"Palabra de Vida"

Biblioteca Bíblica en Línea

Ministerio "Palabra de Vida"

Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela

Correo-E: palabradevida_05@yahoo.com.mx 

 

"Cristo es el Camino, la Verdad
 y la Vida".

Estudios, Mensajes, Pensamientos y Reflexiones sobre la Palabra de Dios. 

"Hacia la Salvación de Toda la Humanidad". 

 Inicio  |  Índice  |  Presentación  |  Biblia  |  Biblia Electrónica  |  Lectura Bíblica

Enlace Bíblico  |  Devocionales  |  Reflexión  |  Doctrina  |  Estudios  |  Juan  |  Profecía

Prédicas  |  Educación  |  Discipulado  |  Células  |  Misiones  |  Guerra Espiritual

Sanidad  |  Bendición  |  Siembra-Cosecha  |  Sectas  |  Familia  |  Jóvenes  |  Niños

Ambiente  |  Salud  |  Directorios  |  Ministerios  |  Enlaces  |  Recursos  |  Patrocinio

Libro de Visitas  |  Foro de Visitas

 

Palabra del Día

Néstor Martínez

 

 Agosto 2005

Nov-04 | Dic-04 | Ene-05 | Feb-05 | Mar-05 | Abr-05 | May-05 | Jun-05 | Jul-05
Ago-05 | Sep-05 | Oct-05 | Nov-05 | Dic-05 | Ene-06 | Feb-06 | Mar-06 | Abr-06

May-06 | Jun-06 | Jul-06 | Ago-06 | Sep-06 | Oct-06 | Nov-06 | Dic-06 | Ene-07
Feb-07 | Mar-07 | Abr-07 | May-07 | Jun-07 | Jul-07 | Ago-07

======================

Tiempo de Victoria / Palabra del Día

Devocional disponible en el sitio Tiempo de Victoria sólo durante un día

Ir a índice

 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15

 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31

 

[01]

«¡Presten atención! El Señor, el SEÑOR Todopoderoso, retira de Jerusalén y de Judá todo apoyo y sustento: toda provisión de pan, toda provisión de agua». (Isaías 3:1)

Leer la Biblia de un modo literal, sin otro compromiso que el histórico o social, implica un enorme riesgo: el de no poder ver lo que Dios está haciendo hoy en su pueblo, en su iglesia. Porque Jerusalén representa a la iglesia y Judá al pueblo, tanto antes como ahora. Y aquí dice que Él va a retirar de la iglesia y de su pueblo todo apoyo y sustento. Toda provisión de pan, que es el alimento, y de agua, que es la vida. ¿Cuándo va a comenzar esto? Cuando Dios comience el juicio (Separar lo verdadero de lo falso) desde su casa. ¿Quién dijo que no ha comenzado ya? ¿Se podrá probar? Veamos: ¿Hay alimento genuino, sólido, fresco y nutritivo en la iglesia para el hambre de la oveja actual? ¿Hay vida adentro de las congregaciones, de manera tal que el mundo incrédulo ansíe venir a recibir esa vida abundante? En tu respuesta, estará o no la confirmación de lo dicho.

▲arriba

 

[02]

«Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios». (Romanos 12:1)

Lo primero que Pablo nos enseña aquí, es que no podemos vivir en plena y continua dependencia a la misericordia de Dios, aguardando que día tras día Él nos perdone nuestros pecados y faltas. Lo que sí debemos hacer es tener en cuenta esa misericordia para cuando nos sea necesaria. Donde sí debemos vivir permanentemente, es en el poder de Dios. Con relación a la ofrenda de nuestro cuerpo, no se trata – obviamente – de auto flagelación ni otras expresiones diabólicas inventadas por ciertas religiones, sino de una crucifixión de nuestras carnalidades, dando lugar en primer lugar a los requerimientos del Reino. Ese – el de alabanza -, es el único sacrificio que resulta agradable a Dios. Cualquier otro, es aborrecido porque implica un desprecio al que Jesús efectuó en la cruz.

