Posición cristiana ante problemas ambientales expone especialista

"BUENOS AIRES, Mayo 17, 2004 (alc). Estamos convencidos de que todos los problemas ecológicos tienen solución técnica conocida, pero esas soluciones sueltas, sin determinación política impregnada de justicia social, serán absolutamente insuficientes y por eso participamos en el Programa de Ciudadanía Ambiental Global, declaró Alfredo Salibián. "

El representante del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI) hizo esta declaración en el lanzamiento oficial del mencionado programa en Argentina, el jueves 13, en el Salón Azul del Senado. Al acto asistieron una delegación del Parlamento Latinoamericano, la coordinadora general del Proyecto, Lorena San Román, autoridades de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Argentina, así como el secretario regional de CLAI para el Río de la Plata, Juan Gattinoni, y el representante del CLAI ante el Programa de Ciudadanía Ambiental, Ernesto Sinka.

Salibián anotó que las iglesias y organizaciones cristianas latinoamericanas, y argentinas en particular, aceptaron integrarse al programa por su claro compromiso bíblico de mayordomos de la creación y la convicción de que la acción individual sobre el mundo debe ser social en sus efectos e impactos.

El individualismo como pauta de conducta, lleva al ser humano a la construcción de una dicotomía insostenible: para asegurar su existencia atropella a los demás y al medio en el que vive.

Este compromiso de la Iglesia cristiana latinoamericana fue adoptado y se afianzó desde la observación de las experiencias concretas, como consecuencia, entre otros factores, de la imposición de los modelos económicos y políticos neoliberales que, por brutales, injustos y antidemocráticos, han puesto en riesgo la sobrevivencia de un altísimo porcentaje de nuestros compatriotas, indicó.

Como consecuencia de ese proceso 225 millones de latinoamericanos son pobres, 100 millones de ellos son indigentes; el 10 por ciento más rico de la población percibe 30 veces el ingreso del 10 por ciento más pobre.

Estamos asistiendo a un complejo proceso de deterioro y apropiación de nuestros recursos naturales que paulatinamente están pasando al manejo de intereses y corporaciones transnacionales, algunas de las cuales ostentan tristes historias y extensas trayectorias antiambientales, advirtió.

Un ejemplo es la virtual imposición en la Argentina y la región circundante del cultivo de la soja, con sus efectos adversos sobre la estructura y biodiversidad de los ecosistemas. En el sur del país los efectos conjuntos del cambio climático y del adelgazamiento de la capa de ozono afectan la estructura, productividad y dinámica de los ecosistemas y los cientificos anticipan sus posibles efectos perjudiciales sobre la salud de muchos compatriotas, anotó Salibián.

Un Programa como éste puede significar una ventana desde la cual se asome la esperanza de una nueva relación armónica con el ambiente. Pensamos que ha llegado la hora de la "ecologización" de la economía, el momento de invertir la actual racionalidad económica pro consumista poniéndola en función de la vida, enfatizó.

La eficiencia económica prima sobre la eficiencia ambiental y sólo se cosecha contaminación, deterioro de sus condiciones de vida, dependencia y mayor deuda. La soja, por ejemplo, no es consumida por argentinos, ni por seres humanos de otros países. Constituye, en cambio, alimento para ganado, peces, producción de adhesivos, plásticos, jabones, etc. Se lleva los nutrientes de nuestros suelos y nos deja la contaminación y el deterioro, subrayó.

Para el CLAI, dijo, el Programa se enmarca en lo que significa un Proyecto por la vida plena. El hombre nuevo es posible y sobrevivirá siempre y cuando se integre a la naturaleza de la que es parte inseparable. Nuestra teología no es la de la prosperidad; hemos optado por la teología que promueve la liberación integral del ser humano y su vinculación sana con el ambiente.

La gente de las Iglesias no está alienada, preocupada por asuntos extraterrenos. Por el contrario, en línea con las enseñanzas de Jesucristo, vive inmersa en la gran sociedad de nuestros pueblos y ciudades; es allí donde quiere participar y contribuir. Por eso aceptó integrar este Programa concluyó Salibián.

Tomado de: http://www.cristianet.com/Visualizacion/Formato.asp?IDContenidoST=3&IDContenido=34196

CristiaNet.Com - Casilla de Correo 30 - B1602WAE - Florida - Buenos Aires - Argentina.
Tel.: 4791-7113 / 4718-0093. (Agregue: 011 desde el interior - 5411 desde el exterior )
E-mail: info@cristianet.com.ar
© Copyright 1998-2006 - CristiaNet.Com- Todos los derechos reservados