"Palabra de Vida"

Biblioteca Bíblica en Línea

Ministerio "Palabra de Vida"

Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela

Correo-E: palabradevida_05@yahoo.com.mx

info@enlacebiblico.com.ar

 

"Cristo es el Camino, la Verdad
 y la Vida".

Estudios, Mensajes, Pensamientos y Reflexiones sobre la Palabra de Dios. 

"Hacia la Salvación de Toda la Humanidad". 

 Inicio  |  Índice  |  Presentación  |  Biblia  |  Biblia Electrónica  |  Lectura Bíblica

Enlace Bíblico  |  Devocionales  |  Reflexión  |  Doctrina  |  Estudios  |  Juan  |  Profecía

Prédicas  |  Educación  |  Discipulado  |  Células  |  Misiones  |  Guerra Espiritual

Sanidad  |  Bendición  |  Siembra-Cosecha  |  Sectas  |  Familia  |  Jóvenes  |  Niños

Ambiente  |  Salud  |  Directorios  |  Ministerios  |  Enlaces  |  Recursos  |  Patrocinio

Libro de Visitas  |  Foro de Visitas

 

www.tiempodevictoria.com.ar

Néstor Martínez

 

 Julio de 2006

Nov-04 | Dic-04 | Ene-05 | Feb-05 | Mar-05 | Abr-05 | May-05 | Jun-05 | Jul-05
Ago-05 | Sep-05 | Oct-05 | Nov-05 | Dic-05 | Ene-06 | Feb-06 | Mar-06 | Abr-06
May-06
| Jun-06 | Jul-06 | Ago-06 | Sep-06 | Oct-06 | Nov-06 | Dic-06
| Ene-07
Feb-07 | Mar-07 | Abr-07 | May-07 | Jun-07 | Jul-07 | Ago-07

======================

Ir a índice arriba 

 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15

 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 

 

[01]

«Gracias A Dios que no bauticé a ninguno de ustedes, excepto a Crispo y a Gayo, de modo que nadie puede decir que fue bautizado en mi nombre.» (1 Corintios 1:14-15)

Fíjate en las cosas que andaba Pablo. Discutiendo con los religiosos de su tiempo por cuestiones vinculadas con el bautismo. Es más que notorio que con el correr de los tiempos, el bautismo se ha distorsionado en lo que tiene que ver con su simbolismo y su validez espiritual. Se ha convertido en una especie de ritual sobre el cual muchos ponen toda su atención ya que lo consideran poco menos que una carta de salvación. ¿Cómo se puede incurrir en errores tan gruesos? ¿Cómo nadie enseña que así como mucha gente que se ha entregado a Jesucristo en su lecho de muerte de un hospital se va al cielo sin pasar por el bautisterio, así también muchos que sí lo hicieron y que vivieron una jornada memorable en ese día, no lo consiguen? Que se entienda: todos los símbolos que mantenemos son buenos y nadie piensa en dejarlos de lado, pero también es menester saber que ningún rito, por cristiano que parezca, salvará a alguien.

▲arriba

 

[02]

«La palabra del Señor vino a Jeremías: Así dice el Señor, el Dios de Israel: "Escribe en un libro todas las palabras que te he dicho. Porque vienen días –afirma el Señor–, cuando yo haré volver del cautiverio a mi pueblo Israel y Judá, y los traeré a la tierra que di a sus antepasados, y la poseerán," afirma el Señor.» (Jeremías 30:1-3)

Este relato histórico tiene connotaciones espirituales aptas, precisamente, para este tiempo. El pueblo de Dios ha estado en un extenso cautiverio espiritual. Ha sido oprimido espiritualmente por los vaivenes humanistas, económicos, políticos y esotéricos de Babilonia. Allí ha sobrevivido merced a sus propias convicciones. Cuando estas fueron firmes, Babilonia no logró contaminarlos. Por el contrario, cuando se sumó a sus prácticas y tradiciones, fue mermada su capacidad de creer y de ser canales efectivos para la extensión del Reino. Hoy es el tiempo de la salida de ese cautiverio. Una sola duda: ¿Cuántos serán los que salgan y cuántos los que elijan quedarse?

