"Palabra de Vida"

Biblioteca Bíblica en Línea

Ministerio "Palabra de Vida"

Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela

Correo-E: palabradevida_05@yahoo.com.mx 

 

"Cristo es el Camino, la Verdad
 y la Vida".

Estudios, Mensajes, Pensamientos y Reflexiones sobre la Palabra de Dios. 

"Hacia la Salvación de Toda la Humanidad". 

 Inicio  |  Índice  |  Presentación  |  Biblia  |  Biblia Electrónica  |  Lectura Bíblica

Enlace Bíblico  |  Devocionales  |  Reflexión  |  Doctrina  |  Estudios  |  Juan  |  Profecía

Prédicas  |  Educación  |  Discipulado  |  Células  |  Misiones  |  Guerra Espiritual

Sanidad  |  Bendición  |  Siembra-Cosecha  |  Sectas  |  Familia  |  Jóvenes  |  Niños

Ambiente  |  Salud  |  Directorios  |  Ministerios  |  Enlaces  |  Recursos  |  Patrocinio

Libro de Visitas  |  Foro de Visitas

 

Palabra del Día

Néstor Martínez

 

 Julio 2005

Nov-04 | Dic-04 | Ene-05 | Feb-05 | Mar-05 | Abr-05 | May-05 | Jun-05 | Jul-05
Ago-05 | Sep-05 | Oct-05 | Nov-05 | Dic-05 | Ene-06 | Feb-06 | Mar-06 | Abr-06

May-06 | Jun-06 | Jul-06 | Ago-06 | Sep-06 | Oct-06 | Nov-06 | Dic-06 | Ene-07
Feb-07 | Mar-07 | Abr-07 | May-07 | Jun-07 | Jul-07 | Ago-07

======================

Tiempo de Victoria / Palabra del Día

Devocional disponible en el sitio Tiempo de Victoria sólo durante un día

Ir a índice

 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15

 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31

 

[01]

«Contra todas las montañas altivas, contra todas las colinas erguidas». (Isaías 2: 14)

Las iglesias ortodoxas, aquellas que tienen como costumbre, tradición y reglamento interno el dirimir sus cuestiones de toda índole de manera democrática, llevándolo al voto de la membresía a través de reuniones de tipo administrativas, donde el Espíritu Santo no suele estar presente. Allí se elige de manera participativa qué rumbo habrá de tomar la iglesia en los próximos meses. Muchos creen que eso es correcto, pero mire este detalle: aquí dice que el pueblo de Dios deberá luchar contra montañas altivas y colinas erguidas. Esos son verdaderos gigantes que amedrentan a cualquiera. Como aquellos que había en la tierra prometida, donde entraron doce espías a ver de qué se trataba y sólo dos, Josué y Caleb dijeron que sí, que se podía contra ellos. El resto pensaba lo contrario. ¡Menos mal que no hubo una asamblea administrativa donde cada uno votara democráticamente! Si así hubiera sido, la victoria hubiera estado del lado de los incrédulos…¿Te das cuenta?

▲arriba

 

[02]

«Al contrario, los miembros del cuerpo que parecen más débiles son indispensables». (1 Corintios 12: 22)

Prueba mantenerte en pie sin bambolearte ni caerte sin el dedo meñique de tu pie y verás la importancia que tiene este pequeño integrante de tu cuerpo al que casi no le has prestado mayor atención durante toda tu vida. Bien; así es en el cuerpo de Cristo. Los hombres son los que por conveniencias, intereses y prestigios personales han inventado las distintas jerarquías eclesiásticas y luego nos las han hecho pasar por ministerios conforme a la palabra de Dios. De ninguna manera es así. No caben dudas que en muchas congregaciones medianamente genuinas, pastores también genuinos sean los más valiosos para el Señor. Pero eso no significa que TODOS los pastores ordenados vaya uno a saber bajo que alternativas como tales, sean privilegiados ante los ojos del Padre celestial.

