"Palabra de Vida"

Biblioteca Bíblica en Línea

Ministerio "Palabra de Vida"

Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela

Correo-E: palabradevida_05@yahoo.com.mx 

 

"Cristo es el Camino, la Verdad
 y la Vida".

Estudios, Mensajes, Pensamientos y Reflexiones sobre la Palabra de Dios. 

"Hacia la Salvación de Toda la Humanidad". 

 Inicio  |  Índice  |  Presentación  |  Biblia  |  Biblia Electrónica  |  Lectura Bíblica

Enlace Bíblico  |  Devocionales  |  Reflexión  |  Doctrina  |  Estudios  |  Juan  |  Profecía

Prédicas  |  Educación  |  Discipulado  |  Células  |  Misiones  |  Guerra Espiritual

Sanidad  |  Bendición  |  Siembra-Cosecha  |  Sectas  |  Familia  |  Jóvenes  |  Niños

Ambiente  |  Salud  |  Directorios  |  Ministerios  |  Enlaces  |  Recursos  |  Patrocinio

Libro de Visitas  |  Foro de Visitas

 

Palabra del Día

Néstor Martínez

 

Noviembre 2004

 Nov-04 | Dic-04 | Ene-05 | Feb-05 | Mar-05 | Abr-05 | May-05 | Jun-05 | Jul-05
Ago-05 | Sep-05 | Oct-05 | Nov-05 | Dic-05 | Ene-06 | Feb-06 | Mar-06 | Abr-06

May-06 | Jun-06 | Jul-06 | Ago-06 | Sep-06 | Oct-06 | Nov-06 | Dic-06 | Ene-07
Feb-07 | Mar-07 | Abr-07 | May-07 | Jun-07 | Jul-07 | Ago-07

======================

Tiempo de Victoria / Palabra del Día

Devocional disponible en el sitio Tiempo de Victoria sólo durante un día

Ir a índice

 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15

 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30

 

[01]

Estimado Teófilo, en mi primer libro me referí a todo lo que Jesús comenzó a hacer y enseñar hasta el día en que fue llevado al cielo, luego de darles instrucciones por medio del Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido. (Hechos 1:1-2)

Hay varias cosas para ver en esta palabra de hoy. La primera de ella, es que el inicio de este libro de los hechos de los Apóstoles, no caben dudas que fue escrito por Lucas, ya que él mismo lo dice cuando le comenta a Teófilo (Que era un cercano a él), que la crónica sobre los hechos de Jesús ya los escribió el primer libro, que obviamente alude al que conocemos como el Evangelio de San Lucas. Lo otro que podemos observar, es que Jesús antes de partir definitivamente en la carne, les dejó instrucciones a sus discípulos. Pero no lo hizo como lo hubiéramos hecho cualquiera de nosotros, teniendo en cuenta los aspectos esenciales de las organizaciones a las cuales pertenecemos, sino que lo efectuó conforme a como el Espíritu Santo de Dios se lo mostró. Hermano, hermana: esto no ha variado; así que te digan lo que te digan, si no oyes clara la voz del Espíritu Santo, ni te muevas. Porque es menester obedecer a Dios antes que a los hombres. Y si no sabes oír la voz del Espíritu, pues entonces pídele al Padre en oración que te lo enseñe, ya que es clave para tu crecimiento."

▲arriba

 

[02]

En cambio, los malvados son como paja arrastrada por el viento. Por eso no se sostendrán los malvados en el juicio, ni los pecadores en la asamblea de los justos. Porque el Señor cuida el camino de los justos, mas la senda de los malos lleva a la perdición. (Salmo 1:4-6)

Has visto alguna vez una mata de paja arrastrada por el viento? Va de aquí para allá, gira hacia un lado y hacia otro sin ninguna clase de coherencia ni control, tanto cae en un fuego donde termina por quemarse, como en un precipicio ladera abajo o debajo de las ruedas de un vehículo. No te distraigas: este es el modelo que Dios pone con relación al malvado. ¡Y tú que estabas convencido que nunca les sucedía nada! Además, no van a poder mentir ni sostenerse con sus artimañas el día en que Dios separe lo verdadero y genuino de lo falso e hipócrita y religioso, (Juicio) Y, por si no fuera suficiente con todas estas cosas, Él asegura que aquellos que viven en pecado no podrán mantenerse demasiado tiempo en las asambleas (eklesias – iglesias) de los justos. Esta es la promesa en la cual deberemos confiar, veamos lo que veamos. No haremos justicia nosotros con nuestras propias sabidurías y manos, lo dejaremos a Él que es infalible para que la haga sin perjudicar por error algún justo."