▲arriba

 

[03]

«Dios, que muchas veces y de varias maneras habló a nuestros antepasados en otras épocas por medio de los profetas, en estos días finales nos ha hablado por medio de su Hijo. A éste lo designó heredero e todo, y por medio de él hizo el universo.» (Hebreos 1:1-2)

Esto no significa, como muchos creyeron haber entendido, que la etapa de los profetas ya pasó. Esto implica que hoy Dios está hablando a través de su Hijo. ¿Y como podría hacerlo si su Hijo murió en la cruz y luego fue a su presencia previa resurrección y ascensión? Simple: porque hoy, su Hijo, es la iglesia genuina y real, ya que es el cuerpo de Cristo en la tierra y hablará lo que Él ordene que se hable. Esto significa que, cuando tú oyes a un grupo que se llama "iglesia" a sí mismo, pero no está hablando lo que Dios está hablando hoy, ese grupo es religión manifestada por hombres mediante conocimientos y sabiduría de hombres, pero no cuerpo de Cristo. Deja ya de ver al cuerpo de Cristo como la suma de los miembros de tu iglesia. Cuerpo de Cristo es la suma de todos aquellos que han creído y siguen fieles a lo que Dios dice y no a lo que los hombres han inventado posteriormente.

▲arriba

 

[04]

«Dile que tenga cuidado y no pierda la calma; que no tema ante el enojo ardiente de Rezan el sirio, ni ante el hijo de Remalías; que no se descorazone a causa de esos dos tizones humeantes.» (Isaías 7:4)

Observa esto que, si bien pertenece a un relato de un hecho acaecido en un sitio específico y en un tiempo determinado, sirve perfectamente para ser adaptado a cualquier lugar geográfico y a cualquier tiempo de la historia. En cada ocasión que un hombre de Dios va a comenzar a cumplimentar lo que su Padre celestial le ha ordenado, surgirán estas tres actitudes, estas tres reacciones de la religión. No deberá perder la calma aunque aparezcan decenas, cientos de hombres dispuestos a hacérsela perder con sus calumnias. No deberá temer ni ante el más encumbrado de los dignatarios jerárquicos religiosos de cualquier credo y no deberá descorazonarse aunque crea ver que todo ha sido un fracaso y un esfuerzo inútil.

▲arriba

 

[05]

«Bueno, también bauticé a la familia de Estéfanas; fuera de éstos, no recuerdo haber bautizado a ningún otro. Pues Cristo no me envió a bautizar sino a predicar el evangelio, y eso sin discursos de sabiduría humana, para que la cruz de Cristo no perdiera su eficacia.» (1 Corintios 1:16-17)

Sería muy bueno establecer una comparación entre esto que aquí está puntualizando Pablo y en lo que los hombres han convertido a la profesión de "pastor" que hoy vemos en casi toas las iglesias evangélicas del planeta. Pablo dice que Cristo no lo envió a bautizar sino a predicar, y a predicar SU palabra, no la propia, nacida de estudios sistemáticos e intelectuales fruto de enseñanzas seminaristas. Y nosotros, lo que estamos viendo a diario en cualquier congregación, es exactamente lo contrario: hombres que tampoco han sido enviados, seguramente, a hacerlo todo, pero que en el nombre de sus credenciales ministeriales, bautizan, pastorean, dirigen, ordenan y, además, predican semana tras semana y, en la mayoría de las veces, a partir de sus propias sabidurías humanas.

▲arriba

 

[06]

«Esto fue lo que el Señor le dijo a Jeremías acerca de Israel y Judá: así dice el Señor: Hemos escuchado un grito de espanto; no hay paz sino terror.» (Jeremías 30:4-5)

No hay paz, sino terror…¿De qué está hablando el Señor? No es del mundo incrédulo, inconverso, impío y pecador, seguramente. Porque allí es más que lógico que no exista paz y muy consecuente con ello que haya terror. ¿Entonces? Entonces, está hablando de su pueblo, de su gente, de sus hijos. Todos llamados a lograr acceder a esa paz que sólo Él puede darnos y, -vale una vez más la aclaración-, "no como el mundo la da". ¿Y qué ha sucedido con esa promesa, ha sido falsa? En absoluto. La promesa fue, es y será siempre válida y real. El problema radica en que los hombres han optado por buscar esa paz conforme a sus propias sabidurías humanas, y han dejado de lado la capacidad de la promesa. Y como resultado de ello, adentro del pueblo del Señor, adentro de las iglesias, hay terror.