▲arriba

 

[03]

«Escribe al ángel de la iglesia de Sardis: esto dice el que tiene los siete espíritus de Dios y las siete estrellas: conozco tus obras; tienes fama de estar vivo, pero en realidad estás muerto». (Apocalipsis 3: 1)

En muchas oportunidades se ha enseñado que este ‘ángel’ al cual se le escribe esta y todas las demás cartas a las iglesias, es en realidad ‘el pastor’ de cada una de ellas. No es bíblico aseverar esto, a menos que tomemos a la escritura como complemento de nuestras modalidades. Las cartas se les escriben a los mensajeros de esas iglesias. A aquellos que tienen la facultad de llevarles el mensaje divino. Que eso se interprete como ‘pastores’ por el hecho de que los únicos que predican hoy son ellos, es una cuestión privada y personal. Lo cierto es que en este caso, a quien era el encargado de llevar la palabra a Sardis, se le dice que, aunque suponga que tiene un enorme prestigio y fama, en verdad, para el ámbito espiritual y por ende para el Reino de Dios, no existe. Pregúntate a cuantos en similares condiciones se les estará diciendo hoy similares palabras.

▲arriba

 

[04]

«En aquel día, - afirma el Señor -, reuniré a las ovejas lastimadas, dispersas y maltratadas». (Miqueas 4: 6)

En los Estados Unidos de América, - donde tenemos muchos hermanos hispanos que gustan de leer esta palabra del día -, se celebra hoy el Día de la Independencia. Y eso nos hace pensar: ¿Qué es lo que de alguna manera ejemplifica esa celebración? Una declaración. Una declaración es una palabra que marca un rumbo si es secular y que resulta profética si viene del Espíritu Santo de Dios. Hagamos, pues, precisamente en este día, una declaración profética desde el otro extremo de la misma América: el Sur. Dice Dios en este verso que en ‘ese día’ Él habrá de reunir a todas las ovejas dispersas y lastimadas. ¿Qué significan ovejas ‘dispersas’ y ‘lastimadas’ en el rebaño del Señor? Pues exactamente lo que vemos mayoritariamente en estos tiempos. Entonces, bien, esta es nuestra declaración: Esta Palabra se está comenzando a cumplir, hoy, delante de tus ojos. Amén.

▲arriba

 

[05]

«Y a los que nos parecen menos honrosos los tratamos con honra especial. Y se les trata con especial modestia a los miembros que nos parecen menos presentables». (1 Corintios 12: 23)

Ten en cuenta esto: si tú contraes una enfermedad en alguna parte de tu cuerpo, sea cual fuere, aún las menos presentables que a ti te parezcan, si no lo sanas, muy probablemente eso te complicará el resto con riesgo de muerte. Lo mismo ocurre con el cuerpo de Cristo. Basta ya en iglesias de buen nivel económico de dejar de lado a aquellos que llegan mal vestidos para darle privilegios, prioridades y toda clase de honras a los que mejor presentados están. Porque ni tú ni nadie sabe como está cada uno de ellos delante del Señor y qué es lo que Él piensa de cada uno. Lo más probable es que, si t guías por lo externo, puedas llegar a equivocarte tremendamente y cometer una grave injusticia contra un auténtico hijo de Dios. Y tú ya sabes que Dios protege a sus ungidos.

▲arriba

 

[06]

«Contra todas las torres altas, contra todo muro fortificado». (Isaías 2: 15)

Veamos esto al hoy y por partes: una torre alta, es una construcción hecha con una idea muy similar a la de la construcción de aquella llamada Babel. Babel es Babilonia y Babilonia, lejos de una de las maravillas por sus jardines colgantes, en la Biblia, es la iglesia falsa, paralela e imitadora de las cosas de Dios pero que no está originada en Dios. Una torre no se construía de piedras, elemento que viene de la misma creación de Dios, sino con ladrillos, algo hecho por el hombre y su sabiduría. Carne. Un muro, mientras tanto, es algo que separa, divide e impide que algo sea un todo único y homogéneo. ¿Qué muro ves hoy si miras a tu alrededor cerca de tu iglesia que la separa de las demás? El denominacional, ese es el gran muro que habrá que asaltar, tal cual lo dice el salmo: …Con mi Dios, yo asaltaré los muros...

▲arriba

 

[07]

«Yo le digo al Señor: tú eres mi Dios. Atiende, Señor, mi voz suplicante». (Salmo 140: 6)

Fíjate que no es casual que este salmo diga lo que dice en el sitio en que lo dice. Porque mucho antes de hacerle a Dios lo que de alguna manera sería un formal reclamo de respuesta favorable a su pedido, a su súplica, el salmista le está asegurando que Él y nadie más que Él es su Dios. Que no tiene ninguno de los demás dioses que andan por la tierra cautivando adoradores. Entonces nos preguntamos qué es lo que eso podría tener que ver con nosotros, auténtico y genuino pueblo de Dios. Claro; con el genuino, de hecho que absolutamente nada. Pero resulta ser que adentro de las cuatro paredes que normalmente encierran la actividad del pueblo de Dios, hay infinidad de infiltrados, agregados y otros ‘ados’ que no tienen nada que ver con él. Y es a eso a quienes se les alerta. A los que oran a un Dios vivo y único pero luego, en sus intimidades, adoran a otros dioses con los que no tenemos nada que ver.