▲arriba

 

[03]

Habiendo reunido a los doce, Jesús les dio poder y autoridad para expulsar a todos los demonios y para sanar enfermedades. Entonces los envió a predicar el reino de Dios y a sanar a los enfermos. (Lucas 9:1-2)

Mira; no me interesa en absoluto a qué denominación perteneces tú y qué es lo que dice tu doctrina denominacional respecto a estas cosas. La Biblia dice lo que acabas de leer y eso, significa lo siguiente: 1) Que el evangelio que debemos predicar, es el del reino de Dios, y no las cuatro verdades, el explosivo o el de las cuatro puertas, meras técnicas humanas que pretenden reemplazar el poder divino de Dios y la convicción de pecado previa a una conversión que da el Espíritu Santo. 2) Que Jesús, al igual que a aquellos doce, nos da la misma autoridad para las mismas cosas: echar fuera demonios y sanar enfermedades. 3) Y que al igual que en aquellos tiempos, esta autoridad puede ser usada, llegado el caso, hasta por gente que no es genuina ni verdadera, sino que se ha acercado a nosotros para cumplir sus propias ambiciones. ¡No puede ser! ¿Ah, no, eh? ¿Y acaso, entre estos doce que se mencionan aquí, no se encontraba Judas Iscariote? ¿Tú no crees que él, en algún momento, oró por enfermos y estos sanaron y liberó a endemoniados de espíritus inmundos similares a los que él mismo tenía? Aunque parezca no tener sentido, lo que Dios hace, siempre tiene sentido.”

▲arriba

 

[04]

Ahora bien, sabemos que el juicio de Dios contra los que practican tales cosas se basa en la verdad. ¿Piensas entonces que vas a escapar del juicio de Dios, tú que juzgas a otros y sin embargo haces lo mismo que ellos? ¿No ves que desprecias las riquezas de la bondad de Dios, de su tolerancia y de su paciencia, al no reconocer que su bondad que quiere llevarte al arrepentimiento? (Romanos 2:2-4)

A quién se supone que Dios le está hablando aquí? ¿Acaso a mundanos incrédulos, ateos, impíos y pecadores? Parecería ser así, ¿Verdad? Sin embargo no es así. Y no lo es por una sencilla razón: Jamás un mundano podría estar juzgando a hijos de Dios en lo concerniente a cuestiones espirituales, por lo tanto todo lo que aquí se está puntualizando, tiene que ver no sólo con creyentes, sino con creyentes con cierto rango dentro de la iglesia. ¿Y qué se les dice? Que antes de juzgar y caerle con un palo por la cabeza a aquellos que hayan cometido algún error, que presten debida atención, primero, a ver si en una de esas casualidades, ellos no andan haciendo lo mismo. Yo fui testigo de la dureza lindante con la crueldad con la que un pastor juzgó un divorcio mientras él mismo, en ese tiempo, estaba en adulterio con su secretaria. En la justicia de los hombres salió ileso, aunque en la de Dios, ya sabemos lo que tiene que haber sucedido...Esa es nuestra garantía.”

▲arriba

 

[05]

Paso ahora a los asuntos que me plantearon por escrito: Es mejor no tener relaciones sexuales. Pero en vista de tanta inmoralidad, cada hombre debe tener su propia esposa, y cada mujer su propio esposo. El hombre debe cumplir su deber conyugal con su esposa, e igualmente la mujer con su esposo. La mujer ya no tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposo. Tampoco el hombre tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposa. No se nieguen el uno al otro, a no ser de común acuerdo, y sólo por un tiempo, para dedicarse a la oración. No tarden en volver a unirse nuevamente, de lo contrario pueden caer en tentación de Satanás, por falta de dominio propio. Ahora bien, esto lo digo como una concesión y no como una orden. En realidad, preferiría que todos fueran como yo. No obstante, cada uno tiene de dios su propio don: este posee uno; aquel, otro. (1 Corintios 7:1-7)

Nunca sentiste, preferentemente tú, mujer, una especie de rechazo por el texto de este pasaje? Si bien has mantenido un respetuoso y muy sujeto silencio, en tu interior, no bailó el desacuerdo y el deseo de expresarlo? Seguramente te habrás sentido muy mal, muy sucia y hasta hereje por solo pensarlo. Sin embargo, aquí tengo que decirte que esto que terminas de leer, es la opinión de un hombre, - santo, genuino, sabio, creyente y de alto testimonio – pero simplemente hombre. Y Pablo lo expresa tal cual él lo experimenta en su vida, que es exactamente lo mismo que cualquiera de nosotros hubiera hecho de no recibir un mandato claro del Señor. Y él no lo había recibido, ya que se encarga de aclarar para que nadie se confunda por exceso de religiosidad o legalismo, que todo lo que dijo no es de ninguna manera un mandamiento del Señor por su intermedio, sino una concesión de tipo personal. ¿Puedes entenderlo ahora? Te ruego que bajo esa misma luz, leas todo lo que sigue.”

▲arriba

 

[06]

Por eso mi cuerpo se estremece de dolor, sufro de agudos dolores, como los de una parturienta; lo que oigo, me aturde; lo que veo, me desconcierta. Se me turba la mente, me hace temblar el terror; el crepúsculo tan anhelado se me ha vuelto un espanto. (Isaías 21:3-4)

Para entender la sintomatología de Isaías, hay que saber de qué está hablando. Pues bien, presta atención porque, a pesar de haberse escrito tantos miles de años antes de ti, este texto quizás tenga plena vigencia, hoy mismo, en tu propia vida. Porque de lo que habla Isaías aquí, es de Babilonia, que ya sabes muy bien, no se trata de un sitio geográfico y literal, sino de una mentalidad contemporánea, la que da origen a la iglesia falsa, paralela e imitación de la genuina. Dolores en el cuerpo, pregunto: ¿Los hay? Lo que oímos, ¿Nos alimenta o nos aturde por su inconsistencia? Lo que vemos, ¿Es coherente con lo que enseñamos y predicamos o, por el contrario, es tan opuesto que llega, precisamente, a desconcertarnos? Nuestra mente, ¿Está lúcida o turbada en este tiempo? En tus respuestas, hallarás la íntima: ¿Estás en la Iglesia santa del señor o en una imitación paupérrima llamada Babilonia?”