▲arriba

 

[03]

«La respuesta amable calma el enojo, pero la agresiva echa leña al fuego». (Proverbios 15:1)

Esto es decididamente cierto. Quien quiera que esté leyendo esta palabra, hoy, y alguna vez haya pasado por una experiencia como la que se menciona aquí, sabrá que lo que la Biblia está diciendo es estrictamente veraz. Claro; para que pueda darse esa circunstancia, es necesario ser un creyente genuino y no meramente nominal o descriptivo. ¿Por qué? Porque solamente un creyente genuino porta en su interior la presencia del Espíritu Santo de Dios, única presencia en el interior del hombre capaz de prodigarle el suficiente dominio propio como para no reaccionar de manera agresiva echando leña al fuego de la contienda que, en último de los casos, siempre tendrá un final perjudicial para todas las partes.

▲arriba

 

[04]

«Ya se acerca el gran día del Señor; a toda prisa se acerca. El estruendo del día del Señor será amargo, y aún el más valiente gritará». (Sofonías 1:14)

Le has prestado debida atención alguna vez a este texto? Ya sé que el libro de Sofonías no es, precisamente, el que una enorme mayoría utiliza como devocional diario, pero así y todo: ¿Alguna vez has leído este pasaje bajo una óptica realista y concreta? Porque si lo has leído, o lo has enseñado, o incluso hasta de pronto lo has predicado, sabes muy bien que no podrás en modo alguno excusarte cuando ese día preanunciado llegue. Día grande y tremendo, pero que no es ni debe ser temido por ninguno que tenga en claro estar en el lugar en el que Dios quiere que esté. Sí, por el contrario, deberán temer y mucho aquellos que no estén haciendo la voluntad de Dios o, lo que es mucho peor, estar enfrentados con ella. Porque no habrá manera de evadirlo, no habrá manera de atenuarlo ni habrá valiente que no sienta ese temor que solamente las cosas de Dios pueden producir cuando se trata de juicio. Y no falta tanto; dice que ‘a toda prisa’ se acerca.

▲arriba

 

[05]

«Él retira al valiente y al guerrero, al juez y al profeta, al adivino y al anciano, al capitán y al dignatario, al consejero, al artesano experto y al hábil encantador». (Isaías 3:2-3)

Si tú crees que todo lo que dice aquí tiene que ver con creyentes, lamentablemente no has entendido. Viene hablando de Jerusalén y Judá, que es como decir: de la iglesia y el pueblo, pero lo hace separando habitantes de ambas. En la iglesia está el valiente, el que no le teme al diablo ni al asalariado; también está el guerrero, el que no se amilana por ningún ataque y pelea la buena batalla; está el juez que, en Cristo, podrá juzgar hasta los ángeles; está el profeta, a quien Dios ha levantado para bendición y gloria de Su nombre. Conjuntamente, también está el adivino, que pretende hacer lo mismo pero desde el ocultismo, el anciano y su sabiduría, el capitán y su valor; el dignatario que sólo puede mostrar títulos, el consejero sabio, el artesano que fabrica ídolos falsos y el encantador, que en muchos sitios es confundido con alguien "con ángel" o con "carisma". Trigo y Cizaña, juntos.

▲arriba

 

[06]

«No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta». (Romanos 12:2)

Qué bueno sería poder vivir todos nuestros días conforme a una voluntad de Dios buena, perfecta y agradable, ¿No te parece? Y bien; este texto te está diciendo que puedes lograrlo con un mínimo de esfuerzo. Sólo dejando que tu mente se renueve conforme a su palabra. Te estarás preguntando cómo es que no has podido conseguirlo todavía, ¿No es asÍ? Simple: porque no has renovado tu mente conforme a lo que Dios está diciéndole HOY a su pueblo, sino que la has mantenido cristalizada en los dictados de tu doctrina denominacional, que en muchos casos sostiene que Dios no ha vuelto a hablarle nada más a su pueblo. ¿Y entonces qué has hecho? Exactamente lo que aquí se te dice que no hagas: te has amoldado al mundo actual.

▲arriba

 

[07]

«La lengua de los sabios destila conocimiento; la boca de los necios escupe necedades». (Proverbios 15:2)

Qué bueno es invertir nuestro tiempo oyendo las palabras de gente con sabiduría, ¿no es así? Qué contraproducente es, -por el contrario- perderlo oyendo necedades producto de mentes necias. Tenemos la capacidad intelectual dada por Dios a toda su creación para definir una cosa y la otra, pero si por alguna causa ésta se atrofiara o se entorpeciera, ser auténticos y genuinos hijos de Dios, y por consecuencia, estar llenos del Espíritu Santo, nos proporciona el suficiente discernimiento como para verlo con claridad. Por eso no se puede entender cómo, en algunos lugares y con una total y absoluta confusión, es tanta la gente que invierte un día por semana en oír necedades mientras las palabras de los sabios no son bienvenidas...