▲arriba

 

[07]

«El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la derecha de la Majestad en las alturas.» (Hebreos 1:3)

Hemos dicho anteriormente que este Hijo del cual se está hablando aquí, es el cuerpo, es la iglesia genuina. Entonces leemos que está llamado a ser el resplandor de la gloria de Dios y no podemos menos que sonreírnos con cierta incredulidad. ¿Cómo vamos a ser ese resplandor si todavía mostramos tantas pero tantas falencias? Luego dice que somos la fiel imagen de Él. ¿Fiel imagen de Dios, nosotros? ¡Inconcebible! No. No es ni increíble ni inconcebible, es posible. Sólo nos resta depender de Él y no de nosotros mismos, como ha sido hasta ahora. Sólo resta hablar lo que su boca habla hoy y no lo que a nosotros nos parece interesante o inteligente. ¿Tanto trabajo cuesta hacer esto? Todo ese trabajo que pueda costar, es el precio a pagar para ser auténticos embajadores del Reino de Dios en la tierra.

▲arriba

 

[08]

«Dile también que Efraín, junto con el hijo de Remalías y el sirio, han tramado hacerle mal, pues piensan subir contra Judá, provocar el pánico, conquistarla y poner allí como rey al hijo de Tabel.» (Isaías 7:5-6)

Es muy bueno recurrir a la historia para poder comprobar, una vez más, cómo operan las fuerzas que se evidencian a través de las estructuras religiosas, pero que indudablemente tienen libreto escrito en el mismísimo infierno. Traman hacer el mal. ¿Es posible que alguien, adentro de un sitio denominado como "religioso", pueda estar tramando hacer el mal? No es posible; es real. ¿Y cómo lo harán? Aquí te lo explica: tratando de provocar el pánico. ¿Cómo consiguen esto? Calumniando e injuriando a los siervos genuinos y haciéndolos pasar por representantes de alguna secta diabólica. ¿Y con qué intención? También aquí está escrita: colocar sus propios representantes en los cargos de poder.

▲arriba

 

[09]

«¿Por qué se sublevan las naciones, y en vano conspiran los pueblos?» (Salmo 2:1)

La historia nos muestra con claras evidencias que, en la inmensa mayoría de los casos, las naciones (esto es: la gente) llegan a sublevarse contra las autoridades constituidas a partir de cuestiones relacionadas con la injusticia, esencialmente la de carácter social y material. Ya de un modo más organizado y más solapado, pero tomando como argumento esto que hemos mencionado, suele existir conspiraciones que llevan a cambios gubernamentales no siempre democráticos o aprobados por todos. Por eso que resultan muy llamativas las sublevaciones y conspiraciones que se producen dentro de la iglesia del señor, ya que si hay un ámbito (o al menos debería haberlo) donde las injusticias no son posibles, es dentro de ella.

▲arriba

 

[10]

«Me explico: el mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden; en cambio, para los que se salvan, es decir, para nosotros, este mensaje es el poder de Dios.» (1 Corintios 1:18)

¿Nunca te han tratado de loco cuando has intentado predicarle el evangelio a alguien? No te preocupes, no te ofendas, no te enojes; es bíblico que te consideren así. Lo que no justifica, claro está, ser fastidioso, desubicado o alguna otra falencia peor a la hora de llevar la Palabra a alguien. No te olvides que la que no vuelve vacía es la Palabra del Señor, no tus diatribas particulares por mejor intencionadas que sean y por mejor armadas que estén. Pero lo que impacta verdaderamente al mundo, es tu testimonio de vida. Tú no puedes predicar victoria si andas en derrota; no puedes predicar gozo si andas en tristeza o depresión; y mucho menos puedes predicar prosperidad si tratas de quedarte con lo ajeno por necesidades tuyas.

