En búsqueda de una espiritualidad ecológica

"Por Antonio Carlos Ribeiro

RÍO DE JANEIRO, Julio 19, 2002 (alc). Agua y espiritualidad son ingredientes básicos del ecumenismo sostiene el sacerdote católico Marcelo Barros en su libro "El Espíritu viene por las aguas", lanzado el pasado miércoles en la biblioteca del Museo de la República, en Catete, Río de Janeiro.
"

Al mencionar que el agua es el más precioso recurso que posee la humanidad, Barros señala que Brasil posee el 12 por ciento de todos los recursos hídricos del mundo.

El autor anticipa un futuro basado en una propuesta ecuménica, por integrar a las demás espiritualidades; afectiva, por ser fruto de una relación de cariño y amor; y política, por tratar de conciencia y decisiones estratégicas.

El sacerdote católico expresa que la fe "sólo puede ser vivida en el camino de la unidad, la integración, la comunión". Anota que cuando Jesus dijo "nunca vi una fe como ésta" fue siempre refiriéndose a extranjeros, la mujer siro-fenicia o el oficial romano.

El macroecumenismo, es decir el ecumenismo interreligioso, está absolutamente vinculado a ese llamamiento a la unidad de las iglesias cristianas, anota.

Su perspectiva ecuménica rechaza el exclusivismo estéril. Jesús, afirma, no quiere que sus seguidores se comporten como si fuese un club cerrado. Lo que caracteriza a la iglesia cristiana es ser una comunión abierta a todos", sostiene.

Desprovista de formalidades, dijo, la propuesta ecuménica de Jesús brota de relaciones de amor y escandaliza a los adversarios por el hecho de comer con gente de mala vida. Jesús, anota, tenía una mentalidad abierta en cuanto a la comida y decía que Dios escuchaba más la oración del publicano que la del fariseo.

Con una espiritualidad que no acepta ser considerada políticamente ingenua, el monje insiste en que "el agua no debe ser privatizada, debe ser protegida, limpia".

Conocedor del modelo económico, sabe que tal privatización no se realizará solo por motivos técnicos. "Esta claro que en esto hay una lucha política, porque si la gente se inclina por el neoliberalismo no hay salvación. Solamente si la gente vota por políticos que no quieren vender todo, privatizar todo, hay esperanzas, indicó.

En la práctica, escribe Barros, la lucha se realiza a través de Organizaciones No Gubernamentales, además de muchos grupos espirituales ligados a distintas religiones y también de organizaciones cívicas, que toman como bandera de trabajo dos cosas: luchar contra la privatización del agua y contra el mercantilismo.

En diversas regiones la gente está constituyendo comités de defensa de las cuencas, no es solamente la defensa del agua como materia, en el sentido puramente mecánico, sino de las hoyas fluviales como integrantes de la naturaleza, señala.

Se necesita una espiritualidad verdaderamente ecológica y que la gente perciba la presencia de Dios en la tierra, en el agua, en todo el universo, y que eso sea la raíz de una búsqueda de comunión, concluye Barros.

Tomado de: http://www.cristianet.com/Visualizacion/Formato.asp?IDContenidoST=3&IDContenido=21712

CristiaNet.Com - Casilla de Correo 30 - B1602WAE - Florida - Buenos Aires - Argentina.
Tel.: 4791-7113 / 4718-0093. (Agregue: 011 desde el interior - 5411 desde el exterior )
E-mail: info@cristianet.com.ar
© Copyright 1998-2006 - CristiaNet.Com- Todos los derechos reservados