▲arriba

 

[08]

«Día de ira será aquel día, día de acoso y de angustia, día de devastación y ruina, día de tinieblas y penumbra, día de niebla y densos nubarrones». (Sofonías 1:15)

Es muy curioso, pero solamente algunos llamados "fantasiosos" del evangelio han creído ver en este texto, (y en tantos otros de similares características), indicadores de un suceso que no tiene absolutamente nada que ver con lo climático, con lo literal y lo físico. La mayoría de las escuelas de interpretación bíblica (no sé quien, -salvo el Espíritu Santo de Dios que es un ser sobrenatural-, puede tener la autoridad divina para avalar esa clase de "escuelas") han tomado este y otros pasajes similares, desde la concepción enteramente literal. Y si bien eso tiene coherencia desde el acoso y la angustia, ya comienza a tomar otro rumbo cuando se habla de devastación y ruina. Yo no digo que algo de eso no pueda ser posible o real, pero no puedo evitar preguntarme: ¿Vamos a salir al mundo secular e incrédulo, a decirle que en corto plazo vendrá un evento que prácticamente dejará el planeta en ruinas, y a eso llamarle "evangelio" que como todos sabemos, significa "buenas nuevas"?

▲arriba

 

[09]

«Por esto, ya que por la misericordia de Dios tenemos este ministerio, no nos desanimamos». (2 Corintios 4:1)

Me pregunto cuántos ministros del señor leen esta palabra diariamente. Quienes quieran que sean, donde quiera que se encuentren y cualquiera sea sus ministerios, esta es una palabra clave para sus y nuestras vidas. Porque quien esto escribe también es un ministro del Señor, y la contundencia de las afirmaciones que Pablo realiza aquí, le caben del mismo modo que a todos los demás. Por eso usaré la primera persona aunque también tenga que ver contigo. Soy un ministro del Señor gracias a su misericordia, no a mis méritos. Él ha sido quien me ha levantado, no un afamado y notable grupo de teólogos cabezas denominacionales. Y porque es así, cuando llegan momentos de lucha, infortunio o batallas de oposición ministerial, es que no nos desanimamos, seguimos siempre adelante con los ojos fijos en Jesús, y como mirando al invisible. De otra manera es imposible lograrlo, ¿Lo sabías?

▲arriba

 

[10]

«Les pondré como jefes a muchachos, y los gobernarán niños caprichosos». (Isaías 3:4)

Observa el contexto. ¿A quienes les está diciendo esto el Señor? A la iglesia y a su pueblo, (Jerusalén y Judá). Y les dice que en este tiempo va a ponerles por "jefes" (¿Quiénes son los jefes de la iglesia?) a "muchachos", término que habla de inmadurez y falta de autoridad y que van a ser gobernados (¿Quiénes gobiernan hoy en la iglesia?) por "niños caprichosos". ¿Qué es un niño caprichoso? Alguien que por inmadurez y excesivo egocentrismo, pretende que todo lo que se hace lo tenga a él como factor central. Es decir: un niño caprichoso, (Y esto no es ninguna novedad para cualquier padre o madre), es aquel que hace girar todo lo que sucede en su medio ambiente, en derredor suyo. La pregunta, es: ¿Has visto algo parecido, en este tiempo, cerca de ti?

▲arriba

 

[11]

«Por la gracia que se me ha dado, les digo a todos ustedes: Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado». (Romanos 12:3)

Si existe una causa clásica por la cual mucha es la gente que tiene problemas, se distancia, se enoja y entra en distintas contiendas, esa causa es la vanidad de alguno o de todos los implicados. ¿Y qué otra cosa sino vanidad pura, es el hecho de tener un concepto de nosotros mismos mucho más alto que el que deberíamos tener conforme a la realidad? Si a esto lo transportamos al ámbito eclesiástico, el tema toma otras características, ya que a todo lo dicho, habrá que sumarle ahora la consiguiente hipocresía que normalmente deberá acompañar cada caso. Sólo lo espiritual terminaría con todo esto, ya que cuando realmente alguien vive conforme a lo que Dios dijera, en el espíritu, tendrá crucificado su Ego de tal modo que ni pensará cosas vanas y demasiado altas de sí mismo, ni tampoco desmerecerá a otros.