▲arriba

 

[11]

«Pregunten y vean si acaso los varones dan a luz. ¿Por qué, pues, veo a todos los hombres con las manos sobre las caderas, como mujeres con dolores de parto?» (Jeremías 30:6)

Porque la iglesia está de parto. Y porque tal cual se adelanta en casi toda la escritura bíblica, cuando la mujer está por dar a luz, sus dolores le parecen insoportables. Sin embargo, cuando ya se ha producido el nacimiento, aquellos sufrimientos quedan en el olvido y la vida nueva se lleva toda la atención. LA iglesia está alumbrando una vida nueva. El dolor que esto produce en lo previo, resulta para muchos, sencillamente insoportable y es como si jamás fuera a producirse algo que lo alivie. Sin embargo, eso vendrá, eso llegará. Una nueva vida, un nuevo hombre en Cristo verá la luz y los dolores que hoy se padecen por ese alumbramiento, muy pronto serán recuerdo.

▲arriba

 

[12]

«Así llegó a ser superior a los ángeles en la misma medida en que el nombre que ha heredado supera en excelencia al de ellos.» (Hebreos 1:4)

Habla de Jesucristo. Y dice que llegó a ser superior a los ángeles. No dice que lo fue desde el principio de su nacimiento encarnado, dice que llegó a serlo. Y lo fundamenta en que su nombre heredado, tiene mayor excelencia que cualquiera que los ángeles puedan mostrar. Ni querubines ni serafines, ni Gabriel, ni Miguel: Jesucristo. ¿Pero cuándo fue que heredó ese nombre fabuloso y que plantó esa superioridad para con estos seres creados? En el madero, cuando venció a la muerte y clavó en él el acta de los decretos que nos sometía. Allí heredó ese nombre que hoy, cuando lo mencionas con fe y limpieza, haces que cualquier demonio deba salir inmediatamente de donde se encuentre, algo que los ángeles no pudieron conseguir por sí mismos, sino que debieron decir: "que el Señor te reprenda".

▲arriba

 

[13]

«Pero dile además que yo, el Señor omnipotente, digo: eso no se cumplirá ni sucederá. La cabeza de Siria es Damasco, y la cabeza de Damasco es Rezan; pero dentro de sesenta y cinco años Efraín será destrozado hasta dejar de ser pueblo. La cabeza de Efraín es Samaria, y la cabeza de Samaria es el hijo de Remalías; si ustedes no creen en mí, no permanecerán firmes.» (Isaías 7:7-9)

Podríamos hablar de muchas cosas relacionadas con este texto, pero por razones de tiempos y espacios, voy a quedarme con el final. No me vengas con historias extensas ni compliques las enseñanzas con recursos teológicos enredados y complicados que nadie entiende. Búscame todas las concordancias que quieras y léeme todos los textos que se te ocurran. Muéstrame todos los resultados que te parezca y promocióname todas las fórmulas técnicas de evangelización y discipulado que desees, pero lo cierto y concreto es que, SI NO CREES, no te servirá nada absolutamente para nada. Y adentro del pueblo de Dios, lamentablemente, hay mucha gente que habla de Él, que enseña sobre Él y que vive por Su nombre, pero que en su ser interior, en realidad, no creen. No prevalecerán.

▲arriba

 

[14]

«Los reyes de la tierra se rebelan; los gobernantes se confabulan contra el Señor y contra su ungido. Y dicen: ¡Hagamos pedazos sus cadenas! ¡Librémonos de su yugo!» (Salmo 2:2-3)

Aquí está, de alguna manera, la misma explicación que entregáramos días atrás con relación al primer verso de este salmo. Son los reyes de la tierra los que mayormente se rebelan contra Dios. ¿Por qué razón? Porque ellos saben que Él es el único contra el cual sus poderes no tienen ni la menor validez. Asimismo, los gobernantes del planeta entran en diferentes confabulaciones que, ellos creen pueden afectar a Dios. Sin embargo lo máximo que consiguen, es afectar el funcionamiento de alguna clase de iglesias, pero al Señor no llegan ni cerca. Y todo porque el suave yugo del amor y la justicia, para esa clase de impíos, es demasiado pesado y quieren evadirlo. No lo consiguieron, no lo consiguen; no lo conseguirán.

