"Palabra de Vida"

Biblioteca Bíblica en Línea

Ministerio "Palabra de Vida"

Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela

Correo-E: palabradevida_05@yahoo.com.mx 

 

"Cristo es el Camino, la Verdad
 y la Vida".

Estudios, Mensajes, Pensamientos y Reflexiones sobre la Palabra de Dios. 

"Hacia la Salvación de Toda la Humanidad". 

 Inicio  |  Índice  |  Presentación  |  Biblia  |  Biblia Electrónica  |  Lectura Bíblica

Enlace Bíblico  |  Devocionales  |  Reflexión  |  Doctrina  |  Estudios  |  Juan  |  Profecía

Prédicas  |  Educación  |  Discipulado  |  Células  |  Misiones  |  Guerra Espiritual

Sanidad  |  Bendición  |  Siembra-Cosecha  |  Sectas  |  Familia  |  Jóvenes  |  Niños

Ambiente  |  Salud  |  Directorios  |  Ministerios  |  Enlaces  |  Recursos  |  Patrocinio

Libro de Visitas  |  Foro de Visitas

 

Palabra del Día

Néstor Martínez

 

 Octubre 2005

Nov-04 | Dic-04 | Ene-05 | Feb-05 | Mar-05 | Abr-05 | May-05 | Jun-05 | Jul-05
Ago-05 | Sep-05 | Oct-05 | Nov-05 | Dic-05 | Ene-06 | Feb-06 | Mar-06 | Abr-06

May-06 | Jun-06 | Jul-06 | Ago-06 | Sep-06 | Oct-06 | Nov-06 | Dic-06 | Ene-07
Feb-07 | Mar-07 | Abr-07 | May-07 | Jun-07 | Jul-07 | Ago-07

======================

Tiempo de Victoria / Palabra del Día

Devocional disponible en el sitio Tiempo de Victoria sólo durante un día

Ir a índice

 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15

 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30  | 31

 

[01]

"Esta es la historia de la creación de los cielos y la tierra. Cuando Dios el Señor hizo la tierra y los cielos, aún no había ningún arbusto del campo sobre la tierra, ni había brotado la hierba, porque Dios el Señor todavía no había hecho llover sobre la tierra ni existía el hombre para que la cultivara." (Génesis 2:4-5)

Hay una concepción científica del evangelio y la historia de la creación que propone la idea de que si el hombre no existiera, la naturaleza seguiría su curso no sólo normal, sino mejorado, ya que se vería libre – aseguran -, de una presencia que no ha hecho otra cosa que arruinarla. En parte es bien intencionada esta idea y en parte, también, tiene su cuota de razón, ya que el hombre secular ha sido y parece que seguirá siendo un depredador más de la obra creadora de Dios. Sin embargo, aquí hay una perla que merece ser vista con atención para evitar hablar superficialidades como verdades absolutas. Dice que no había hierba ni arbusto en ese momento por dos razones específicas y concretas: falta de lluvia y ausencia de hombre. ¿Qué quiere decir esto? Que la naturaleza no es una creación marginada de nosotros, sino para nosotros. Que conste.

▲arriba

 

[02]

"El primer día de la semana, muy de mañana, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue al sepulcro y vio que habían quitado la piedra que cubría la entrada." (Juan 20:1)

Imagina, por favor, esta escena. Una mujer de las muchas que habían asistido a la crucifixión. Una mujer que en vida, Jesús había bendecido enormemente con un perdón y una restauración que ella no podía ni soñar por parte de la estructura religiosa tradicional. Una mujer que creía un deber acompañar lo que ella esperaba fuera un cadáver hasta sus últimas consecuencias terrenales. Esa mujer, llegada a la puerta del sepulcro, observa que la enorme piedra que lo clausuraba, está movida. ¿Qué puede haber pensado? ¿Qué habrías pensado tú si te hubieras encontrado en su situación? Es demasiado sencillo evaluar las incredulidades de aquellos antiguos con toda la historia en nuestras manos, pero muy complejo reconocer y evaluar nuestras propias incredulidades actuales con toda la historia conocida.