▲arriba

 

[12]

«Los ojos del Señor están en todo lugar, vigilando a los buenos y a los malos». (Proverbios 15:3)

Otro muy diferente sería el mundo que habitamos si esto que aquí está escrito hubiera sido entendido por todos. Porque tanta maldad que habita esta tierra es posible, porque aquellos que la manifiestan, suponen que nadie ni nada los descubrirá. Están convencidos que, llegado el momento, ningún juez podrá probarles sus maldades y, con la eficiencia de algún buen abogado, saldrán indemnes de cualquier problema. Pero resulta ser que también la bondad es vigilada por nuestro Dios. Eso es lo que aquí se dice. ¿Y qué significa? Significa que no podemos, -en aras de hacer cosas buenas-, irnos del camino trazado por nuestro Señor, esperando que Él esté mirando para otro lado o haga "una excepción" con nuestro comportamiento. Dios es JUSTO, entiéndelo.

▲arriba

 

[13]

«Día de trompeta y grito de batalla contra las ciudades fortificadas, contra los altos bastiones». (Sofonías 1:16)

Está hablando, -El contexto de este texto de Sofonías lo muestra claramente-, del "gran día del Señor". Y tú ya sabes que además de lo literal, que puede sobrevenir en parte, la mayoría de lo que se anuncia es espiritual. Porque anuncia batalla contra ciudades fortificadas, y si sacamos esto del contexto histórico, hoy no tiene explicación lógica, salvo el significado de "ciudad". Dios mandó al hombre a vivir en el campo. Caín, por su cuenta, construyó la primera ciudad. ¿Qué es ciudad? Símbolo de desobediencia. Desobediencia fortificada por el orgullo y la vanidad. Eso será lo que tendrá batalla. ¿Y quien batallará del lado de Dios? Las trompetas. ¿Con música será esa batalla, entonces? Ni lo sueñes. No habla de música. Trompeta, conforme a la Biblia, es palabra profética. Y esa palabra profética será la que desmoronará toda vanidad y todo orgullo humano manifestado en sus construcciones materiales.

▲arriba

 

[14]

«Más bien, hemos renunciado a todo lo vergonzoso que se hace a escondidas; no actuamos con engaño ni torcemos la palabra de Dios. Al contrario, mediante la clara exposición de la verdad, nos recomendamos a toda conciencia humana en la presencia de Dios». (2 Corintios 4:2)

No existe otra síntesis tan cerrada, concreta y perfecta con relación al evangelio que ésta. Es la hoja de ruta sobre la cual debería trabajar todo ministro de todo ministerio. Es el manual que guía este ministerio desde su inicio. Tú podrás decirme que eso no significa ninguna novedad, ya que todo el mundo sabe que las cosas son como aquí se dice. ¿Sí, eh? Te pregunto: conforme a lo que tú has visto de la iglesia evangélica estructural y tradicional que conoces, me puedes dar auténtica fe de que esto se ha cumplido con total rigidez y precisión? ¿No habrá habido algún pastor o ministro que, seducido vaya uno a saber por qué cosas, no ha dudado en engañar o torcer la palabra de Dios con el fin de beneficiarse personalmente? ¿No existe eso en el ámbito de lo que nosotros llamamos hoy "la iglesia"? Ojalá la mayoría de nuestros lectores pudieran responder que no, que estoy equivocado. Mi error, en ese caso, sería la mejor bendición de Dios para su pueblo.

▲arriba

 

[15]

«Unos a otros se maltratarán: hombre contra hombre, vecino contra vecino, joven contra anciano, plebeyo contra noble». (Isaías 3:5)

Es increíble, pero aunque lo estemos leyendo como palabra profética, tal cual es la mayor parte del contenido escritural, no hemos alcanzado a entender que lo que se nos está mostrando, es lo que hoy, de alguna manera, es el estado interior de la iglesia, de la global y de la local, de las congregaciones. Puede sonar exagerado para algunos, lo admito. Hay muchos sitios, todavía, -¡Gracias a Dios!-, en los que las cosas del señor se hacen de manera genuina y pura. ¿Pero alguien puede negarme que existen diversas formas de maltrato adentro de los templos? En el nivel espiritual y psíquico, claro; no físico, es cierto; pero maltrato al fin. Todas las escalas, todos los valores, todas las asistencias. De arriba hacia abajo y, como venganza, también de abajo hacia arriba. Cuidado: Dios está mostrando conocer esto desde la óptica del juicio. ¿Vamos a quedarnos con los brazos cruzados? No. Alguien abrirá su boca y lo dirá; aunque eso le traiga más antipatías y enemistades que aplausos.