▲arriba

 

[07]

Un día subían Pedro y Juan al templo a las tres de la tarde, que es la hora de la oración. Junto a la puerta llamada Hermosa había un hombre lisiado de nacimiento, al que todos los días dejaban allí para que pidiera limosna a los que entraban en el templo. Cuando éste vio que Pedro y Juan estaban por entrar, les pidió limosna. Pedro, con Juan, mirándolo fijamente, le dijo: ¡Míranos! El hombre fijó en ellos la mirada, esperando recibir algo. No tengo plata ni oro – declaró Pedro -, pero lo que tengo te doy. En el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda! (Hechos 3:1-6)

A mí se me ocurre preguntarte algo en este momento: ¿Qué tienes? Efectivamente, ¿Qué es lo que crees que tienes de parte de Dios, además de la salvación que te ha dado por gracia? Entonces tú, altamente religioso, me respondes: ¡Nada hermano! ¡Yo no tengo nada! ¡Todo es de Dios! Y es verdad lo que dices, pero en parte. Es muy cierto que nosotros, como personas humanas, nada tenemos en nosotros mismos. Es verdad que todo lo que podamos dejar en evidencia, proviene de Dios. Pero sin embargo, aquí leemos lo que Pedro, el apóstol Pedro, la base rocosa que Cristo alabó en su momento, es quien dice ‘lo que TENGO te doy’ Y luego esgrime el nombre que está por sobre todo nombre para efectivizar eso que, según Pedro, él y por ende nosotros, tenemos presto para ser utilizado cuando se lo necesita.”

▲arriba

 

[08]

Mientras más aumentaban los sacerdotes, más pecaban contra mí; cambiaron a quien es su gloria en algo deshonroso. El pecado de mi pueblo es su comida; se regodean en su perversidad. ¡De tal pueblo, tal sacerdote! ¡Por eso les pediré cuentas de su conducta y les daré la paga de sus acciones! (Oseas 4:7-9)

Comencemos por partes: ¿De donde salían esos sacerdotes? Del propio pueblo. ¿De donde salen hoy nuestros ministros? De nuestro propio pueblo. ¿Cuál dice que es el pecado más abundante de su pueblo? Su comida. ¿Qué significa esto? Lo que se ha enseñado, que pecar para una parte del pueblo, es cosa cotidiana como comer. Pero también significa que la palabra que hoy se le enseña a la iglesia, no es la auténtica ni la genuina que Dios envía, sino producto de sabiduría de hombres o doctrinas humanas elaboradas por las diferentes denominaciones. De allí que dice que se regodean en su perversidad. ¿Qué es regodearse? Estar orgullosos, vanidosos. ¿Y en qué cosa? En su perversidad. ¿Qué es la perversidad? Andar torcido, fuera de lo que Dios ha dejado como camino. Sin embargo el final es tranquilizador o alarmante, según donde tú te encuentres. Dice que EL dará la paga exacta y justa por nuestras acciones. Esa es nuestra confianza.”

▲arriba

 

[09]

Al entrar Jesús en Capernaum, se le acercó un centurión pidiendo ayuda. Señor, mi siervo está postrado en casa con parálisis, y sufre terriblemente. Iré a sanarlo, - respondió Jesús -. Señor, no merezco que entres bajo mi techo. Pero basta con que digas una sola palabra, y mi siervo quedará sano. Porque yo mismo soy un hombre sujeto a órdenes superiores, y además tengo soldados bajo mi autoridad. Le digo a uno: ‘ve’, y va, y al otro: ‘ven’, y viene. Le digo a mi siervo: ‘haz esto’, y lo hace. (Mateo 8:5-9)

El centurión era un soldado. Y como todo soldado, pertenecía a un ejército. Y como en todo ejército, el mecanismo de movimiento era vertical. Venía desde lo superior una orden y la orden se acataba y se cumplía sin discusiones. Eso, ha sido utilizado para la conformación orgánica de lo que nosotros conocemos como Iglesia. Sin embargo no ha dado buenos frutos. ¿Por qué? Porque se ha entendido que conforme a las jerarquías de los hombres que comandan la organización eclesiástica, así deberá ser el acatamiento a sus órdenes. Y la Biblia jamás dijo eso, sino que las órdenes que hay que cumplir sin chistar, son las que vienen de parte de Dios, que es el único facultado para dar órdenes en este ejército. Todos los demás, incluidos nosotros mismos, sólo servimos cuando trasladamos SUS directivas, no cuando deseamos hacer prevalecer las nuestras.”