▲arriba

 

[08]

«¡Despierta! Reaviva lo que aún es rescatable, pues no he encontrado que tus obras sean perfectas delante de mi Dios». (Apocalipsis 3: 2)

Es indudable, la iglesia no está muerta, no puede estarlo, es la iglesia de Dios. Pero sí es indiscutible que está dormida, aletargada, ha caído en grande estupor, y debe ser sacada inmediatamente de ese estado porque lo que viene puede ser mucho peor. La semilla que se confundía con la del trigo, recuerdas, era la de la cizaña, con la diferencia que mientras aquella era nutritiva y de alimento, esta era tóxica y envenenaba. Ahora bien: ¿Cómo actuaba ese veneno’ acaso matando instantáneamente? No. Ingerir cizaña confundiéndola con trigo, llevaba a quien lo hacía, en primer término, a sufrir una parálisis total, luego a quedarse profundamente dormido para, finalmente, pasar de ese sueño directamente a la muerte. Hemos enseñado que la cizaña representa a la palabra falsa, que hoy por hoy inunda los púlpitos reemplazando a la genuina. ¿Cabe alguna duda a qué se refiere con esto y a quien o a quienes Dios les está pidiendo que despierten?

▲arriba

 

[09]

«Mientras que los más presentables no requieren trato especial. Así Dios ha dispuesto los miembros de nuestro cuerpo, dando mayor honra a los que menos tenían». (1 Corintios 12: 24)

Este texto, interpretado de un modo muy lidero y superficial, ha traído en muchos sectores una enorme confusión de la que quizás tú mismo hayas sido partícipe alguna vez: darle a los pobres materialmente una cercanía mayor a Dios por una especie de ‘decreto’ divino que así lo asegura. No te engañes. Cuando Dios habla de los que no tienen nada, habla de su mente, de su intelecto, de su alma. Y mientras que aquellos que llegan a la iglesia portando talentos casi magistrales no pueden ejercerlos si antes no los pasan por la cruz, así también los que llegan sin nada de qué gloriarse son los que luego serán levantados. Porque de este modo toda la gloria, toda la honra y toda la alabanza será para el Rey de Reyes y Señor de Señores.

▲arriba

 

[10]

«Contra todas las naves de Tarsis, contra todos los barcos lujosos». (Isaías 2: 16)

Que cosa podría justificar que el pueblo de Dios luchara contra naves que en apariencia, traen lo mejor para él? La procedencia. Porque así como las naves de Tarsis traían valiosa mercadería para el consumo diario, hoy también en la iglesia se ingresa mercadería. Lo cual no sería malo, si no fuese que esa mercadería, ingresa para reemplazar al verdadero alimento espiritual, para entretener a la gente y para desviar la atención del único que debe tenerla en exclusividad: Cristo. La Filosofía, la Psicología, el Humanismo y la Política religiosa, es mercadería que, como la de los barcos lujosos que vienen de Tarsis, proviene de un lugar que no es el elegido por Dios para que se reaprovisione su pueblo. O la iglesia lucha contra ellas o ellas terminan por contaminarla con doctrina de demonios.

▲arriba

 

[11]

«Con las ovejas heridas formaré un remanente, y con las desterradas, una nación poderosa. El Señor reinará sobre ellas en el monte Sión desde ahora y para siempre». (Miqueas 4: 7)

Esta es otra palabra profética y de confirmación para este tiempo de la iglesia. ¿Qué objetivo espiritual tendría leer esto bajo el prisma de un algo histórico y sucedido hace mucho tiempo atrás? Dios no pierde su tiempo en divagaciones, cuando escribe algo o lo hace escribir, es para que ese algo tenga efecto y uso de manera inmediata. La Palabra que no vuelve vacía es la que tiene contenido espiritual, ya que la histórica sí vuelve inevitablemente vacía como no sea para algún revisionismo intrascendente. ¿Te habías preguntado qué significa hoy un remanente de Dios? Pues aquí Dios mismo te lo está respondiendo. El remanente del siglo veintiuno es aquel que se forma con: las ovejas heridas por los regímenes estructurales eclesiásticos evangélicos actuales y por las desterradas, esto es: las que esos mismos regímenes expulsaron por el simple hecho de comenzar a decir en voz alta lo que todos y cada uno está pensando y no se atreve a expresar...