▲arriba

 

[16]

«Pues así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos miembros desempeñan la misma función, también nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás». (Romanos 12:4-5)

Esto se ha dicho tantas veces y en tantos contextos, que reiterarlo una sola vez más, parecería no solamente innecesario, sino inclusiva reiterativo. Sin embargo, cada domingo, en una cantidad de sitios mayoritariamente abundantes, sendos predicadores habrán de repetirlo para que los que oyen, terminen de entenderlo. Y mucho más que de entenderlo, ponerlo por obra, que es lo que desesperadamente la iglesia necesita que sus miembros hagan. Porque sabemos perfectamente que somos un solo cuerpo en Cristo. Sabemos igualmente que un cuerpo jamás estará sano si sus miembros compiten entre sí. Sin embargo no aprendemos, dejamos que Satanás nos nuble la vista, nos anule la visión y nos meta decididamente en divisionismos estériles que a lo único que nos pueden conducir, es a no prevalecer.

▲arriba

 

[17]

«La lengua que brinda consuelo, es árbol de vida; la lengua insidiosa, deprime el espíritu». (Proverbios 15:4)

Sería muy bueno y conveniente tener bien en claro lo que significa una lengua "insidiosa". Acepciones gramaticales al margen, distintas culturas por diferentes lugares del planeta al margen, una lengua de esas características, tiene que ver con la murmuración mal intencionada (esto es: no murmurar sobre hechos posibles, sino inventados), con la calumnia destructiva (siempre tendiente a proporcionar algún beneficio a quien la pone en marcha) y a la crítica por la crítica misma. Atención: será bueno para el mundo incrédulo pasarse al sector de aquellos que andan por la vida consolando sufrientes, pero mucho más a los que, diciéndose creyentes, aun no han aprendido a sujetar su lengua debidamente.

▲arriba

 

[18]

«De tal manera acosaré a los hombres, que andarán como ciegos, porque pecaron contra el Señor. Su sangre será derramada como polvo y sus entrañas como estiércol». (Sofonías 1:17)

Es prudente, si tenemos en cuenta la validez y la calidad de este gran día del Señor que se avecina, pensar con relación a qué hombres será los que Dios habrá de acosar. Dice que a los que pecaron contra el Señor. El mundo incrédulo, seguramente. Quizás, pero no te olvides que ese mundo incrédulo peca contra el Señor por desconocimiento e ignorancia. Hay otros que cometen un pecado mucho más grave, ya que no ignoran que lo es. Esos son los hombres religiosos, los que incluso dicen representar a Dios ante los otros hombres. ¿Y cual es la profecía al respecto? Que andarán como ciegos. ¿Cómo anda un ciego? A oscuras, privado de la visión. No sabe adonde va a menos que alguien lo guíe. Pregunto: ¿Falta mucho en términos espirituales o eclesiásticos modernos, para que esto ocurra o, por el contrario, ya hemos empezado a observarlo y aún no nos hemos dado cuenta que esto es lo preanunciado?

▲arriba

 

[19]

«Pero si nuestro evangelio está encubierto, lo está para los que se pierden». (2 Corintios 4:3)

Esto es más que notorio. El hombre incrédulo, impío, secular, pecador y destinado a perderse, es aquel que, aunque le sea expuesto el evangelio desde la posición de auténtica verdad, no puede, no sabe o no desea entenderlo ni aceptarlo. En su interior, por motivos que solamente él conocerá, ya ha tomado una decisión: la decisión de vivir sin Dios, fuera de Él, sin interesarle lo que Él pueda hacer en algún día no lejano. Para esta clase de hombres, es lógico que la palabra de Dios, que las buenas nuevas del evangelio, estén encubiertas. Pero no para aquellos que desean conocerla para optar por su salvación por la fe. Hay sitios donde el evangelio se ha "profundizado" tanto conforme a la sabiduría humana, que se ha tornado poco menos que incomprensible, y eso lo transforma en encubierto, pero en este caso, para los que podrían ser salvos por Él. Lo primero, es Palabra profetizada; lo segundo, pecado ministerial.