▲arriba

 

[15]

«Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios; frustraré la inteligencia de los inteligentes.» (1 Corintios 1:19)

¿Te das cuenta cuanto le interesa a Dios tu formación profesional en el nivel intelectual? Esto no significa, no interpretes mal, que debas ser un analfabeto o un bruto que no sabe nada de nada. Eres un hijo de Dios y, como tal, nada te está prohibido y todo te es lícito. Sin embargo, a la hora de hablar de las cosas de tu Señor, deberás hacerlo conforme a lo que Él mismo ha dejado decretado en su Palabra, y no con esas muletillas tradicionales gastadas que la religión ha implementado para que los neófitos crean que alguien muy importante dentro del Reino de Dios es alguien con muchos títulos o un currículum interesante. Nada que ver. Dios mismo –dice– destruye la sabiduría y la inteligencia de los hombres cuando no es colocada en los pies de la cruz.

▲arriba

 

[16]

«¡Ay! Será un día terrible, un día que no tiene parangón. Será un tiempo de angustia para Jacob, pero será librado de ella.» (Jeremías 30:7)

Jacob, casi de más está volver a señalarlo, es la imagen y el símbolo del pueblo de Dios en la tierra. Y aquí dice que vendrá sobre él un día terrible. Esto es para todos aquellos que cuando se habla de este día, sonríen imaginándose las peripecias que el mundo incrédulo habrá de vivir por esa causa. No sé si el mundo incrédulo vivirá algo de esto, pero lo que puedo garantizarte es que una parte grande del llamado pueblo de Dios, sí la vivirá. Pero ¡Ánimo! Porque para los que perseveren sin contaminarse, Dios mismo hará lo que sea necesario para librarlos de las consecuencias de ese terrible día.

▲arriba

 

[17]

«Porque, ¿A cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Tú eres mi hijo; hoy mismo te he engendrado; y en otro pasaje: Yo seré su padre, y él será mi hijo?» (Hebreos 1:5)

Efectivamente, Dios dijo eso con relación a Jesús. Y eso es lo que lo ha hecho superior a los ángeles. Nosotros no nos vemos así. Amamos y respetamos a los ángeles de Dios como a seres tremendamente superiores. Si estamos hablando de alguna clase de poderes que aquí en la tierra no podemos manifestar, tales como desplazarse a tremenda velocidad, volar y desaparecer o aparecer a voluntad, eso es justo y cierto, pero si hablamos de excelencia, deberíamos recordar que nosotros hemos sido adoptados como hijos por el Señor, y que esa simple adopción, ya nos ha otorgado las mismas prerrogativas que tuvo Jesús. A ti que hoy estás leyendo esto y tienes tu ánimo por el suelo, Dios te mira ahora y te dice: Tú eres mi hijo, hoy mismo te he engendrado. Eso te da victoria con una sola condición: que te lo creas.

▲arriba

 

[18]

«El Señor se dirigió a Acaz de nuevo: Pide que el Señor tu Dios te de una señal, ya sea en lo más profundo de la tierra o en lo más alto del cielo.» (Isaías 7:10-11)

Fíjate que muchísimos años más tarde y en las letras del Nuevo Testamento, hallamos que en la vida de Jesús, Él debió decir en algún momento a esa generación perversa e incrédula que no habría más señal que la de Jonás. Con ese gesto, es como si hubiera dado por sobreentendido que toda persona que pide una señal de Dios, también pasa automáticamente a ser perversa (que es torcida, equivocada) o incrédula. Pero aquí nos encontramos con una novedad: quien le dice a Acaz que pida señal, es el propio Señor. ¿Por qué motivo lo haría? Cuando hablemos de los textos siguientes, lo podrás ver con mayor claridad. Mientras tanto, la enseñanza que te debe quedar es que jamás deberás pensar más allá de lo que está escrito. Es bueno intentar pensar con la mente de Dios, pero tremenda y absolutamente malo, pretender reemplazarlo.

▲arriba

 

[19]

«El rey de los cielos se ríe; el Señor se burla de ellos.» (Salmo 2:4)

¿No es verdad que cuando leíste por primera vez este verso de este salmo, no pudiste menos que estremecerte un poco y sentir un raro cosquilleo en tu interior, y que no terminaste de aceptar del todo lo que aquí se decía por considerarlo demasiado “humano” como para que fuera parte del comportamiento del Dios de todo amor que te habían mostrado? Claro, a ninguno de nuestros viejos maestros, demasiados ligados por la religión y la teología, se les ocurrió aplicar sentido común, y observar que esto que se dice aquí es un pensamiento de David y que la supuesta actitud de Dios tiene más que ver con su imaginación que con lo real?