▲arriba

 

[10]

Hijo mío, si has salido fiador de tu vecino, si has hecho tratos para responder por otro, si verbalmente te has comprometido, enredándote en tus propias palabras, entonces has caído en manos de tu prójimo. Si quieres librarte, hijo mío, este es el camino: ve corriendo y humíllate ante él; procura deshacer tu compromiso. (Proverbios 6:1-3)

Quiero que pienses con todo detalle y precisión en esto que estamos viendo. ¿No se parece demasiado, en todo caso, a lo que la sociedad secular ha denominado ‘discriminación’? Porque lo que te está enseñando este proverbio, es que no deberás salir de ninguna manera como aval o garante de un incrédulo, de alguien que no anda en tu misma dirección espiritual. Y no sólo eso, dice también que si lo haces, antes de pagar consecuencias horribles, deberás humillarte o lo que sea, con tal de poder conseguir tu objetivo de máxima, que es el de romper ese compromiso contraído. Nosotros hemos enseñado que hacerlo, sería entregarle al mundo incrédulo un hermoso testimonio. Allá nosotros con nuestra dudosa sabiduría humana. Lo cierto es que Dios, desde Salomón, nos dice exactamente todo lo contrario. Aunque pueda sonar discriminatorio. ¿A quien podrás obedecer?”

▲arriba

 

[11]

Pero yo por tu gran amor puedo entrar en tu casa; puedo postrarme reverente hacia tu santo templo. (Salmo 5:7)

Esta es apenas una leve muestra de lo que el amor de Dios puede. Entre otras cosas, lograr que alguien, que hasta ayer mismo estaba totalmente apartado de todo lo que fuera reverencia o adoración, cambie de un momento para otro sin más aditamento que el gran amor de dios manifestado. ¿Y en qué consiste ese enorme amor divino? En producir, entre otras cosas, que nosotros podamos amarle a Él, ya que es muy claro que el amor de Dios consiste en que Él nos amó primero, haciendo posible que nosotros también podamos amarle a Él aún sin verle, una cuestión que no es sencilla ni fácil. Todo el mundo habla del amor de Dios, toda la iglesia se afirma en el amor de Dios, pero muy pocos realmente pueden manifestarlo en toda su dimensión, que es donde ese amor se magnifica notoriamente.”

▲arriba

 

[12]

¡Gálatas torpes! ¿Quién los ha hechizado a ustedes, ante quienes Jesucristo crucificado ha sido presentado tan claramente? Sólo quiero que me respondan a esto: ¿Recibieron el Espíritu por las obras que demanda la ley, o por la fe con que aceptaron el mensaje? ¿Tan torpes son? Después de haber comenzado con el Espíritu, ¿Pretenden ahora perfeccionarse con esfuerzos humanos? (Gálatas 3:1-3)

Mira: si no supiéramos muy bien que esta carta fue escrita por el apóstol Pablo a la iglesia de Galacia, hace muchos, muchísimos años atrás, muy bien podríamos asegurar que fue escrita hace unos minutos en cualquier congregación cristiana de cualquier punto del planeta. Porque es eso y no otra cosa el mal mayor que hoy por hoy enfrenta el pueblo de Dios en su conjunto. Todos han llegado por, en y con el Espíritu Santo al camino de la fe, pero ahora, después de todo este tiempo, ya han tomado ‘ejercicio eclesiástico’ suficiente como para intentar hacer las cosas con la obra de Dios incluida, mediante sus esfuerzos humanos, naturales, intelectuales. ¿Error? Sin dudas, pero nadie repara en ello. Parecería haber un espíritu de estupor predominando el ambiente.”

▲arriba

 

[13]

Al oír estas palabras, Ananías cayó muerto. Y un gran temor se apoderó de todos los que se enteraron de lo sucedido. Entonces se acercaron los más jóvenes, envolvieron el cuerpo, se lo llevaron y le dieron sepultura. (Hechos 5:5-6)

Observa algo muy importante: Ananías no cae muerto por la impresión de un hecho determinado, ni por la vergüenza de haber sido descubiertos sus manejos ocultos, ni siquiera por el estado de culpa delante de Dios. Cae muerto simplemente al oír las palabras pronunciadas por quien acaba de descubrirlo en sus fraudes. ¿Qué fue lo que lo eliminó? Alguien versado en medicina podrá argumentar o tejer las hipótesis más variadas y estará muy bien que lo haga, pero nadie podrá ocultar que la muerte de Ananías, como la de su esposa más tarde, tiene como principal origen el haberle mentido al Espíritu Santo, mucho más que a los hombres que allí estaban. Porque para hacer nuestra voluntad aún en contra de la de Dios, no necesitamos mentirle al Espíritu. Al hacerlo, nuestro pecado ya no tiene perdón, está escrito, y el resultado será del tenor del que podemos ver en este relato.”

▲arriba

 

[14]

El es la cabeza del cuerpo, que es la iglesia. El es el principio, el primogénito de la resurrección, para ser en todo el primero. (Colosenses 1:18)

Si Él es la cabeza de este cuerpo, como dice aquí, Él es el único que piensa, elabora y decide. El resto del cuerpo solamente obedece y ejecuta. Un dedo no tiene ideas propias, un pie tampoco. Pero entonces, ¿Para qué nos ha dado raciocinio, si todo se limita a obedecer ciegamente sin pensar en nada? Precisamente para que utilicemos esa mente y esa inteligencia, para tejer y entretejer estrategias tendientes a extender su reino. Dios nunca nos dio la inteligencia que nos dio para que nosotros, presuntuosos sin cura, intentemos analizar y evaluar sus decisiones. Eso está fuera de nuestras posibilidades y fuera de nuestro alcance. Lo vamos a hacer si lo deseamos, porque Él siempre respetará nuestra voluntad así sea para perdernos, pero nada nos garantiza que esa decisión nos lleve a buen puerto.”