▲arriba

 

[12]

«Señor Soberano, mi salvador poderoso que me protege en el día de la batalla». (Salmo 140: 7)

Esta parecería ser una expresión más de las tantas que públicamente oímos en cada culto, en cada servicio religioso, en cada reunión de cualquiera de las iglesias que forman parte de nuestros ambientes cristianos. Sin embargo, la condición de orar para los oídos humanos presentes, es una conducta que nace en el fariseísmo, no en nosotros, por lo que deducimos que esto que aquí se escribe implica una verdadera declaración de fe auténtica y para nada declamada. Reconocemos que Dios es Soberano, (Hace lo que quiere, cuando quiere y como quiere, y no como a las diferentes jerarquías religiosas se les ocurra enseñar), Salvador, (Único, irreemplazable) y poderoso, único protector de cualquiera de sus genuinos hijos.

▲arriba

 

[13]

«La altivez del hombre será abatida, y la arrogancia humana será humillada. En aquel día sólo el Señor será exaltado». (Isaías 2: 17)

En cada ocasión que alguien lee este pasaje, la pregunta que se levanta inmediatamente, es: ¿De qué día se está hablando? Es indudable, conforme a la forma en que se nos ha enseñado inclusive la escatología, debería tratarse del día del Señor, el de su Segunda Venida. Sin embargo, ya hemos visto varios indicadores que nos hacen ver que no es así. ¿Entonces? Yo creo fielmente que se trata de este tiempo. Y que sólo el respeto fiel por la Palabra genuina lo logrará. Porque bajo ese manto de unción profética será que la altivez humana tan en boga aún dentro de la iglesia podrá ser abatida, toda arrogancia también humana, abatida y, finalmente, solamente el Señor exaltado. Porque, ¿A quien le caben dudas que dentro de nuestras organizaciones, hoy, suelen exaltarse muchos nombres y apellidos, en casos, hasta alturas solamente reservadas para el Señor? De eso se habla...

▲arriba

 

[14]

«A fin de que no haya división en el cuerpo, sino que sus miembros se preocupen por igual unos por otros». (1 Corintios 12: 25)

En cuantas oportunidades has concurrido a la iglesia pensando en hablar con tu pastor o, sencillamente, procurando que él haga una oración por ti por causa de algún problema que tenías? Muchas, ¿Verdad? Es lo usual. Es lo que se acostumbra. Es lo que una gran mayoría de hermanos hace. Sin embargo, no es lo correcto. Porque cuando vamos a un lugar buscando a UN hombre para que nos ayude, le estamos diciendo a Dios que Él exageró o mintió cuando nos dijo que TODOS los hombres y mujeres estaban capacitados para hacerlo. Le estamos dando mayor entidad espiritual a UNA persona como ministro, cuando Dios nos ha dicho en más de una ocasión que somos TODOS ministros competentes.

▲arriba

 

[15]

«Así que recuerda lo que has recibido y oído; obedécelo y arrepiéntete. Si no te mantienes despierto, cuando menos lo esperes caeré sobre ti como un ladrón». (Apocalipsis 3: 3)

A quien se supone que le está hablando, aquí? A alguien que debería estar despierto; que ha recibido y oído algo que ha olvidado y al que se le está reclamando que lo recuerde y lo ponga por obra. ¿Parecería ser alguien que en algún momento recibió salvación, no es así? Pero se le dice que si no obedece Él vendrá como un ladrón y allí mismo se le terminarán las oportunidades. ¿Esto, no es casi un sinónimo de perder algo que antes se tenía? ¡No, hermano! ¡La salvación no se pierde! ¿No ve que esto se lo dice a un incrédulo? Perdón: un incrédulo es alguien que ni recibió ni oyó nada que deba recordar u obedecer. Entonces es la iglesia…No lo creo, porque dice que vendrá como ladrón…¿De sorpresa? Sí, pero también a llevarse algo que no le pertenece, que es lo que hacen todos los ladrones…

▲arriba

 

[16]