▲arriba

 

[20]

«¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el erudito? ¿Dónde el filósofo de esta época? ¿No ha convertido Dios en locura la sabiduría de este mundo?» (1 Corintios 1:20)

Cuando las cosas se desarrollan conforme a lo que los hombres habían pensado o pretenden, todo es normal, feliz y sin ninguna clase de complicaciones. En ambientes que están pasando por estas alternativas, hablar de las cosas de Dios, es perder soberanamente el tiempo. Privan la sabiduría humana, las ciencias y las diferentes filosofías. Pero cuando la crisis golpea las puertas de estos hombres y mujeres, las cosas comienzan a modificarse y lo que no tenía ningún sentido, comienza a tenerlo. Porque allí es donde llega el tiempo en el que Dios pregunta lo que este texto nos señala, y nadie tiene en absoluto la menor posibilidad de darle alguna respuesta coherente. Nadie sabe adónde están los sabios, los eruditos y los filósofos. Estos, sólo se ven en tiempos de bonanza.

▲arriba

 

[21]

«En aquel día, -afirma el Señor Todopoderoso-, quebraré el yugo que mi pueblo lleva sobre su cuello, romperé sus ataduras, y ya no serán esclavos de extranjeros.» (Jeremías 30:8)

Aprende por favor y no lo olvides nunca. Un yugo es un elemento que se coloca en el cuello para obligar a caminar hacia donde quien lo ha colocado desea. Incluso, puede torcer a la misma cabeza si se lo propone. Dios lo va a quebrar en este tiempo. Y con eso librará a sus hijos amados de sus ataduras. ¿Ataduras? ¿Qué ataduras podrían tener sus hijos verdaderos como no fueran diabólicas? Ataduras con la religión, algo mucho peor. Porque aquí dice que esa esclavitud a la que los hijos de Dios están expuestos y víctimas, es de los extranjeros. ¿Y que es un extranjero? Alguien que vive en una nación pero su ciudadanía pertenece a otra. Algo así como gente que vive en la nación santa, linaje escogido y pueblo llamado por Dios y son ciudadanos de otro reino.

▲arriba

 

[22]

«Además, al introducir a su Primogénito en el mundo, Dios dice: Que lo adoren todos los ángeles de Dios.» (Hebreos 1:6)

Ten en cuenta esto: la adoración divina sólo es posible cuando hay gloria, majestad e imagen de Dios. En otros sectores de la Escritura se nos deja muy claramente establecido que los ángeles no son pasibles a la adoración. Porque, si bien pueden portadores de la gloria, de la majestad y hasta de la imagen de Dios, no son poseedores de ella, sólo mensajeros. Pero sí se faculta o financia la adoración del Hijo, y esto no es ninguna casualidad, es un decreto. Que además da por tierra con muchas tesis elaboradas por hombres supuestamente sabios y entendidos que todavía vacilan en adjudicarle a Cristo la deidad que le corresponde como Hijo de Dios encarnado. Lo es y Dios mismo reclama la adoración básica para Él.

▲arriba

 

[23]

«Pero Acaz respondió: No pondré a prueba al Señor, ni le pediré nada.» (Isaías 7:12)

Ya lo has leído antes. Dios le ofrece a Acaz una señal para que él pueda corroborar que las cosas provienen de Él mismo. La enorme pregunta que podríamos hacernos los unos a los otros, aquí, leyendo esto, sería: ¿Qué harías tú si Dios te propusiera algo así para confirmar algo tuyo, personal y esperado? Hay todo un enorme abanico con las cosas que podríamos hacer. Y entre ellas, como una sola de ellas, la que hace Acaz. Él rechaza esa señal y decide ser obediente al antiguo mandato dado por Jehová para todos sus hijos desde lo que leemos en el libro de Habacuc: que el justo por la fe vivirá, lo que quiere decir que no andará por vista y que, llegado el caso, podrá hasta rechazar ser iluminado por vista para seguir en plena obediencia aceptando ser revelado por fe.

