>> Índice<<
 
 

EJÉRCITO ENEMIGO

 
 

 

Conformación del Ejército Enemigo

Aunque no hay una unidad de conocimiento teológico que las determine claramente la esencia última de cada  grupo, la escritura y la experiencia nos habla de una jerarquía paralela al Reino de Dios (Ef 6:12, Col 1:16, Dan 10:20-21).

1.     Satanás: (Hebreo  Ha’Satan el enemigo, Griego, Diabolos, adversario). Es el jefe máximo, lleno de toda maldad

2.     Gobernadores de las tinieblas: Afectan autoridades, civiles, políticas. Dan las estrategias  para atar la humanidad.

3.     Principados: Ya son espíritus netamente territoriales que controlan la geografía y la sociedad del terreno donde habitan; ellos manejan practicas ancestrales, religiosas o culturales alejadas de la palabra de Dios.

4.     Potestades o fortalezas: Son géneros de maldad espiritual que cumplen planes de los gobernadores y son dirigidos territorialmente por los principados. Afectan incluso a familias y congregaciones pues son comisiones de poder que se alimentan de la concupiscencia peculiar.

5.     Huestes de maldad: Legiones ocupadas principalmente de estorbar el evangelio: espíritus de mentira, conspiración, falsedad, anticristo, calumnias, etc.

6.     Demonios: Interesados en seres humanos y buscan afectar sus conductas, hábitos, practicas y deseos.

7.    Tronos visibles: Hombres que abiertamente siguen a Satán: brujos, hechiceros, gurús, chamanes, satanistas, etc.

Tomando Territorios

Los territorios están atados muchas veces al enemigo y por ello la labor evangelistica es estorbada. Los barrios, veredas, naciones, etc., son controladas por ángeles caídos territoriales a través de pactos y estos se hacen posible físicamente en COLUMNAS DE INIQUIDAD O GUARIDA DE DEMONIOS (altares a “santos”, bustos a personajes políticos, templos Romanos, Gnósticos, etc. (Apoc 18:2). Donde haya pactos, hay ángeles, por ello deberás tomar la tierra, rompiendo pactos, alejando los espíritus porteros malignos y establecer pactos al Señor donde el Espíritu Santo coloque sus ángeles y faciliten la labor evangelistica.

Cuando el Señor muestre algo a la iglesia a través de la intercesión y ese algo es batallar contra los espíritus territoriales, lo primero es prepararse fortaleciéndose en la fe (Ef 6:10). Luego recibir del Señor la estrategia a seguir, y casi siempre el primer paso es hacer CARTOGRAFIA ESPIRITUAL.

 

 

 
 
 
-  
 
 
 
 
-
-  
 
 
 
- 
 
 
 
 
-  
 
 
 
-  
 
-