▲arriba

 

[03]

"El Señor dice: las hijas de Sión son tan orgullosas que caminan con el cuello estirado, con ojos seductores y pasitos cortos, haciendo sonar los adornos de sus pies." (Isaías 3:16)

Quiero, varón, mujer, que hagas trabajar tu imaginación respecto a este texto. ¿Es, acaso, una condición singular, globalizada y abarcativa la que Dios nos da aquí respecto a las formas de manifestación del orgullo? Parecería ser que sí. El cuello estirado es mirando a todos como por encima; lo hemos visto demasiado. Los ojos seductores, como cargados de lujuriosas promesas, son los mayoritariamente usados por las diferentes "jezabeles" para cautivar y luego influir a prominencias varias. Los pasitos cortos, de alguna manera, -y toda mujer lo sabe-, realza notablemente sus formas. Es el paso generalmente adoptado por las modelos. ¿Y quienes, dice, que se comportan así? Las orgullosas, claro está. ¿Y adónde están esas orgullosas? En Sión. ¿Y qué es Sión en la tipología bíblica? Acertaste. La iglesia. ¡Oh!

▲arriba

 

[04]

"En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, es cierto que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, mientras que el amor edifica." (1 Corintios 8:1)

Fíjate que incongruencia encontramos aquí entre la Palabra de Dios y nuestras prácticas habituales. ¿Qué es lo que mayormente le exigimos a todos aquellos que desean ministrar en la iglesia? Que se preparen, que hagan diferentes institutos y seminarios creados para adquirir todo el conocimiento que, sostenemos, es "necesario" para ministrar. ¿Y qué conseguimos? Conocimiento. ¿Y qué problema nos trae luego? Vanidad. Gente que supuestamente sale a los púlpitos a hablar sobre "la humildad de los creyentes", mientras que en sus fueros íntimos, comienzan a mirar a los que no han adquirido sus mismos conocimientos por encima de sus hombros. La consecuencia de esto es carencia total de amor y, por ende, tal cual se dice aquí, ausencia de edificación para el cuerpo de Cristo.

▲arriba

 

[05]

"No obstante, salía de la tierra un manantial que regaba toda la superficie del suelo." (Génesis 2:6)

Este pequeño pasaje tiene dos connotaciones. Una, la meramente histórica, si es que quieres llamarla así. Es la que dice que en el principio de la creación y cuando aún no había llovido sobre la tierra, ésta se mantenía húmeda por causa de estos manantiales que, evidentemente, habían sido creados antes que las nubosidades posteriores. La otra connotación es netamente espiritual. ¿Qué es un manantial? Algo que brota desde el interior de la tierra hacia fuera, beneficiándola con su producción. Así es la vida humana. De lo que brota de nuestro interior se alimentará y desarrollará nuestra existencia. Fuera de Dios, ya lo estamos viendo en la historia de la humanidad. Con Cristo, toda su riqueza, su carácter, su amor, su poder y su estado de divinidad permanente.

▲arriba

 

[06]

"Así que fue corriendo a ver a Simón Pedro y al otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: ¡Se han llevado del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde lo han puesto!" (Juan 20:2)

Esta es María Magdalena luego de comprobar que el sepulcro donde habían dejado a Jesús luego de bajarlo de la cruz, está vacío. Entonces cada uno de nosotros pone cara de religioso con conocimiento y dice algo así como: ¡Pero por favor! ¿No recordaba esta mujer que Él había predicho que resucitaría? ¿Tanto le costaba creerlo, que eligió pensar que se lo habían llevado otras personas? ¡Claro! Con todas tus Biblias de estudio en las manos, es sencillo. Pero quisiera haberte visto a ti, en aquel tiempo y bajo aquellas circunstancias, para ver cuál hubiera sido tu primer pensamiento y tu posterior reacción. Si hoy mismo, conociendo y creyendo todo esto, actúas como si fuera todo una historieta para niños y viejas. La incredulidad es un mal de nuestra carnalidad. En aquel y en este tiempo.

▲arriba

 

[07]

"Por eso el Señor cubrirá de sarna la cabeza de las hijas de Sión; el Señor las dejará completamente calvas." (Isaías 3:17)

Los teólogos del planeta han pretendido ver aquí decenas de interpretaciones diferentes. No vamos a desacreditar ninguna, ya que en cada tiempo, espacio y lugar, Dios se ha complacido de conservar una esencia pero alterando sus contenidos. De allí que toda interpretación para este relato, es aceptable y aceptada. Sin embargo, a nadie se le puede escapar que el fundamento básico de lo que Dios le hará a las orgullosas miembros de la iglesia, tiene que ver esencialmente con su humillación. Porque el cabello, en la mujer, es básico para su atractivo estético. Pero hay algo más: ¿Recuerdas lo que dice del cabello en la mujer? Dice que es su cobertura. Al raparlo, ¿No les está diciendo que las deja libradas a su suerte por el simple hecho de haber caído en falsos orgullos? Atención: está hablando con la iglesia, no con el mundo.