▲arriba

 

[15]

Ahora bien, hermanos, en cuanto a la venida de nuestro Señor Jesucristo y a nuestra reunión con él, les pedimos que no pierdan la cabeza ni se alarmen por ciertas profecías, ni por mensajes orales o escritos supuestamente nuestros, que digan: ‘¡Ya llegó el día del Señor!’ (2 Tesalonicenses 2:1-2)

No sé lo que te sucede a ti con esto, pero a mí este texto siempre me ha interesado mucho, porque es un ejemplo de lo que en este mismo tiempo vivimos en varios niveles. Andan por la vida cientos o miles de profetas falsos entenebreciendo los ambientes con alarmantes deducciones que son creídas por mucha gente. Es bueno seguir al pie de la letra este sabio consejo: No perder la cabeza, que es como decir: no creernos cualquier cosa por más que sea dicha por gente ‘famosa’. No alarmarnos por lo que digan los explosivos que andan por allí anunciando hecatombes literales, ni tampoco creyéndonos cualquier cosa que encontremos escrita, aunque lleve una firma reconocida de un ‘gran siervo de Dios’, cosa que resulta una incongruencia, ya que todos sabemos que si se es siervo, de ninguna manera se es grande, sino muy pequeño…”

▲arriba

 

[16]

Las riquezas mal habidas no sirven de nada, pero la justicia libra de la muerte. (Proverbios 10:2)

Si observas este proverbio con sumo cuidado y atención, vas a ver que contiene dos expresiones aparentemente desconectadas entre sí, aunque válidas. Sin embargo no están tan desconectadas, sino que forman parte de un todo muy preciso, específico y concreto. Dice que no hay bendición sobre el concepto del ‘vale todo’ para hacer fortuna, tal cual se conduce el mundo secular y alguna porción de lo que llamamos ‘iglesia’. Y aunque no parezca ser así en lo natural y cotidiano, si Dios lo ha dicho, Dios lo cumple. Por lo tanto, yo de ser tú, no arriesgaría cosas importantes por tener un billete más. Dios jamás transgredió sus leyes ni dejó de cumplir sus promesas. Y la justicia, que es precisamente hacer la voluntad de Dios, te libra de dos muertes concretas: la física, antes del tiempo que Dios decide llevarte a su presencia, y la espiritual, que es la que verdaderamente a Dios le interesa de sobremanera.”

▲arriba

 

[17]

Ahora bien, hermanos, ustedes no necesitan que se les escriba acerca de tiempos y fechas, porque ya saben que el día del Señor llegará como ladrón en la noche. Cuando estén diciendo ‘paz y seguridad’, vendrá de improviso sobre ellos la destrucción, como le llegan a la mujer encinta los dolores de parto. De ninguna manera podrán escapar. (1 Tesalonicenses 5:1-3)

Vamos a romper, - a partir de este clásico y conocido texto -, algunas ‘vacas sagradas’ de la iglesia evangélica. La primera, es que ‘como ladrón en la noche’ sólo significa ‘sin previo aviso’, lo cual es cierto y está bien entendido. Pero hay algo más que no se ha enseñado y que tiene que ver con lo que se enseña en mateo 24 con relación a que ese día, ‘será como en los días de Noé’. Un ladrón, siempre viene a llevarse lo que no es suyo, ¿No es así? Entonces, si bien esto no desacredita el arrebatamiento, que es real y será muy cierto, sí te cambia algunos mapas. Lo segundo, es que los dolores de parto, no llegan sin previo aviso, sino de a poco, paulatinamente, progresivamente y cada vez más seguidos. No cambia el fondo de las cosas, pero te pone en preaviso para que te prepares. Y dice que será cuando todo el mundo diga ‘paz y seguridad’. ¿Has prestado atención sobre qué temas está hablando más a menudo el mundos secular hoy día? Sobre paz y seguridad…”

▲arriba

 

[18]

Les dijo Jesús: ¿No han leído nunca en las escrituras: La piedra que desecharon los constructores ha llegado a ser la piedra angular; esto es obra del Señor, y nos deja maravillados? Por eso les digo que el reino de Dios se les quitará a ustedes y se le entregará a un pueblo que produzca los frutos del reino. (Mateo 21:42-43)

Aquí, al igual que viene ocurriendo estos últimos días, también podemos ver dos cosas. La primera, habla de Jesucristo, que es la piedra angular. Esta piedra era la primera que se pulía y preparaba, y dejaba a un lado mientras se construía todo el edificio. Finalmente, cuando éste estaba terminado, sólo le faltaba colocarle en su extremo superior, el último elemento que debía encajar perfectamente. Ese elemento era la piedra angular. Si la construcción estaba bien hecha, la piedra encajaba, sino no. Si nuestra teología es correcta, Cristo encaja en ella. De otro modo, es Babilonia, humanismo y no tiene nada de Dios. Lo otro que vemos aquí, es que ya no podemos admitir que existan ‘hermanos’ que viven como se les da la gana entendiendo que su ingreso al reino no puede ser revocado. ¿Habrán leído esto? Y si lo leyeron, ¿De qué modo lo habrán interpretado para que encaje en sus doctrinas denominacionales?”