«Y tú, torre del rebaño, colina fortificada de la ciudad de Sión: a ti volverá tu antiguo poderío, la soberanía de la ciudad de Jerusalén». (Miqueas 4: 8)

Quien será la ‘torre’ del rebaño? Es indudable: alguien que espiritualmente se encuentra en un nivel más elevado que el resto. No necesariamente alguien con jerarquía otorgada por alguna junta de notables, ya que está por verse si ese nombramiento tiene aval en el ámbito del Espíritu; alguien elevado por las oficinas del Reino de los Cielos. ¿Y qué se le promete? Que volverá a él el antiguo poderío. ¿De qué poderío está hablando? De todos los que se te ocurran en este momento. De todos los poderíos de los cuales la iglesia del Señor, hoy, está huérfana. Poderío político, social, económico, puede ser, pero mayoritariamente, el poderío para el cual la iglesia fue erigida: el poderío espiritual, hoy ausente en el 95 por ciento de las congregaciones evangélicas conocidas.

▲arriba

 

[17]

«Y los ídolos desparecerán por completo». (Isaías 2: 18)

A un lector de la Biblia desprevenido, literalista y mal informado, este texto no le va a sonar en absoluto como algo contemporáneo o vigente. Sólo si lo relaciona con la iglesia católica Romana le hallará alguna clase de significado, por aquello de los ídolos. Entonces este texto habrá de usarse, como se lo ha hecho, para avivar el fuego de las rencillas domésticas que, entre católicos y evangélicos, tienen lugar desde hace decenas de años sin otro resultado que apartarse ambos del amor de Dios. Porque aquí habla, en efecto, de estatuas mal llamadas de ‘santos’ que deben adorarse, cuando en realidad lo que se adora es a una persona fallecida, pero también habla – tal cual el significado de la palabra ‘ídolo’ -, de TODO aquello que el hombre ponga, en su consideración, honra y adoración, por delante de Dios. Y ese TODO puede estar constituido de muchas cosas, tales como: dinero, ropa, fama, prestigio, dones, ministerios y cargos eclesiásticos. Pero ¡Animo! Dice aquí que eso caerá. Pero cuidado: cuando caiga, lo hará conjuntamente con sus adoradores…

▲arriba

 

[18]

«Si uno de los miembros sufre, los demás comparten su sufrimiento; y si uno de ellos recibe honor, los demás se alegran con él». (1 Corintios 12: 26)

Así, tal cual lo dice aquí, es en el cuerpo físico, eso es indudable. Pero no seguimos nosotros, como cuerpo del señor, la misma rutina y eso también es indiscutible. Entonces no podemos pretender y mucho menos exigirle al Señor que nos bendiga si no estamos obedeciendo su palabra. Tú – como una enorme mayoría -, quizás vas a un templo cada fin de semana. Allí alabas, adoras, oras y oyes la palabra con sincera fidelidad, a eso nadie lo discute. Pero: ¿En el resto de la semana, eres consciente si alguno de tus hermanos está sufriendo o alegrándose? En absoluto. Y esto, entonces, ¿Es una hermandad real o una parcial de fines de semana? ¿Eso es un cuerpo con miembros activos o un cuerpo desmembrado que actúa individualmente?

▲arriba

 

[19]

«No satisfagas, Señor, los caprichos de los impíos; no permitas que sus planes prosperen, para que no se enorgullezcan». (Salmo 140: 8)

A quien se le podría ocurrir que Dios, en su infinita majestad, pueda oír el pedido de algún capricho inconcebible de parte de algunos incrédulos, pecadores y mundanos? A nadie, porque no es eso de lo que se está hablando. ¿Y entonces? Se habla de las oraciones egocéntricas de supuestos creyentes, de gente que dice haberse convertido y que quizás ora con sinceridad a un Dios que han elaborado a su medida y no conforme a como realmente dice la Biblia que es. A mí no me han silenciado en estos días los mundanos, incrédulos y pecadores. Lo han hecho siervos responsables, prestigiosos y quizás hasta sinceros, pero que van detrás de sus conveniencias personales y, para que nada les estorbe, no vacilan en taparle la boca hasta el propio Dios si llegara a decir algo en voz alta.