▲arriba

 

[08]

"El que cree que sabe algo, todavía no sabe como debiera saber." (1 Corintios 8:2)

Cuando paso por este versículo, no puedo evitar recordar como, en un momento dado de mi vida, me ministró con un violento "coscorrón" que me hizo regresar a una realidad de la cual me había disparado. El conocimiento que el Señor mismo me había hecho llegar (En un próximo trabajo a publicar en la Web lo cuento con más detalle), no sólo me había envanecido un tanto, sino que me había hecho pensar que el evangelio, para mí, ya no tenía secretos. Un día me encontré orando al Señor y dándole gracias por todo "lo que sabía". En mi mente se dibujó casi instantáneamente esta Primera Corintios Ocho Dos. No recordaba haberlo leído antes, así que di por sentado que era mandato de Dios. Leerlo y quebrarme de vergüenza y humillación, fue todo una misma cosa. Todavía hoy sigo dando gracias, pero no ya por "lo que sé", sino por la tremenda misericordia de mi Señor para no aplastarme como a una cucaracha vanidosa e insoportable.

▲arriba

 

[09]

"Hijo mío, pon atención a mi sabiduría y presta oído a mi buen juicio, para que al hablar mantengas la discreción y retengas el conocimiento." (Proverbios 5:1-2)

Uno de los más altos valores que el creyente debe poseer y que lamentablemente no sucede mayoritariamente así, es el de la Discreción. Aquí se nos dice que ello es producto de un buen juicio (Discernimiento) y sabiduría de Dios, no humana. Y que sirve no sólo para conducirse debidamente dentro del propio pueblo, sino además como método y fórmula para retener el conocimiento que tengamos. Es frecuente que un secreto que un hermano le cuenta confidencialmente a otro buscando ayuda o consejo, sea en un par de días la comidilla de toda la iglesia por causa de la falta de discreción de aquel que fue receptor de la confidencia. Ser transparentes es uno de los problemas más serios que los cristianos afrontan en este tiempo, ya que les produce no pocos inconvenientes a partir de ser defenestrados por cuestiones que debían quedar en reserva para su solución. ¿Lo peor? Que en muchos casos son los propios líderes los que no poseen esa discreción mínima.

▲arriba

 

[10]

"Y Dios el Señor formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente." (Génesis 2:7)

Ya ha quedado dicho que lo que Dios forma, en primera instancia, es el cuerpo, la carne de ese hombre. Un cuerpo despatarrado y fláccido por carencia de vida. Una vida que comienza a manifestarse cuando el Señor sopla en la nariz de su reciente creación, lo que aquí se denomina "hálito de vida", que no fue otra cosa que el espíritu humano. Con la fusión producida entre ese cuerpo de carne y ese espíritu humano, aparece el alma. Por lo tanto, todo hombre (Creyente o no), tiene alma y espíritu humano. El resto de su vida será marcada por su decisión fundamental: la vivirá conforme a los dictados de ese espíritu humano y de esa alma, (casi siempre esclavos del cuerpo) o ¿dejará que su espíritu humano se llene del Santo Espíritu de Dios aceptando el sacrificio de Jesús en la cruz?

▲arriba

 

[11]

"Pedro y el otro discípulo se dirigieron entonces al sepulcro. Ambos fueron corriendo, pero como el otro discípulo corría más aprisa que Pedro, llegó primero al sepulcro." (Juan 20:3-4)

Hay que apelar a ciertos historiadores de la época par entender este texto. Del grupo que acompañaba a Jesús en su ministerio terrenal, Pedro, era el mayor. Andaba oscilando por los treinta años de edad. Juan, por el contrario, que es el discípulo que no se menciona aquí que acompañaba a Pedro, era el menor. Y dicen los historiadores que no tenía más de quince años de edad. Esto deja en evidencia el por qué de la diferencia en velocidad a la hora de correr. Porque se ha llegado a decir, en el colmo y sumum de las conjeturas hipotéticas, que Pedro era un comilón y que por causa de los kilos de más que tenía, no podía correr con velocidad. Es obvio que aquí se está hablando de otra cosa.