▲arriba

 

[20]

«Entonces un hombre agarrará a su hermano en la casa de su padre, y le dirá: sé nuestro líder, pues tienes un manto; ¡Hazte cargo de este montón de ruinas!» (Isaías 3:6)

Te puede caber alguna duda que, en un libro como este, el de Isaías, escrito hace tantos miles de años atrás, ya se estaba adelantando y previniendo sobre los métodos tradicionales con que los hombres elegirían a sus líderes? ¿Qué diferencia hay entre esta expresión mencionada aquí, con la más actual de: "El Señor nos ha dicho en visión que usted debe ser nuestro líder…"? En ambos casos, la conclusión es la misma porque el sentido también es el mismo: un grupo de personas tiene demasiado interés en levantar como líder a alguien que les garantice ciertas cosas que los tienen como beneficiarios o protagonistas. En el mundo secular y político, eso es estrictamente habitual y normal. Lamentablemente, en este tiempo, en muchas de nuestras congregaciones, también.

▲arriba

 

[21]

«Tenemos dones diferentes, según la gracia que se nos ha dado. Si el don de alguien es de profecía, que lo use en proporción con su fe; si es el de prestar un servicio, que lo preste; si es el de enseñar, que enseñe; si es el de animar a otros, que los anime; si es el de socorrer a los necesitados, que dé con generosidad; si es el de dirigir, que dirija con esmero; si es el de mostrar compasión, que lo haga con alegría». (Romanos 12:6-8)

Pablo muestra en un rápido vistazo de tres versículos, una serie de actitudes que tienen que ver con los dones que el Espíritu Santo proporciona a la iglesia. No te olvides que la iglesia, conforme a como Dios la plantó, es libre y abierta en Jesucristo y de ninguna manera esclava a las ideas personales de un hombre. Por lo tanto, el ideal cristiano será que, cuando alguien manifiesta un don de Dios en su vida, sencillamente lo ejerza en bien de los demás, en función de la extensión del Reino y para la gloria y la honra del Señor de Señores. Trabar esas manifestaciones, alterarlas o sencillamente prohibirlas, resultan en un infantilismo espiritual de tal calibre que termina por declinar y hasta apagar la obra de Dios en un lugar geográfico.

▲arriba

 

[22]

«El necio desdeña la corrección de su padre; el que la acepta demuestra prudencia». (Proverbios 15:5)

Si a este texto lo comparamos con aquel que Pablo nos deja en el sentido de que debemos ser "prudentes como serpientes", la conclusión será demasiado limpia como para que necesitemos interpretaciones teológicas o conceptos de hermenéutica singulares. Es así y punto. Aceptar las correcciones bien intencionadas (esto es vital) que se nos hace, es posibilidad cierta de crecer, de madurar y, por ende, de servir mucho más y mejor. No aceptarla, es en una enorme mayoría de situaciones, no aceptar una corrección del propio Dios y, por consiguiente, un acto de total y absoluta necedad que jamás podrá traernos nada bueno.

▲arriba

 

[23]

«No los podrán librar ni su plata ni su oro en el día de la ira del señor. En el fuego de su celo será toda la tierra consumida; en un instante reducirá a la nada a todos los habitantes de la tierra». (Sofonías 1:18)

Sigue pareciendo ser un hecho material, concreto, físico y catastrófico, ¿Verdad? Bien; nada impide que, en parte, pueda haber algo de eso y vivirse algo así. Pero no en todo concepto. Aquí hay más, mucho más. Dios no va a escribir la Biblia sólo para anunciar catástrofes climáticas que arrasen con la raza humana; entiende que eso, por sí solo, hablaría de una crueldad y una incoherencia que en el Reino de Dios no existe, ya que Dios no sólo es justo, sino también perfecto. ¿Entonces? Dice que el hombre no podrá competir con la fuerza del Señor aún siendo poseedor de la mayor de las fortunas materiales. Dice que la tierra (que es la carnalidad), será consumida en un abrir y cerrar de ojos, en un instante. ¿Y como puede hacerse eso? Para Dios no hay nada imposible, así que de cualquier manera es posible. Pero hay una que conocemos muy bien: con la palabra revelada. Ella sigue siendo la que produce mayor estrago en las filas enemigas en el menor lapso.