▲arriba

 

[24]

«En su enojo los reprende, en su furor los intimida y dice: he establecido a mi rey sobre Sión, mi santo monte.» (Salmo 2:5-6)

Habla de Cristo. Cristo Rey. Es mucho más que el nombre de un establecimiento educativo confesional. Es una realidad de la que muchos sinceros y fieles creyentes aún no parecerían estar enterados. Han deglutido el poema miserable del “Jesusito pobre” que se nos ha vendido como justificativo para la pobreza y, por ende, para aquellos que la financian con sus sistemas económicos de usura y estafa. 1) no es así. No existe ningún pobre Jesusito, ya que el hombre de carne y hueso salió de una familia que tenía base de sustento en un oficio y no en el pedir limosna. Así que si vas a ser imitador de Cristo, no vas a poder vivir de un modo distinto a como viviría un rey, porque Él es eso: Rey de Reyes y señor de Señores.

▲arriba

 

[25]

«Ya que Dios, en su sabio designio, dispuso que el mundo no lo conociera mediante la sabiduría humana, tuvo a bien salvar, mediante la locura de la predicación, a los que creen.» (1 Corintios 1:21)

Vamos por partes: Dios ha dispuesto que tú no vas a ser salvo por méritos de la sabiduría de alguien. Deja ya de adorar a ese hombre o a esa mujer, que podrán ser muy buenos ministros, pero no son los responsables de tu salvación. Esa responsabilidad corresponde a la predicación. Pero no a esa predicación sobria, armada, ortodoxa y rica en exegética o hermenéutica, sino a la otra, a la predicación “loca”, que nace desde lo profundo del predicador sin que ni siquiera él mismo tenga noticias de su presencia, como sucede siempre que es el Espíritu Santo el que toma el control, el dominio y la autoridad de aquellos que están en obediencia. Y una letra final que despoja cualquier duda con respecto a ritos, tradiciones o costumbres. Son salvos los que creen.

▲arriba

 

[26]

«Servirán al Señor, su Dios, y a David, a quien pondré como su rey.» (Jeremías 30:9)

Cuando Dios puso un rey, aspiraba a que su pueblo, que ya estaba sirviéndole a Él, también lo hiciera con ese rey. En ese sentido está escrito aquello de sujetarse a las autoridades, esto es: cuando son puestas bajo la voluntad de Dios. Lo que sucede es que elegir autoridades con la dirección de Dios, es algo que ha quedado absolutamente fuera de toda costumbre, aún en los países que dicen ser cristianos. De allí que, desde entonces, esa sujeción todavía reclamada por muchos oportunistas, ha quedado fuera de toda obligatoriedad. De la misma manera que la que tiene que ver con líderes o con esposos. Sólo se entiende, comprende y justifica una sujeción a aquel que a su vez está sujeto a la autoridad divina. De otro modo, fue, es y seguirá siendo esclavitud a hombre a la cual ningún hijo de Dios está sometido.

▲arriba

 

[27]

«En cuanto a los ángeles dice: El hace de los vientos sus ángeles, y de las llamas de fuego sus servidores.» (Hebreos 1:7)

¿Por qué dice que hace a los ángeles de los vientos, sino porque esos vientos tienen que ver con su propio Espíritu? Los ángeles son, definitivamente, espíritus carentes de cuerpos físicos, lo cual los hace invisibles al ojo humano natural. Sólo en los casos en que Dios así lo dispusiera, Él permitió que ciertos ángeles tomaran figura de hombres, tal como lo podemos ver en el relato de la resurrección de Jesús junto a su sepulcro. Pero también son servidores, y aquí se emparienta ese servicio con llamas de fuego. ¿Por qué razón? Porque la llama de fuego es el elemento purificador y el servicio al Reino, en la mayor parte de los casos, también.

▲arriba

 

[28]

«Entonces Isaías dijo: ¡Escuchen ahora ustedes, los de la dinastía de David! ¿No les basta con agotar la paciencia de los hombres, que hacen lo mismo con mi Dios?» (Isaías 7:13)

Escucha: Tú, si lo deseas, puedes seguir buscando libros, artículos, sermones grabados de otras personas o lo que te parezca mejor para armar tus mensajes y predicaciones, pero debo decirte que, a mi juicio, en este texto que terminas de leer, está el mensaje más breve, sintético, contundente y preciso para este tiempo. ¿Sabes en cuántos púlpitos de cuántos templos de cuántos sitios de cuántas naciones habría que repetir textualmente las palabras de Isaías? ¡Qué sería de nosotros si no fuera por la enorme misericordia, la infinita paciencia y la inigualable gracia de Dios! ¡Cuánto hemos jugado con sus cosas más santas! ¡Qué manera de agotar su santa paciencia! ¡Qué sería de nosotros si Él reaccionara como a esos hombres a los que también les agotamos sus paciencias!