▲arriba

 

[19]

Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también fueron llamados a una sola esperanza; un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos y en todos. (Efesios 4:4-5)

Lo primero que vamos a ver aquí, es que hay un solo cuerpo. ¿Por qué aclararlo si parece muy claro? Porque algunos suponen que ‘cuerpo’ es ‘congregación’, y no es así. Y mucho menos ‘templo’. Que en una congregación que se reúne en un templo hay una gran parte del cuerpo, es una cosa, pero que toda ella lo constituye, eso es otra cosa. Al cuerpo lo conforman todos los que han creído, y es bueno saber que no todos los que han creído se sientan a nuestro lado cada domingo, y que no todos los que lo hacen, han creído de verdad. Y luego lo más obvio, pero también más real: una sola esperanza, que es como decir que todos debemos esperar la misma cosa. Un solo Señor, no hay diferentes dioses para diferentes religiones, una sola fe, un solo bautismo. Es decir que no puedes bautizarte cada domingo por ninguna causa por buena que pueda parecer. Para muchos, esto parecerá innecesario, pero créeme que hay sectores que todavía necesitan saberlo.”

▲arriba

 

[20]

Mientras lo apedreaban, Esteban oraba: Señor Jesús – decía -, recibe mi espíritu. Luego cayó de rodillas y gritó: ¡Señor, no les tomes en cuenta este pecado! Cuando hubo dicho esto, murió. Y Saulo estaba allí, aprobando la muerte de Esteban. (Hechos 7:59-60, 8:1)

La historia de Esteban y su martirio es tan conocida, tan difundida, enseñada, comentada y hasta predicada, que resulta inconducente reiterar algún principio en torno a ella. Fue un mártir, efectivamente, y murió por no retroceder en sus convicciones. Y los que lo apedrearon, no fueron incrédulos, impíos, pecadores y ateos; fueron los miembros de la iglesia estructural y organizada de ese tiempo, que no podía admitir que Esteban creyera en algo diferente a lo que ellos enseñaban, aunque él fundamentara debida y correctamente los argumentos de lo que creía. ¿Y quien estaba allí, aprobando ese martirio por causa de la fe en Jesucristo? Saulo de Tarso. ¿O te diré Pablo, para que te resulte más inconcebible? Escucha: ese hermano que roza la ruindad, que tú conoces y quizás hasta desprecias con mucho enojo, ¿No podrá mañana ser cambiado por un encuentro personal con Cristo, tal cual le ocurrió a este asesino llamado Saulo?”

▲arriba

 

[21]

¿Acaso no saben ustedes que todos los que fuimos bautizados para unirnos con Cristo Jesús, en realidad fuimos bautizados para participar en su muerte? Por tanto, mediante el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte, a fin de que, así como Cristo resucitó por el poder del Padre, también nosotros llevemos una vida nueva. (Romanos 6:3-4)

Pensar que en algunas denominaciones es de uso y costumbre, cuando alguien solicita ser bautizado, brindarle un cursillo de dos o tres meses para que, entre otras cosas, sepa en qué consiste el paso que va a dar. Insólito. ¿Tres meses para decirle a un creyente que quiere ser bautizado lo que este versículo se basta y se sobra para decírselo a poco que lea la Biblia cotidianamente? Eso nos lleva a otra pregunta interna: ¿Es legítimo, conveniente y oportuno que nosotros, como miembros antiguos de una congregación, nos tomemos el derecho de examinar a cada uno de los que quiere ser bautizado para comprobar si realmente merece que le otorguemos ese derecho? Mira: es legítimo si tu denominación lo ha decidido así, ya que en cada organización se deben respetar sus estatutos y ordenanzas internas. Pero algo es claro: no es bíblico, aunque nunca se sabe si eso interesa demasiado o no a los cabezones que escribieron esos estatutos y ordenanzas denominacionales.”

▲arriba

 

[22]

Tus estatutos son maravillosos; por eso los obedezco. La exposición de tus palabras nos da luz, y da entendimiento al sencillo. Jadeante abro la boca porque ansío tus mandamientos. Vuélvete a mí y tenme compasión como haces siempre con los que aman tu nombre. Guía mis pasos conforme a tu promesa; no dejes que me domine la iniquidad. Líbrame de la opresión humana, pues quiero obedecer a tus preceptos. Haz brillar tu rostro sobre tu siervo; enséñame tus decretos. Ríos de lágrimas brotan de mis ojos, porque tu ley no se obedece. (Salmo119:129-136)

Después que una mujer entabló una demanda a un restaurante de comidas rápidas por haberse quemado con un café, las compañías comenzaron a cambiar sus manuales y etiquetas de advertencia. Fíjate en las siguientes instrucciones: En una cena congelada: ‘descongelar antes de comer’. En una plancha: ‘¡Cuidado’ No planche la ropa sobre su cuerpo’. En un frasco de mantequilla de cacahuate: ‘Puede contener cacahuates’ En la tapa de la leche: ‘Después de abrirla, manténgala derecha’. Si algunas personas necesitan estas obvias directrices en los artículos para el hogar, imagínate cuánto más necesitamos la guía de Dios. El Salmo 119 habla de la importancia de su manual de instrucción: La Biblia. En las páginas de las Escrituras lo que Dios quiere que creamos, seamos y hagamos. Pídele al Señor que te enseñe sus estatutos y dirija tus pasos según Su Palabra. La Escritura es para protegernos, corregirnos y dirigirnos. (Material enviado por Nelson Iscoa).-”