▲arriba

 

[20]

«Sin embargo, tienes en Sardis a unos cuantos que no se han manchado la ropa. Ellos, por ser dignos, andarán conmigo vestidos de blanco». (Apocalipsis 3: 4)

Sería muy bueno prestar debida atención al significado de este ‘no mancharse’ las ropas. Habla de contaminarse con algo que abunda en el ambiente. ¿Qué abundaba en Sardis, conforme al resto de lo que leemos? Gente – incluso mensajeros -, que creían estar gozando de vida abundante y eterna mientras que la realidad delante de Dios decía que estaban muertos, tanto espiritualmente como en el futuro. ¿Quiénes son los que no mancharon sus ropas? Aquellos que no cayeron en la trampa del activismo humanista y porfían por llevar lo auténtico, aún en contra de todas las estructuras babilónicas de la iglesia estructural. Son los mismos que no han adorado a ninguno de los ‘baales’ eclesiásticos modernos, en suma: los que constituyen ese remanente santo que será, en definitiva, quien obtendrá la victoria y será presentado ‘sin mancha’ y sin arruga. El peor error que comete hoy la iglesia es suponer que esto es un decreto en el cual puede entrar cualquiera, se comporte como se comporte; Dios jamás ha dicho tal cosa.

▲arriba

 

[21]

«Los hombres se meterán en las cuevas de las rocas, y en las grietas del suelo, ante el terror del Señor y el esplendor de su majestad, cuando él se levante para hacer temblar la tierra». (Isaías 2: 19)

Puede esta palabra ser relacionada con movimientos sísmicos u otros desastres climáticos que se sucedan en el mundo en un futuro próximo? Puede, pero no en exclusividad como ha sido la enseñanza mayoritaria hasta hoy. Porque lo que ocurra en lo natural, que muy bien puede ser como se nos ha enseñado por años, no es sino la demostración literal y material de lo que en realidad sucede en el ámbito espiritual. Es allí donde el hombre sufrirá la peor de todas las pruebas. Y sucumbirá aterrorizado todo aquel que en su momento no haya aceptado ser poseedor y partícipe del poder de Dios sobre esta tierra y haya elegido mantenerse en una especie de ‘independencia’ mentirosa que en verdad es dependencia satánica.

▲arriba

 

[22]

«Ahora bien; ustedes son el cuerpo de Cristo, y cada uno es miembro de ese cuerpo». (1 Corintios 12: 27)

Pablo, en este texto de su primera carta, se ve en la obligación por causa de sus inconvenientes, de recordarles a los corintios que todos juntos constituyen el cuerpo de Cristo en ese lugar. Esta carta fue escrita hace muchos años y hoy es leída, generalmente, como parte de algún devocional diario o como antesala a una predicación, sermón o mensaje. Y tal cual se hace en las fábulas, a partir de su contenido, hombres de carne y hueso como tú y como yo, elaboran luego profundas reflexiones basadas en lo que allí se lee. Sin embargo el evangelio no es ni fábulas ni reflexiones de hombres, sino palabra de dios viva y eficaz. Y esa palabra dice que somos un cuerpo y que debemos recordarlo cada día, sin aguardar que ningún Pablo contemporáneo nos lo tenga que recordar.

▲arriba

 

[23]

«Que sobre la cabeza de mis perseguidores recaiga el mal que sus labios proclaman». (Salmo 140: 9)

Ciertos integrantes de la iglesia estructural organizada, han visto con muy malos ojos la calidad de este mensaje. Como bíblicamente no pueden rebatirlo, han buscado elementos administrativos para elaborar juicios descalificatorios. La realidad es que lo que verdaderamente les importa es que la gente no se de cuenta de sus manejos políticos, ya que lo espiritual, por sus propias incredulidades, los tiene sin cuidado. Quienes son testigos suelen decirme que de todos modos, yo debo hacer silencio y no hablar mal de ellos. Es lo que he hecho, pero me asombra que este salmista ‘se atreva’ a pedirle al Dios Todopoderoso que ‘recaiga el mal que ellos proclaman de nosotros sobre sus propias cabezas’. ¿Será también el salmista un rebelde, hereje, conflictivo y digno de exoneraciones del seno de la santa e inmaculada iglesia contemporánea?