▲arriba

 

[12]

"En aquel día, el Señor arrancará todo adorno: hebillas, diademas, broches, pendientes, pulseras, velos, pañuelos, cadenillas de los pies, cinturones, frasquitos de perfume, amuletos, anillos, argollas para la nariz, ropas de gala, mantos, chales, bolsos, espejos, telas finas, turbantes y mantillas." (Isaías 3:18-23)

Debemos ser claros. No se trata, como sería la aspiración de un legalista literalista a ultranza, de implementar una estricta prohibición para todos y para cada uno de estos elementos descritos aquí. Porque en ese caso, fíjate la rara paradoja, entre todos estos elementos decorativos, habría que prohibir, también, el uso de mantillas. Y hay templos de ciertas denominaciones, donde la mujer si no se coloca sobre su cabeza una mantilla, no puede participar del culto. ¿Te das cuenta? De lo que sí está hablando el Señor aquí, es de la insostenible importancia que la mujer en la iglesia puede darle a lo externo. Para que nadie se confunda y crea que cada domingo es un día ideal para una especie de desfile de modas o de elementos de adorno exterior.

▲arriba

 

[13]

"Pero el que ama a Dios es conocido por él." (1 Corintios 8:3)

Sería un tremendo error de nuestra parte tomar con ligereza este texto. Sería un error suponer que por el simple hecho de asistir regularmente a una congregación cristiana, estar en "buena comunión" con su pastor (Eso es lo que generalmente se dice cuando se habla de un miembro de una iglesia que solicita algo de la organización) y ejercer algún cargo o posición dentro de ella. Porque aquí no se está hablando de un cristianismo nominal, sino de un sentir genuino hacia un Dios invisible y Todopoderoso. Dios te conoce mi hermano, hermana, sólo que pide una condición: que le ames. ¿Le amas? ¿De verdad? Sí así fuera, todas las cosas te ayudarían a bien. Porque este también es un concepto tomado con ligereza. A los únicos a los que todas las cosas les ayudan a bien, son aquellos que aman a Dios. Y también son los únicos a quienes Él conoce. A los demás, "nunca los conocí, hacedores de maldad..."

▲arriba

 

[14]

"De los labios de la adúltera fluye miel; su lengua es más suave que el aceite. Pero al fin resulta más amarga que la hiel y más cortante que una espada de dos filos." (Proverbios 5:3-4)

Sería muy prudente averiguar por qué es la adúltera (en femenino) la que se coloca aquí como ejemplo y no el adulterio como hecho común a los dos sexos. Fuera de cualquier hipótesis relacionada con el machismo natural de aquella época, es notorio que la conquista que nace desde el hombre, siempre tiene las limitaciones obvias de la aceptación o no por parte de la mujer. Pero la conquista que nace desde ellas, casi no encuentra resistencia, ya que el propio sentido machista con que se han formado a los varones, les impone no resistir jamás cualquier incitación al pecado. Todas estas actitudes convierten a la adúltera en verdadera manipuladora de voluntades, lo cual tiene que ver lisa y llanamente con la hechicería.

▲arriba

 

[15]

"Dios el Señor plantó un jardín al oriente del Edén, y allí puso al hombre que había formado." (Génesis 2:8)

No son pocos los hombres, atraídos por la ciencia en todas sus expresiones, que han tratado de indagar con relación a la ubicación geográfica en el planeta tierra, de este jardín, de este Edén que Dios creó para depositar allí a su máxima creación: el hombre. Inexorablemente han fallado, lo cual los ha llevado a la conclusión errónea pero muy respetada por los mismos seguidores del cientifismo, que tal Edén no existió jamás y que todo es una patraña religiosa. No pudieron ver, (porque no tienen al Espíritu Santo que se los revele), que el Edén no era un sitio geográfico, sino un ámbito espiritual. El único ámbito en el que el hombre podía compartir con Dios mismo su vida diaria. De allí es donde se "cae" el hombre cuando desobedece y peca. De otro modo, todavía andarán otros científicos tratando de ver en qué planeta cayó Adán...