▲arriba

 

[23]

En conclusión, ya sea que coman o beban o hagan cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios. No hagan tropezar a nadie, ni a judíos, ni a gentiles ni a la iglesia de Dios. Hagan como yo, que procuro agradar a todos en todo. No busco mis propios intereses sino los de los demás, para que sean salvos. (1 Corintios 10:31-33)

Siempre que me ha tocado leer este pasaje, me he preguntado lo mismo: ¿Por qué Pablo diría, en el final de este texto, que no busca sus propios intereses sino el de los demás? ¿Sería porque en su tiempo, ya existirían hombres amadores de sí mismos, que toman las cosas divinas sin otro objetivo que el de aumentar su popularidad y, con ella, sus ingresos materiales? ¿Realmente habrá sido por eso? Y si fuera así, ¿La lección ha sido aprendida por todos nosotros, continuadores del evangelio que Pablo llevaba en ese tiempo? Mira a tu alrededor. No elijas los lugares ‘especiales’ o los que no gocen de tus simpatías. Mira cualquiera que diga representar los intereses de Dios: ¿Están siguiendo este consejo paulino? ¡Gloria a Dios! ¿No lo tienen en cuenta? Huye rápidamente de allí, es Babilonia.”

▲arriba

 

[24]

Con arrogancia persigue el malvado al indefenso, pero se enredará en sus propias artimañas. (Salmo 10:2)

Cuando leemos un texto bíblico, lo primero que deberemos tener en cuenta es para qué fue escrito y, esencialmente, para quien o quienes. Este es un modelo. Porque habla de que el malvado, persigue al indefenso con arrogancia. ¿Se refiere al mundo secular? Se refiere al hombre carnal, donde quiera que este se encuentre. Ahora te pregunto: ¿Crees que hay hombres carnales disfrazados de religiosos, incluso trabajando arduamente en las iglesias? ¿Sí? Entonces, ¿Es difícil creer que estos malvados arrogantes están persiguiendo a indefensos adentro de nuestras organizaciones? ¿Y en qué basan su arrogancia? En sus estudios teológicos, en sus títulos, cargos, posiciones y funciones. No interesa. ¡Animo! Para ellos también rige esto de que habrán de terminar enredados en sus propias artimañas. ¿Lo crees?”

▲arriba

 

[25]

Los discípulos que lo rodeaban, al darse cuenta de lo que pasaba, dijeron: Señor: ¿Atacamos con espada? Y uno de ellos hirió al siervo del sumo sacerdote, cortándole la oreja derecha. ¡Déjenlos! Ordenó Jesús. Entonces tocó la oreja del hombre, y lo sanó. (Lucas 22:49-51)

La pregunta que los discípulos le hacen a Jesús, es exactamente la misma que cualquiera de nosotros le haría hoy, en el marco de las incredulidades públicas y las religiosidades oficiales. ‘Señor…¿Quieres que les rompamos el alma a estos cretinos? La respuesta de Jesús, hoy, no dudo que sería la misma de entonces. Salir al cruce a decirnos que no, que no debemos cortarle las orejas a nadie, impidiendo de ese modo que ellos puedan oír lo que Dios tiene para decirle a todos los hombres, no sólo a los que concurren a un templo. Y si de todos modos lo hiciéramos, Él no vacilaría en tocar sus orejas, sanarlas y dejarlos preparados para que oigan, ya que el ministerio básico del reino de dios, es el de la restauración, un ministerio que, lamentablemente, la iglesia ha dejado un tanto en el olvido.”

▲arriba

 

[26]

El nos ha capacitado para ser servidores de un nuevo pacto, no el de la letra sino el del Espíritu; porque la letra mata, pero el Espíritu da vida. (2 Corintios 3:6)

En todos nuestros años de creyentes hemos aprendido valores sustanciales de nuestra doctrina, independientemente de sus diferentes interpretaciones. Uno de esos valores, es el amor a la Biblia como símbolo material de la Palabra de Dios. Sin embargo, y sin descrédito a ese amor lícito y legítimo, no debemos olvidar que la Biblia, en todo caso, lo que trae dentro suyo es la letra que encierra a la Palabra. Porque la Palabra de Dios es productora de vida y, dice este texto, que solamente es el Espíritu el que la contiene. Por lo tanto, si tu iglesia se basa estrictamente en lo escrito pero no permite fluir libremente al Espíritu, tu iglesia estará espiritualmente muerta, mientras que si se deja fluir al Espíritu con total y entera libertad, esa Palabra contendrá revelación y vida abundante.”

▲arriba

 

[27]

Los hombres que viajaban con Saulo se detuvieron atónitos, porque oían la voz pero no veían a nadie. Saulo se levantó del suelo, pero cuando abrió los ojos no podía ver, así que lo tomaron de la mano y lo llevaron a Damasco. Estuvo ciego tres días, sin comer ni beber nada. (Hechos 9:7-9)

Esto tiene una hermosa tipología apta para ver las enormes riquezas del reino. Dice que los hombres que acompañaban a Saulo oían la voz pero no veían a nadie. Eso es lo que le sucede a muchos cristianos. Oyen la voz de Dios, pero no ven con claridad su propósito y su voluntad, y eso los lleva a inventar ideas propias y retrasar la obra. El mismo Saulo, finalmente, llega a ser tipología de la iglesia, que también ha estado ciega por tres días divinos, sin alimentarse de palabra genuina ni beber agua de vida. Lo otro que vemos aquí, es que aquel caballo que, nos enseñaron, llevaba a Saulo, no existe. Porque si Saulo iba a Damasco a caballo y cayó a tierra, lo mas lógico hubiera sido que los que lo ayudaron, lo llevaran a la ciudad por las riendas de su cabalgadura, y no de la mano, que es como se lleva a la gente que va a pie.”

