>> Índice <<
 
 

SON REALES LAS MALDICIONES

 
 

 

¿Son las maldiciones una realidad hoy? Deuteronomio 28:45-46 dice: Sí!

"Y vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te perseguirán, y te alcanzarán hasta que perezcas; por cuanto no habrás atendido a la voz de Jehová tu Dios, para guardar sus mandamientos y sus estatutos, que El te mandó; y serán en ti por señal y por maravilla, y en tu descendencia para siempre."

La mayoría de los creyentes entienden cómo los pecados de Adán y Eva en el jardín del Edén trajeron una maldición sobre la humanidad y el mundo en el cual ellos vivían. El Señor pronunció maldiciones específicas relacionadas con la serpiente, la mujer y el hombre.

  • La Serpiente - se arrastraría sobre su vientre y habría enemistad entre ella y la mujer, y entre su descendencia y la de ella. (Gén. 3:14-15)
  • La mujer - tendría dolor en el alumbramiento y fue puesta bajo la autoridad de su marido (Gén. 3:16).

El hombre - representando a la humanidad fue separado del árbol de la vida, y la tierra fue maldita con espinos y abrojos, por lo que el hombre tendría que trabajarla con dificultad hasta su muerte. (Gén. 3:17-19).

El hombre y la mujer fueron echados del jardín del Edén y Dios puso querubines y una espada de fuego para que guardaran la entrada. (Gén. 3:24)

¿Existen hoy día los resultados de esas maldiciones? Sí, existen, y nosotros continuamos sufriendo por su causa.

De repente la calidad de vida de Adán y Eva cambió. Ellos ya no tenían el confort que tuvieron en el Edén y en la presencia de Dios. Sus bendiciones les fueron quitadas así como sus circunstancias se complicaron.

Estos son los efectos de las maldiciones: 1) bendiciones perdidas, 2) capacidades limitadas,      3) posición y circunstancias reducidas, 4) la calidad de vida afectada, 5) futura posteridad también afectada.

El cautiverio espiritual tiene todos estos efectos.

Cada uno de nosotros PUEDE ELEGIR entre bendición y maldición.

"He aquí yo pongo delante de vosotros la bendición y la maldición: la bendición, si oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, que yo os prescribo hoy, y la maldición, si no oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, y os apartareis del camino que yo os ordeno hoy . . . " (Deuteronomio 11:26-28)

"A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muertye, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a El." (Deuteronomio 30:19-20)

 

 
 
 
-  
 
 
 
 
-
-  
 
 
 
- 
 
 
 
 
-  
 
 
 
-  
 
-