▲arriba

 

[16]

"Inclinándose, se asomó y vio allí las vendas, pero no entró. Tras él llegó Simón Pedro y entró en el sepulcro. Vio allí las vendas y el sudario que había cubierto la cabeza de Jesús, aunque el sudario no estaba con las vendas, sino enrollado en un lugar aparte." (Juan 20:5-7)

Estoy seguro que, salvo que alguien te lo haya mostrado con precisión, jamás has prestado atención al detalle aparentemente nimio de que las vendas estaban enrolladas aparte del sudario. ¿Nunca te has preguntado el motivo? El sudario tiene que ver con el cuerpo de Cristo, y se encuentra en un lugar específico. Pero las vendas cubrían la cabeza, que es Cristo mismo, y como corresponde, tiene que estar aparte. Porque es símbolo y tipología de lo que debe ser la iglesia hoy. Si tu iglesia, congregación, grupo o lo que sea, tiene como cabeza a un hombre o a una organización por encima de Cristo, eso no es iglesia, es Babilonia. Y si el poder que se mueve es el económico, el político o cualquiera que no sea el del Espíritu Santo, no es iglesia, es Club Religioso.

▲arriba

 

[17]

"Habrá pestilencia en vez de perfume, soga en vez de cinturón, calvicie en vez de peinado elegante, ropa de luto en vez de trajes lujosos, vergüenza en vez de belleza." (Isaías 3:24)

Creo que no nos puede caber ninguna duda que Dios nos conoce, ¿No es verdad? Sabe que a nuestras narices les duele profundamente los feos aromas, contrariamente a la voluptuosidad que nos significa un hermoso perfume. Sabe que al colocarnos un cinturón, aspiramos a dos cosas esenciales: lucir bien y estar sujetos a que no se nos resbale la ropa. Una soga jamás cumpliría ese cometido. Sabe que a pesar de que las cosas importantes están de la parte de adentro de nuestra cabeza, la calvicie siempre significa complejo, y que la fealdad estética, aunque no tenga absolutamente nada que ver con nuestro futuro espiritual, a la hora de sentir o no vergüenza, pesa notoriamente.

▲arriba

 

[18]

"De modo que, en cuanto a comer lo sacrificado a los ídolos, sabemos que un ídolo no es absolutamente nada, y que hay un solo Dios." (1 Corintios 8:4)

Sé perfectamente lo que está pasando por tu mente en el momento de leer esto: "¡Ah! ¡Cómo me gustaría que mis familiares que todavía están dentro del catolicismo romano leyeran esto y pudieran entenderlo!" Te comprendo. Creo que todos, de una u otra manera, tenemos a alguien más o menos cercano (pariente, amigo, conocido), al cual desearíamos rescatarlo de la idolatría de santos y estatuas. Sin embargo, ya he enseñado en muchas ocasiones, que cuando la Palabra habla de "ídolos", va mucho, pero muchísimo más allá de una estatua. Se refiere a "cualquier cosa" que tú pongas por delante de Dios y que, inmediatamente, se convierte en un sacrificio a algo que es indiscutiblemente un ídolo. ¿Y sabes qué? Dentro del pueblo evangélico, ese "ídolo", mayoritariamente, suele ser un ministerio...

▲arriba

 

[19]

"Sus pies descienden hasta la muerte; sus pasos van derecho al sepulcro. No toma ella en cuenta el camino de la vida, sus sendas son torcidas, y ella no lo reconoce." (Proverbios 5:5-6)

Está hablando de la adúltera, llena de manipulaciones y hechicerías que conducen a quien caiga en sus redes inexorablemente al pecado en primer término, y a la muerte espiritual y hasta física en segundo orden. Al decir que sus sendas son torcidas, se está hablando directamente de perversidad. Porque esta palabra, perversidad, tiene que ver en su esencia gramatical con un hueso que se ha salido de su forma natural y se ha torcido. Pero lo peor del caso y lo que al mismo tiempo lo hace todavía mucho más peligroso, es que las personas que transitan por estas sendas torcidas y pecaminosas, no lo reconocen, no pueden verlo, están enceguecidas por el dios de este sistema del cual se habla en Corintios.