▲arriba

 

[28]

Y el centinela gritó: ¡Día tras día, Señor, estoy de pie en la torre; cada noche permanezco en mi puesto de guardia! ¡Ahí viene un hombre en un carro de combate tirado por caballos! Y este es su mensaje: ‘¡Ha caído, ha caído Babilonia! ¡Todas las imágenes de sus dioses han rodado por el suelo! (Isaías 21:8-9)

Lo primero que vemos es que la caída de Babilonia, que hoy es la iglesia falsa, la imitación satánica de la iglesia del Señor, es anunciada por un centinela, alguien que ha estado vigilante, atento y ágil para detectar esa caída. Y es, además, el que de alguna manera presenta al nuevo predicador, al hombre que llega en un carro de combate (Carro, en el símbolo, siempre es vehículo guerrero, y combate es guerra espiritual) Y dice que ese carro es tirado por caballos. Caballo es símbolo del creyente maduro, del que ya no come al ras de tierra, como la oveja, sino que escarba y busca más adentro, tal como lo hace el caballo. Y tiene un mensaje, que es exactamente el mensaje de este tiempo; el que le dice a todos los que quieran oír que la enorme estructura corrupta que muchos todavía siguen llamando ‘iglesia’, ha caído, y que en su lugar, se está levantando una generación dispuesta a exaltar al reino y a glorificar a Cristo en cada paso. La época de las vanidades y las auto-glorificaciones personales, ha terminado. ¿Podrás decir amén o estás demasiado comprometido con Babilonia?”

▲arriba

 

[29]

Sión, tú que habitas en Babilonia, sal de allí, ¡Escápate! Porque así dice el Señor Todopoderoso, cuya gloria me envió contra las naciones que los saquearon a ustedes: La nación que toca a mi pueblo, me toca la niña de los ojos. Yo agitaré mi mano contra esa nación, y sus propios esclavos la saquearán. Así sabrán que me ha enviado el Señor Todopoderoso. (Zacarías 2:7-9)

Todos sabemos que Sión, hoy, es la iglesia. Todos sabemos que una gran parte de esa iglesia, ya sea sin saberlo o sabiéndolo, habita dentro de la iglesia paralela, falsa; en la imitación de la divina; la que tiene buena música y alabanza, buen mensaje, canales de televisión, radios, muchísimos miembros, luces, danza, estandartes; pero que su objetivo es personal y humano y no está dentro del verdadero propósito de Dios. ¿Qué se le dice a la iglesia con relación a esto? ¡Sal de allí! ¡Escápate! ¿Y por qué dirá Dios esto? Porque esa iglesia falsa arremete, perturba y estorba a la verdadera, está tocando al pueblo de Dios. Entonces ÉL va a agitar su mano contra ella, y lo que desea es que, cuando Él lo haga, no estés tú adentro y caigas junto con ellos."

▲arriba

 

[30]

Más vale comer pan duro donde hay concordia que hacer banquete donde hay discordia. (Proverbios 17:1)

Este es uno de los proverbios más sabios que he leído. Y además rompe con muchos misticismos legalistas o falsos. Derrumba alguna que otra vaca sagrada de esas que por años hemos adorado. Porque lo que te dice, si lo tomas para tu matrimonio, por ejemplo, te enseñará que no puedes soportar cualquier barbaridad que suceda en él por el simple hecho de que ya te casaste y no te queda otra que aguantar. Aquí te dice que si andas con tu mujer o con tu marido a los puñetazos o sencillamente a puro reproche, por más que engalanes el resto de tu existencia con lo mejor de lo mejor, nada podrá hacer olvidar ni disimular tus padecimientos. Porque no hay peor padecimiento que la convivencia torcida, desgastada, ya que propone puja constante, discusiones y hasta peleas muy feas. ¿La solución? A Dios no le gusta y dice que la aborrece, pero si se la necesita, Él se ha guardado muy bien de dejar escritas todas las condiciones."

▲arriba

 

ir al calendario > Dic-04

Administrador Web: Francisco Lau

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: palabradevida_05@yahoo.com.mx / info@enlacebiblico.com.ar

Sitio Web "Palabra de Vida": http://www.enlacebiblico.com.ar

Grupo "Enlace Bíblico":  http://mx.groups.yahoo.com/group/EnlaceBiblico/

Ministerio "Palabra de Vida" - Iglesia "Cristo Viene"

El Manzano, Km 6 vía Río Claro, entrada frente al Club Chino

Barquisimeto 3001, Edo. Lara, Venezuela

Alojamiento (Hosting) provisto por: - www.omegaws.net

Foto de fondo original de Francisco Lau

Creada 01/11/2004 - Actualizada 01/08/2007

Visita Nº desde el 01/09/2006