▲arriba

 

[24]

«El dios de este mundo ha cegado la mente de estos incrédulos, para que no vean la luz del glorioso evangelio de Cristo, el cual es la imagen de Dios». (2 Corintios 4:4)

Éste, desde la concepción idiomática de la traducción clásica Reina Valera, es un versículo que se utiliza para graficar una síntesis del por qué el mundo incrédulo, impío, secular y pecador no puede creer en Dios, en Cristo y en su salvación por la fe. Y es verdad y está bien que así se enseñe. Pero no termina allí, esto. Porque este verso, en muy pocas oportunidades se ha utilizado para iluminar las habitaciones internas de la casa del Señor, esto es: su pueblo, lo que llamamos "la iglesia". Porque a nadie se le escapa que, conforme al grado de pecado y desobediencia existente, no hay dudas que hay enorme volumen de incredulidad adentro del pueblo. Y esa incredulidad no es fruto de casualidades, sino de la misma labor del mismo dios de este mundo que también aquí, porque le han dado lugar, ha cegado el entendimiento de esos incrédulos para que no resplandezca sobre ellos la luz del evangelio.

▲arriba

 

[25]

«Pero entonces el otro protestará: yo no soy médico, y en mi casa no hay pan ni manto; ¡No me hagas líder del pueblo!» (Isaías 3:7)

No es casual ni antojado que en este texto se hable de no ser médico y, por esa razón, no poder ser líder. Ya en los principios de la iglesia, la gente sin ninguna visión espiritual concurría a ellas en búsqueda de los peces y los panes, esto es: de sanidad, de liberación, de aconsejamiento, de consuelo, en suma: de "contención". ¿No han implementado algunas denominaciones de las conocidas como más "ortodoxas" o intelectualmente más preparadas, una especie de reglamento no bíblico de que un pastor, para serlo, debería necesariamente adosarle una carrera universitaria en psicología? Los mal llamados "psicólogos cristianos", no son los prioritarios a convocar para los ministerios de aconsejamiento? Nadie dirá que ello esté mal o equivocado. Sólo podremos preguntar: ¿Y el Espíritu Santo, que rol juega allí?

▲arriba

 

[26]

«El amor debe ser sincero. Aborrezcan el mal, aférrense al bien». (Romanos 12:9)

Ésta, analizada superficial y someramente, parecería ser lo que comúnmente se conoce como "una verdad de perogrullo". ¿Quién ignora que el amor debe ser sincero y que debemos aborrecer el mal y aferrarnos al bien? El mundo impío, incrédulo y pecador, muy probablemente lo ignora, es verdad. Pero tenemos un problema: la Biblia no fue escrita para ese mundo, sino para la iglesia. Y es a la iglesia a la que Pablo, en el nombre del Señor Jesucristo, le está diciendo que no simule amor, que lo experimente de manera sincera y genuina; que de ninguna manera produzca ninguna clase de maldad y que, por el contrario, como quiera que sean las circunstancias, se aferre al bien y no deje de ejercerlo bajo ningún concepto.

▲arriba

 

[27]

«En la casa del justo hay gran abundancia; en las ganancias del malvado, grandes problemas». (Proverbios 15:6)

Mira; si no fuera porque los proverbios -sabemos-, han sido escritos por Salomón, y éste ha pasado a la posteridad como el hombre de mayor sabiduría sobre el planeta, tranquilamente podríamos poner en duda lo que aquí se dice. Porque vemos que muchos cristianos no tienen precisamente abundancia en ninguna cosa en sus vidas, al mismo tiempo que también vemos a muchos malvados que no tienen -a la vista-, problema alguno. Sin embargo, nos estamos olvidando de un leve detalle que, a la hora de estimar este texto, deberemos tener muy presente y en cuenta: no se trata de visiones externas, sino de verdades internas. ¿Qué quiero decir? Que los cristianos (justos) que no viven abundancia en nada, pueden no ser ni tan cristianos ni tan justos como parecen, y que la falta de problema de esos malvados, puede también ser nada más que aparente.