▲arriba

 

[24]

«En aquel día arrojará el hombre a los topos y murciélagos, a sus ídolos de oro y plata que él fabricó para adorarlos». (Isaías 2: 20)

Parece más que obvia la interpretación de este texto. Está tan claramente explicitado que resultaría casi irreverente pretender entenderlo de otro modo. Sin embargo, no todo lo que reluce es oro ni todo lo negro es petróleo. Habla, efectivamente, de estatuas, fetiches y totems objeto de culto, pero también del resto de elementos que pueden resultare ídolos porque el hombre los fabrica como tales. A todo eso, sea lo que fuere, aún importantísimos cargos o funciones en las organizaciones eclesiásticas o evangélicas o tremendos ministerios internacionales, si han sido colocados por los hombres por delante de Dios, serán enterrados bajo la tierra, donde habitan los topos, o en la tenebrosa tiniebla, donde moran los murciélagos.

▲arriba

 

[25]

«En la iglesia Dios ha puesto, en primer lugar, apóstoles, en segundo lugar, profetas, en tercer lugar, maestros, luego los que hacen milagros, después los que tienen dones para sanar enfermos, los que ayudan a otros, los que administran y los que hablan en diversas lenguas». (1 Corintios 12: 28)

Observa con cuidado este verso. No lo hagas con la mejor buena voluntad hacia alguien ni con la peor. Los ministerios, ha dicho el Señor, son para trabajar para la extensión del Reino en franco complemento y no en competencia. Sin embargo, si hay alguna especie de orden de validez, aquí está ese orden. Y es muy raro que en un orden tan preciso y específico, Dios se haya olvidado de poner en primer lugar a quienes hoy están en primer lugar. Porque si a esto lo escribiera hoy cualquier miembro de cualquier iglesia, no me caben dudas que los pastores ocuparían un sitial de privilegio que, en este texto, oh paradoja, ni siquiera aparece. ¿No será que la del pastor es una función, (Cualquiera de estas) y no un título?

▲arriba

 

[26]

«El que salga vencedor se vestirá de banco. Jamás borraré su nombre del libro de la vida, sino que reconoceré su nombre delante de mi Padre y delante de sus ángeles. El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias». (Apocalipsis 3: 5-6)

Habría que preguntarse, si es como algunos sostienen que lo de la Guerra Espiritual es una exageración que lo único que consigue es promocionar al diablo, de qué cosa un creyente podría salir vencedor. Y seguidamente, la reconvención muy seria y muy grave para tantos que, por no leer debidamente la Biblia, no sólo se han metido en discusiones doctrinarias estériles, sino que además nocivas y erróneas. Porque si yo leo que Dios no borrará mi nombre del Libro de la Vida cuando obedezca, es porque mi nombre ya había sido anotado allí en mi conversión, ¿Verdad? ¿Y qué es lo contrario? Que yo decida no obedecer. ¿Y entonces? Entonces Él SI borrará mi nombre de ese libro. ¿Y como haría para borrar un nombre que por no haberse convertido, amás estuvo allí? Imposible. Entonces, ¿Qué nombres borra Dios cuando se desobedece? Tú tienes suficiente entendimiento como para evitar que yo te lo explique...

▲arriba

 

[27]

«Se meterá en las grutas de las rocas y en las hendiduras de los peñascos, ante el terror del Señor y el esplendor de su majestad, cuando él se levante para hacer temblar la tierra». (Isaías 2: 21)

No han sido pocas las ocasiones en que he oído a cristianos fieles y asiduos concurrentes a la iglesia, asegurar entre sonrisas comprensivas que todo esto que encontramos escrito aquí, es nada más que ‘una exageración de Dios para conseguir que nos comportemos debidamente’, pero que en realidad no hay tal terror y resulta ‘poco creíble’ que eso determine que el hombre se esconda. El hombre, hoy _ aseguran – es lo suficientemente valiente como para no temerle a nada y no es factible que se atemorice de la manera en que aquí se relata. Yo creo, mi hermana/hermano, que si Dios se manifiesta en ira y poder delante de mis ojos, mi zozobra sería tal que no dudaría en hacer lo que aquí está relatado. Aún sabiendo que estoy caminando por donde Él quiere y haciendo su voluntad. No puedo menos que recordar la reacción de Adán y Eva cuando Él los buscaba y ellos se escondieron, ¿Por qué? Porque tuvieron miedo. ¿Y de qué podrían tenerlo? Reflexiónalo...