▲arriba

 

[20]

"Dios el Señor quiso que creciera toda clase de árboles hermosos, los cuales daban frutos buenos y apetecibles. En medio del jardín hizo crecer el árbol de la vida y también el árbol del conocimiento del bien y del mal." (Génesis 2:9)

Me pregunto cuántas veces has leído esto y cuántas te han enseñado algo o predicado algún sermón utilizándolo. Pero seguramente, nunca nadie te dijo lo que voy a decirte a continuación: Dios quería que fuéramos inmortales como Él. ¿Cómo? ¡¡No, hermano!! ¡Él saca inmediatamente al hombre del Edén precisamente para que no coma del árbol de la vida y viva eternamente! Sí, pero lo hace después de su caída por su desobediencia y pecado. Pero observa aquí que antes que eso sucediera, Dios le muestra los dos árboles, y le explica las facultades de cada uno. Si el hombre, en lugar de buscar saber tanto o más que Dios a partir del árbol del conocimiento del bien y del mal, hubiera optado por el de la vida, hubiese tenido eternidad y vida dependiente a su creador.

▲arriba

 

[21]

"En ese momento entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; y vio y creyó." (Juan 20:8)

La próxima vez que algún incrédulo inconverso te reclame que muestres el poder de Dios en señales, milagros y maravillas; y que solamente así estará dispuesto a creer lo que le predicas, por favor, no te enojes con él ni le ofendas o insultes con duros calificativos. Aquí tienes una muestra, una prueba (y la Biblia está llena de otras), que algunos de los propios discípulos de Jesús, gente que caminaba a su lado y que había visto muchas de las cosas que Él era capaz de hacer, necesitaba seguir viéndolas para poder creer. Juan sabía que Jesús iba a resucitar porque Él así lo había dicho; pero necesitó ver el sepulcro vacío y todo desparramado para poder creer. ¿Qué necesitarás tú, hoy, para creer en la bendita Palabra?

▲arriba

 

[22]

"Tus hombres caerán a filo de espada; y tus valientes, en el campo de batalla." (Isaías 3:25)

Cuando nos enseñan que el nombre de Dios en la antigüedad era "Jehová de los ejércitos", deberíamos darnos cuenta que el evangelio, en mayor o menor medida y en una u otra situación, es una guerra semi permanente en la cual, lo creas o no, estás involucrado. El día que tú te entregas a Jesucristo, lo aceptas como Salvador personal tuyo y lo conviertes por decisión voluntaria en Señor de tu vida, se te entrega un simbólico e invisible uniforme de combate. Es suficiente eso para que el enemigo agazapado, ni bien te vea, practique puntería con sus armas sobre ti. No interesa si tú eres un guerrero, un soldado pasivo o desertor. Él, si puede, te mata. De eso se trata una guerra: de matar o morir. En lo físico y natural, este es otro tiempo y eso ya no es necesario, pero en lo espiritual, está más vigente que nunca.

▲arriba

 

[23]

"Pues aunque haya los así llamados dioses, ya sea en el cielo o en la tierra (Y por cierto que hay muchos ‘dioses’ y muchos ‘señores’) para nosotros no hay más que un solo Dios, el Padre, de quien todo procede y para el cual vivimos; y no hay más que un solo Señor, es decir, Jesucristo, por quien todo existe y por medio del cual vivimos." (1 Corintios 8:5-6)

Este texto, en primera lectura, tiene que ver de manera directa con una aplastar cualquier idea de politeísmo humano. No importa, en verdad, en qué creas tú y cómo lo creas; lo que importa es lo que es la verdad. Y los que hemos conocido la Verdad (Que es Cristo), hemos salido de la ignorancia, en primera medida, y luego también de la esclavitud. Porque lo que te hace libre a ti, a mí y a todos los que lo deseen, no es la verdad en sí misma, sino el conocimiento de esa verdad. Porque si no la conoces, (es decir: si no tienes intimidad con ella), esa verdad puede andar girando a tu alrededor durante toda tu vida y tú jamás llegas a tocarla. Es lo mismo que la Biblia: ¿Sabes cuanta gente hay que se conoce la Biblia de un extremo a otro, pero que al mismo tiempo, jamás llegó a tocar la Palabra de Dios?