▲arriba

 

[28]

«Humíllate hasta el polvo, nación no quebrantada; hazlo antes que se cumpla lo que he determinado y ese día se desvanezca como la brizna, antes que caiga sobre ti la ira ardiente del Señor, antes que venga sobre ti el día de la ira del señor». (Sofonías 2:1-2)

Observa en este texto la realidad de un detalle que, pese a figurar en toda la escritura, no ha sido visto ni tenido en cuenta por la mayoría de los comentaristas o teólogos versados en actividad presente. En ningún lugar dice que el desmoronamiento de los impíos y pecadores incrédulos sobrevendrá "sí o sí", porque si así fuera, ¿De qué valdría volverse al Señor, pedirle perdón y arrepentirse, si de todos modos Él destruiría todo en un santiamén? En cada caso de este juicio, Dios dice lo mismo: "Haré esto, aquello y lo otro contigo; te reduciré a polvo y ceniza, a menos que te vuelvas a mí, me pidas perdón, te arrepientas, te conviertas y yo te sane y te salve". Así que basta ya de doctrinas fatalistas. El evangelio no es fatalista. Está hecho para un hombre creado con voluntad y libre albedrío como para decidir, incluso, en qué sitio espiritual habrá de vivir su eternidad.

▲arriba

 

[29]

«No nos predicamos a nosotros mismos sino a Jesucristo como Señor; nosotros no somos más que servidores de ustedes por causa de Jesús». (2 Corintios 4:5)

He aquí otra excelente síntesis ministerial digna de ser tenida en cuenta desde todos los púlpitos eclesiásticos cualquiera sea la denominación que los rige. Primer punto importante: no predicarnos a nosotros mismos. ¿Y como haríamos eso? ¿A quien le cabe en la cabeza predicarse a sí mismo? ¡Ah, no lo sé! ¡Ve y díselo a los tantos y tantos que a la hora de predicar, priorizan la historia, el prestigio y los postulados de su denominación por sobre la contundencia de la Palabra de Dios! Ve y haz que lo entiendan los tantos y tantos que, en lugar de considerarse servidores de Jesucristo, han elegido considerar a los miembros de la congregación que pastorean como servidores suyos, no sólo espirituales o ministeriales, sino personales, particulares y hasta privados.

▲arriba

 

[30]

«Jerusalén se tambalea, Judá se derrumba, porque su hablar y su actuar son contrarios al SEÑOR: ¡Desafían su gloriosa presencia!» (Isaías 3:8)

Ya te quedó suficientemente claro a quiénes se refiere cuando habla de Jerusalén y Judá, ¿Verdad? Entonces míralo desde ese ángulo, por favor. ¿Ves tambalear a la iglesia del Señor, hoy? A la iglesia legítima y genuina, desde luego que no; pero a Babilonia, la falsa, de hecho que sí. ¿Y por qué se supone que está ocurriendo eso? Porque el hablar de la Babilonia eclesiásticamente corrupta, decididamente es contrario al Señor, ya que se adjudican personal y humanamente todos los éxitos, inclusive los sobrenaturales desafiando, indudablemente de ese modo, la gloria y la presencia del Dios Todopoderoso que es el único que es capaz de realizar bendición cierta. Pero dice la Palabra que Babilonia va a caer. Lo importante será de qué lado te encuentras tú cuando eso suceda...

▲arriba

 

[31]

«Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente». (Romanos 12:10)

Este es un modelo sintético del principio básico que Jesús les dejara a sus discípulos. El más grande mandamiento es el amarse los unos a los otros, por lo que queda en evidencia plena que el más grande pecado, sería precisamente no cumplir con el más grande mandamiento. El amor fraternal es aquel que el ser humano está capacitado para experimentar por sí mismo, ya que el que emana de Dios es el amor Ágape, que tiene otras características. A ese amor habrá que sumarle respeto, un valor muy importante que hoy por hoy es escaso en las iglesias así como en el matrimonio. Y a todo eso, la honra mutua, que es elevar los valores del prójimo muy por encima de los propios.

▲arriba

 

Jul-05 < ir al calendario > Sep-05

Administrador Web: Francisco Lau

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: palabradevida_05@yahoo.com.mx / info@enlacebiblico.com.ar

Sitio Web "Palabra de Vida": http://www.enlacebiblico.com.ar

Grupo "Enlace Bíblico":  http://mx.groups.yahoo.com/group/EnlaceBiblico/

Ministerio "Palabra de Vida" - Iglesia "Cristo Viene"

El Manzano, Km 6 vía Río Claro, entrada frente al Club Chino

Barquisimeto 3001, Edo. Lara, Venezuela

Alojamiento (Hosting) provisto por: - www.omegaws.net

Foto de fondo original de Francisco Lau

Creada 01/08/2005 - Actualizada 01/08/2007

Visita Nº desde el 01/09/2006