▲arriba

 

[28]

«¿Son todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Son todos maestros? ¿Hacen todos milagros?» (1 Corintios 12: 29)

Pablo ya estaba alertando aquí, muchísimos años atrás, que la gente procuraría ocupar los sitios espirituales que mayor honra personal les produjera. Porque fíjate que él alude a todos aquellos ministerios que hacen que la persona se sienta utilizada por Dios y, por consecuencia, valorada por los hombres. No habla de los que limpian, barren o lavan el piso del templo. Y con el correr de los tiempos, esta escritura ha tenido casi valor profético. Porque hace algunos años atrás, nos encontrábamos con un profeta a la vuelta de cualquier esquina; era el ministerio ‘de moda’. Hoy sucede lo mismo con los apóstoles. Y a todo esto, ¿Alguien se habrá preocupado de preguntarle a Dios que piensa de todo este supuesto mover?

▲arriba

 

[29]

«Que lluevan brasas sobre ellos; que sean echados en el fuego, en ciénagas profundas, de donde no vuelvan a salir». (Salmo 140: 10)

Oye: esto es fuerte, ¿No crees? Y David no está hablando de sus enemigos, está hablando de sus perseguidores. ¿Pero no es lo mismo? No, no es lo mismo. Para los creyentes, sus enemigos, aquellos que intentan destruir sus cultos para reemplazarlos por el pecado, son los incrédulos, seculares, mundanos y desconocedores de la Palabra y la persona de Jesucristo. A ellos debemos bendecirlos, porque no sabemos si acaso mañana encuentren a Cristo y cambien sus vidas como nosotros pudimos cambiarla antes. Pero entonces, ¿A quienes van dirigidos todos estos denuestos tan fuertes? A los perseguidores. Y esos, están adentro del pueblo, ya han conocido la Palabra y la Verdad, aunque hayan decidido por conveniencias personales, no obedecerla ni respetarla.

▲arriba

 

[30]

«¡Dejen de confiar en el hombre, que es muy poco lo que vale! ¡Su vida es un soplo, nada más!» (Isaías 2: 22)

Hace tres meses, en un tremendo accidente, fallecieron dos pastores de una importante congregación local. Mucha gente no podía encontrar una explicación lógica y ‘razonable’ para esa tragedia. Algunos decían que ser trataba de un juicio de Dios sobre la congregación, otros sostenían lo mismo pero para con ellos en particular, otros hablaban de trabajos de hechicería y así sucesivamente, una serie de hipótesis tendientes a darle una explicación más o menos creíble y potable al hecho. Nadie prestó atención en textos como el que tenemos aquí y que no es el único. En primer término, de no entregar nuestras vidas a un hombre por importante que sea y, en segundo lugar, recordar siempre que ese hombre, aunque sea tremendamente valioso para nosotros, tiene una vida que es, apenas un soplo que dura un instante en la eternidad de Dios.

▲arriba

 

[31]

«¿Tienen todos dones para sanar enfermos? ¿Hablan todos en lenguas? ¿Acaso interpretan todos? Ustedes, por su parte, ambicionen los mejores dones». (1 Corintios 12: 30-31)

Se nos dice que debemos ambicionar los mejores dones. ¿Y cuales son esos mejores dones? Ya fue dicho con anterioridad. Aquí se recuerda que no son todos los que tienen los mismos. ¿Y por qué será que en tantos lugares, todavía hoy, se discrimina, se defenestra y casi se condena a quienes no tienen el don de lenguas, porque se asegura que eso sucede porque no tienen el Espíritu Santo? ¿ES eso lo que dice la Palabra? ¡No! ¡Jamás ha sido dicho eso de esa manera! Dice que las lenguas son UNA señal de la presencia del Espíritu Santo, pero no LA señal. ¿Comprendes como, con una Biblia en tus manos, puedes convertirte en un asesino espiritual de cristianos a la manera que lo era Saulo, aún creyendo estar haciéndole un favor a Dios?

▲arriba

 

Jun-05 < ir al calendario > Ago-05

Administrador Web: Francisco Lau

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: palabradevida_05@yahoo.com.mx / info@enlacebiblico.com.ar

Sitio Web "Palabra de Vida": http://www.enlacebiblico.com.ar

Grupo "Enlace Bíblico":  http://mx.groups.yahoo.com/group/EnlaceBiblico/

Ministerio "Palabra de Vida" - Iglesia "Cristo Viene"

El Manzano, Km 6 vía Río Claro, entrada frente al Club Chino

Barquisimeto 3001, Edo. Lara, Venezuela

Alojamiento (Hosting) provisto por: - www.omegaws.net

Foto de fondo original de Francisco Lau

Creada 01/07/2005 - Actualizada 01/08/2007

Visita Nº desde el 01/09/2006