habrá más penumbra para la que estuvo angustiada. En el pasado Dios humilló a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neptalí; pero en el futuro honrará a Galilea, tierra de paganos, en el camino del mar, al otro lado del Jordán.» (Isaías 9:1)

Esto es profecía pura. Y no lo es para tu vida personal, particular y privada aunque la incluya, es para la iglesia genuina, la que no se ha contaminado con los alimentos putrefactos de Babilonia. La que hasta hoy estuvo angustiada por falta de palabra fresca y nutritiva y por la enorme corrupción ambiente, saldrá de esa tiniebla a la luz de la revelación de un tiempo nuevo. Dios volverá a honrar a Galilea, que es honrar a Jesucristo. Y no importa cuán pagana sea tu tierra, si es que en ella Él halla amor por su nombre, será honrada pese a los hombres crueles, homicidas y delincuentes. Será más misericordioso con quienes no le conocen que con aquellos que, habiéndole conocido, optaron por irse a los caminos de la Babilonia paralela.

▲arriba

 

[27]

«También la lengua es un fuego, un mundo de maldad. Siendo uno de nuestros órganos, contamina todo el cuerpo y, encendida por el infierno, prende a su vez fuego a todo el curso de la vida.» (Santiago 3:6)

Observa esto con cuidado porque, además de definir de manera excelente el daño que una lengua afilada y venenosa puede producir en un determinado grupo de personas por “santo” que parezca, también da la pista de lo que un único miembro de un enorme cuerpo podría determinar con una actitud falsa o mal intencionada. Al igual que la lengua en el chisme o la calumnia, un miembro de un cuerpo, en lo individual, puede ser aceitado y acelerado por una influencia satánica y producir una verdadera hecatombe que va a finalizar, indudablemente, con divisiones, enemistades y, obviamente, muchas almas saliéndose del camino. De esto es que se habla cuando dice que debemos conocer sus estratagemas y cuidarnos muy bien de ser víctimas de ellas.

▲arriba

 

[28]

«Vale más lo visible que lo imaginario. Y también esto es absurdo; ¡Es correr tras el viento!» (Eclesiastés 6:9)

¿Es que alguien podrá ser tan absurdo como para correr detrás de un viento invisible? Es mucha, créeme, la gente que en este tiempo lo está haciendo. Simbólicamente, claro está, pero lo está haciendo cuando corre detrás de su propia imaginación sin tener en cuenta la conformación concreta de su realidad. Ten cuidado, hermano. Una cosa es andar por fe, tal como Dios mismo nos aconseja caminar, y otra muy distinta hacerlo detrás de nuestras fantasías de la imaginación. Porque lo primero descansa en nuestro Señor y lo que Él vaya a hacer en nuestro favor, mientras que lo segundo descansa en nuestra propia capacidad de imaginarnos cosas positivas y nada ni nadie nos asegura que así sea. Muy por el contrario, eso es siempre usado por demonios para hacernos ver una realidad distorsionada. Y eso no sucede en el mundo secular porque ese mundo jamás viviría por fe, sucede en la iglesia.

▲arriba

 

[29]

«Con tus buenas obras, dales tú mismo ejemplo en todo. Cuando enseñes, hazlo con integridad y seriedad, y con un mensaje sano e intachable. Así se avergonzará cualquiera que se oponga, pues no podrá decir nada malo de nosotros.» (Tito 2:7-8)

Fíjate hasta donde nos hemos equivocado en la manera de dar testimonio de nuestra fe. Primero: ¿Le damos nosotros, a la gente que esperamos crea y se convierta, ejemplo en todo? Enseñamos lo que debemos enseñar con integridad y seriedad? Quien piense que sí, no ha oído teologías de “prosperidad” y manipulaciones emocionales. ¿Llevamos al mundo un mensaje sano e intachable? Sano, quizás porque el evangelio lo es, pero los intachables deberíamos ser nosotros. ¿Se avergüenzan quienes nos oyen porque nada pueden reprocharnos o, por el contrario, nos acusan de cualquier cosa que luego, lamentablemente, ni los más acérrimos defensores de la eclesiología pueden defender? Hermano: el diablo jamás hubiera conseguido que la gente nos tome por ridículos religiosos como nos ha tomado, si no nos hubiéramos conducido, precisamente, como ridículos y religiosos.

▲arriba

 

[30]

«Antes bien, anhelaban una patria mejor, es decir, la celestial. Por lo tanto, Dios no se avergonzó de ser llamado su Dios, y les preparó una ciudad.» (Hebreos 11:16)

Este es un texto que, por formar parte de un amplio contexto, no conviene demasiado aislar e interpretar individualmente. Sin embargo, sí pueden extraerse conceptos y palabras de estos relatos, porque ellos contribuyen a estimar debidamente la mente de Dios y sus formas de relación con su pueblo. Y algo debe quedarte claro para que lo tengas muy en cuenta en un futuro comportamiento y conducta: Dios puede sentir vergüenza de ser llamado Dios de alguien, si ese alguien no se comporta conforme a su voluntad, sus postulados y su propósito. ¿Y no se te ha ocurrido pensar quiénes podrían no cumplir todo eso conociéndolo? La iglesia, obviamente. El mundo incrédulo estará muy lejos de vivir conforme a la voluntad de Dios sencillamente porque no la conoce, razón por la cual su pecado será visto y considerado de una manera. Pero la iglesia sí que conoce…

▲arriba

 

Oct-06 < ir al índice arriba > Dic-06

Administrador Web: Francisco Lau

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: palabradevida_05@yahoo.com.mx / info@enlacebiblico.com.ar

Sitio Web "Palabra de Vida": http://www.enlacebiblico.com.ar

Ministerio "Palabra de Vida" - Iglesia "Cristo Viene"

El Manzano, Km 6 vía Río Claro, entrada frente al Club Chino

Barquisimeto 3001, Edo. Lara, Venezuela

Alojamiento (Hosting) provisto por: - www.omegaws.net

Foto de fondo original de Francisco Lau

Actualizada 01/08/2007

Visita Nº desde el 01/09/2006