▲arriba

 

[24]

"Pues bien, hijo mío, préstame atención y no te apartes de mis palabras." (Proverbios 5:7)

Leyendo este texto no puedo menos que preguntarme si es necesario, realmente, que el Señor lo haya puesto en el libro para recordárnoslo. Verdaderamente; ¿Necesita Dios decirnos que debemos prestarle atención a sus palabras y no apartarnos de ellas? Sí, lo necesita. Porque estamos tan acostumbrados a ir cada domingo a un templo, sentarnos en sus cómodos bancos o sillones, oír extensos y elaborados sermones provistos de toda una carga de teología moralista y, luego, ni bien salimos del lugar, olvidarnos totalmente lo que hemos escuchado, que Dios nos tiene que recordar que su Palabra es para ser oída, creída y puesta por obra de manera inmediata. Claro; esto es lo relativo a Su Palabra. Sobre discurso de hombres, Dios no dice nada porque, sencillamente, Él no es culpable de que hoy sobreabunde en la iglesia.

▲arriba

 

[25]

"Del Edén nacía un río que regaba el jardín y que desde allí se dividía en cuatro ríos menores." (Génesis 2:10)

Geográficamente hay posibilidades de comprobación en cuanto a la existencia histórica de estos ríos. Pero sin embargo, a Dios esto mucho no le interesa. Lo que sí desea, es que veamos a los ríos como fuentes de vida natural emanadas de Él mismo. Y el hecho de que existan cuatro, es símbolo claro de que toda la tierra está alimentada con el agua de vida que emana de Dios mismo. Sólo que el hombre, cegado por el dios de este siglo, ambicionando cosas que Dios no ha puesto para nuestro placer, pretende igualar la autoridad del creador y, al igual que el inspirador de esta blasfemia, si es posible superarla.

▲arriba

 

[26]

"Hasta entonces no habían entendido la escritura, que dice que Jesús tenía que resucitar." (Juan 20:9)

Vamos a ver; haz una simple composición de lugar: ¿Por qué supones que ellos no habían terminado de entender esa escritura que les hablaba de la resurrección de Jesús? He escuchado decir muchas veces, a muchos supuestos maestros, que eso sucedió porque hay que entender que los discípulos, eran "gente muy rústica, torpe y bruta en su capacidad intelectual". Creo que los que son brutos son estos maestros. La incredulidad, -pues de esto se trata-, es una cuestión espiritual y no intelectual. Aquellos discípulos, pese a caminar con Jesús todo el tiempo, no habían entendido esa parte de la Escritura aún, por la simple razón de que el dios de este siglo los mantenía ciegos en esa área. Como todavía mantiene a tantos y tantos supuestos eruditos en otras cuestiones que por revelación ya hemos visto...

▲arriba

 

[27]

"Las puertas de la ciudad gemirán y se vestirán de luto; desolada, la ciudad se sentará en el suelo." (Isaías 3:26)

Es innegable que, cuando se habla de "ciudad", se está hablando, entre otras cosas, de desobediencia. No te olvides que Dios había ordenado que el hombre se repartiera en toda la extensión de los campos para poder vivir conforme al criterio y la voluntad de Dios. Dios no quería en absoluto que el hombre construyera ni se refugiara a vivir en ciudades, lejos de toda la naturaleza de la creación. Sin embargo, Caín desobedeció y, -se asegura- construyó la primera. Por lo tanto, lo que aquí se está diciendo es que las autoridades (esas son las puertas) en desobediencia, gemirán y se vestirán de luto. Y que la desolación (Que es un signo que comienza a verse en este tiempo en el marco de las desobediencias de una parte del pueblo) se enseñoreará de ellas y que "se sentará en el suelo", lo que implica que basará todo su descanso en la carnalidad de quienes la componen.

▲arriba

 

[28]

"Pero no todos tienen conocimiento de esto. Algunos siguen tan acostumbrados a los ídolos, que comen carne a sabiendas de que ha sido sacrificada a un ídolo, y su conciencia se contamina por ser débil." (1 Corintios 8:7)

Sería un rasgo de inteligencia preguntarse qué aplicación concreta y práctica puede tener este texto que, indudablemente, parecería ser que se quedó en la antigüedad aquella donde el comer o no comer era lo principal. Veamos: ¿Puede una congregación cristiana aceptar una donación producto del lavado de dinero, o de dinero proveniente del narcotráfico, por ejemplo, si está enterada de su procedencia? Yo sé que esto va a tener una respuesta diferente conforme a quien lo lea y desde qué perspectiva. Personalmente y sin sentar doctrina con esto, me inclino por buscar a Dios en oración y dejar que el Espíritu Santo sea, en cada caso, quien me guíe a toda verdad. Porque establecer conceptos y luego automatizarlos, es lo más peligroso y contraproducente que podemos hacer en el seno de la iglesia del Señor.