▲arriba

 

[29]

«Yo proclamaré el decreto del Señor: Tú eres mi hijo, me ha dicho; hoy mismo te he engendrado.» (Salmo 2:7)

Primer punto: esto es un decreto. Un decreto es un documento gubernamental que establece una normativa que, suceda lo que suceda y en tanto y en cuanto no se derogue por otra autoridad similar, permanece vigente. El decreto dice que TÚ (Y ese "tú" abarca hombre, mujer, niño, anciano, blanco, negro, amarillo, esclavo, libre, etc.) eres su hijo (ahora adoptivo) y que Él te ha engendrado Hoy. Y quien emite ese decreto es el Rey que está por encima de todos los reyes del planeta. Por tanto, no aparecerá jamás un rey con la misma autoridad que nuestro Dios, que pueda derogar ese decreto. Y cada día, en cada lugar del mundo, alguien oirá estas palabras divinas. Y si las acepta, las cree y las pone por obra, allí es donde será Más que Vencedor.

▲arriba

 

[30]

«Los judíos piden señales milagrosas y los gentiles buscan sabiduría, mientras nosotros predicamos a Cristo crucificado. Este mensaje es motivo de tropiezo para los judíos, y es locura para los gentiles, pero para los que Dios ha llamado, lo mismo judíos que gentiles, Cristo es el poder de Dios y la sabiduría de Dios.» (1 Corintios 1:22-24)

Si un judío, en la tipología que hemos encontrado en decenas de textos, tiene que ver con un cristiano, aquí lo que se nos está diciendo es que cada uno de nosotros busca, preponderantemente, señales, milagros, cosas sobrenaturales de las cuales poder gozarnos. Mientras tanto, el mundo hasta hoy incrédulo, que es lo que aquí encontraremos como gentiles, busca sabiduría, lo cual parece mucho más atinado e inteligente. Ahora bien, si esto es así: ¿Quiénes son los que predican a Cristo crucificado? Los creyentes auténticos, los que forman parte del Remanente Santo de Dios. Los que no han doblado sus rodillas delante de los baales de Babilonia. La gran pregunta, entonces, será: ¿Quién los oirá? O más, aún: ¿Quién les creerá?

▲arriba

 

[31]

«No temas, Jacob, siervo mío; no te asustes Israel afirma el señor-, a ti, Jacob, te libraré de ese país lejano; a tus descendientes los libraré del exilio. Volverás a vivir en paz y tranquilidad, y ya nadie te infundirá temor.» (Jeremías 30:10)

¿Por qué el Señor le dice esto a Jacob? Porque, indudablemente, antes de este tiempo, Jacob había estado viviendo sin paz, con intranquilidad, temor y, esencialmente, en algo llamado como "exilio". ¿Qué es un exilio? Es una manera obligada para alguien de vivir fuera de su país de origen por alguna causa que mayoritariamente suele ser política. ¿Es demasiado aventurado imaginar como exilio a hijos de Dios viviendo en Babilonia? ¿No resulta coherente sumarle a esta imaginación, el hecho de que mucha de la gente que vive en Babilonia lo hace con intranquilidad, temor y falta de paz permanente? El Señor librará a su pueblo de eso, dice la Palabra, y lo creemos. ¿Cuándo? No ha sido dicho: ¿En este tiempo? Resulta tan coherente como lo demás suponerlo.

Jun-06 < ir al índice arriba > Ago-06

Administrador Web: Francisco Lau

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: palabradevida_05@yahoo.com.mx / info@enlacebiblico.com.ar

Sitio Web "Palabra de Vida": http://www.enlacebiblico.com.ar

Ministerio "Palabra de Vida" - Iglesia "Cristo Viene"

El Manzano, Km 6 vía Río Claro, entrada frente al Club Chino

Barquisimeto 3001, Edo. Lara, Venezuela

Alojamiento (Hosting) provisto por: - www.omegaws.net

Foto de fondo original de Francisco Lau

Creada 01/07/06 - Actualizada 01/08/2007

Visita Nº desde el 13/08/2006