▲arriba

 

[29]

"Aléjate de la adúltera; no te acerques a la puerta de su casa, para que no entregues a otros tu vigor, ni tus años a gente cruel; para que no sacies con tu fuerza a gente extraña, ni vayan a dar en casa ajena tus esfuerzos." (Proverbios 5:8-10)

Si de lo que se está hablando aquí es, meramente, de la relación íntima entre un creyente y una adúltera o ramera, resulta poco menos que exagerado su resultado, ¿No lo crees? Sin embargo no lo es. No se trata de jugar con el fuego pensando que vamos a salir a tiempo. Se trata, aquí lo expresa fielmente, de alejarse mucho antes que las cosas lleven al peligro. De ni siquiera acercarse a las puertas de su casa y, mucho menos, de llegar a mayores porque, se trasluce con total claridad, ello producirá impacto en el nivel espiritual mucho más que en el natural y, al mismo tiempo, consecuencias irreparables que determinarán que alguien se pierda, lo que no es poca cosa.

▲arriba

 

[30]

"El primero se llamaba Pisón, y recorría toda la región de Javilá, donde había oro. El oro de esta región era fino, y también había allí una resina muy buena y piedra de ónice. El segundo se llamaba Guijón, que recorría toda la región de Cus. El tercero se llamaba Tigres, que corría al este de Asiria. El cuarto era el Eufrates." (Génesis 2:11-14)

No existiría un predicador, un pastor o un maestro bíblico que se atreviera a tomar este texto para llevar una enseñanza al pueblo, más allá de lo meramente histórico y sin contenido espiritual. Sin embargo, hay un punto que conviene revisar con prudencia y atención: es el que nos muestra la existencia, en el marco de estos cuatro reales pero también simbólicos ríos, de oro. El oro es reflejo concreto de la realeza del creador en primera instancia, y también de la inalterabilidad de su obra. Esto significa que, por más que el hombre se esmere (tanto el que cree como el que no cree) jamás podrá apagar la divinidad real que hay en esa obra creadora y mucho menos alterar su recorrido inexorable conforme al plan trazado.

▲arriba

 

[31]

"Los discípulos regresaron a su casa, pero María se quedó afuera, llorando junto al sepulcro. Mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro, y vio a dos ángeles vestidos de blanco, sentados donde había estado el cuerpo de Jesús, uno a la cabecera y otro a los pies." (Juan 20:10-12)

No hay enseñanza, relato o predicación sobre este texto que yo haya escuchado, que le otorgue a los ángeles la importancia que tienen en este asunto. Sencillamente se los menciona casi de manera decorativa. Los "angelitos", como se los suele llamar en la pseudo religión, sin pensar que sus fisonomías físicas (conforme a lo que la Biblia menciona de ellos) dista mucho de asemejarse a pequeños bebés voladores que arrojan pequeñas flechas a los enamorados mientras baten sus pequeñas alas, son en realidad mensajeros; gente del Reino que aparece cuando Dios necesita decirles algo diferente a los hombres. Y como leemos en Job, a veces, pueden ser los antiguos querubines y serafines que Dios menciona, pero en otros casos, "mensajeros", son hombres. Quizás, hombres que han salido con un mensaje distinto y a los que todavía nadie escucha, ni cree.

▲arriba

 

Sep-05 < ir al calendario > Nov-05

Administrador Web: Francisco Lau

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: palabradevida_05@yahoo.com.mx / info@enlacebiblico.com.ar

Sitio Web "Palabra de Vida": http://www.enlacebiblico.com.ar

Ministerio "Palabra de Vida" - Iglesia "Cristo Viene"

El Manzano, Km 6 vía Río Claro, entrada frente al Club Chino

Barquisimeto 3001, Edo. Lara, Venezuela

Alojamiento (Hosting) provisto por: - www.omegaws.net

Foto de fondo original de Francisco Lau

Creada 01/10/2005 - Actualizada 01/08/2007

Visita Nº desde el 01/09/2006