CLAI y PNUMA promueven proyecto de Ciudadanía Ambiental

"Por Manuel Quintero

SAN JOSÉ, COSTA RICA, Agosto 5, 2002 (alc). Representantes del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI) y de universidades centroamericanas se dieron cita en esta capital los días 29 al 31 de julio para adelantar la producción de materiales educativos y litúrgicos sobre los temas focales del proyecto de Ciudadanía Ambiental. "

El CLAI es una de las seis redes de alcance continental que participan en el proyecto. Las otras son el Parlamento Latinoamericano, Consumidores Internacional, la Unión Internacional de Municipalidades, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y la Asociación Mundial de Radios Comunitarias.

El proyecto, auspiciado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), tiene como objetivos principales el contribuir a la formación de los ciudadanos de América Latina acerca de sus derechos y responsabilidades ambientales, y generar procesos informativos públicos para elevar el nivel de entendimiento sobre temas ambientales.

En su primera etapa, entre el 2002 y el 2005, esas redes realizarán una variedad de actividades de capacitación intensiva de sus membresías en cuatro temas focales: biodiversidad, cambio climático, aguas internacionales y capa de ozono.

Además de la capacitación, llevarán a cabo campañas demostrativas sobre los procesos que se estén desarrollando en siete países pilotos seleccionados --Argentina, Chile, Costa Rica, Cuba, Ecuador, México y Perú; y buscarán fortalecer y potenciar sus acciones para lograr una mayor incidencia pública acerca de esta problemática.

La preocupación de las iglesias del CLAI por los problemas ambientales tiene una clara fundamentación bíblica y teológica, señaló aquí el Dr. Carlos Támez, encargado por el Consejo para la coordinación del proyecto y el enlace con el PNUMA y el PNUD.

Dios nos ha colocado en este planeta para vivir en completa armonía con la naturaleza. El concepto de mayordomía implica una responsabilidad de utilizar racionalmente los recursos naturales para alcanzar una adecuada calidad de vida para el conjunto de la creación, incluyendo a los seres humanos, puntualizó.

Las deliberaciones en esta reunión tuvieron como telón de fondo la próxima Cumbre del Medio Ambiente que se realizará en Johannesburgo, África del Sur, este mes de agosto, calificada anticipadamente como un fracaso por observadores y líderes de organizaciones ambientalistas de todo el mundo.

En efecto, entre la Cumbre de Río (1992) y la cita de Johannesburgo, las grandes naciones industrializadas estuvieron muy lejos de cumplir sus compromisos para la reducción de las emisiones de gases nocivos. A pesar de que creció la certidumbre científica que relaciona el calentamiento global con la actividad contaminante de las industrias y estilos de vida de un 20 por ciento de la población humana, que consume el 90 por ciento de los recursos del planeta.

Por el contrario, se aceleraron las investigaciones en una disciplina muy controvertida, la ingeniería del clima, que está proponiendo una variedad de técnicas para reducir las emisiones de gas carbónico y, de paso, lucrar con el extraordinariamente lucrativo mercado de la reconversión ecológica.

Esas iniciativas, basadas en consideraciones económicas y en la posibilidad de emplear la tecnología para intervenir en los ciclos naturales, fueron criticadas por los participantes en la reunión de San José. Aunque las predicciones científicas sobre los daños ambientales tengan un inevitable grado de incertidumbre, ellas deben predominar sobre decisiones basadas en intereses económicos y en creencias sin fundamento acerca de las virtudes de la tecnología y del mercado para resolver los problemas ambientales, señalaron.

Una crisis de civilización

El Dr. Ángel Ibarra, especialista en temas ambientales y rector de la Universidad Luterana de El Salvador, señaló que la crisis ambiental es, en realidad, una crisis de civilización, la crisis de un modelo económico, tecnológico y cultural que ha explotado irracionalmente los recursos naturales y subyugado a las culturas y a las especies alternas.

En una charla de actualización para los participantes en la reunión, el especialista salvadoreño se refirió extensamente a un documento de reciente aparición, "Manifiesto por la vida", adoptado en el simposio sobre Etica y Desarrollo Sustentable realizado en Bogotá el pasado mes de mayo.

El Manifiesto afirma que fenómenos como el calentamiento global tienen como causa fundamental la actividad humana, y que la pobreza y la injusticia social están asociadas directa o indirectamente con el deterioro ecológico a escala planetaria.

Señala asimismo que la construcción de sociedades sustentables pasa por el cambio hacia una civilización basada en el aprovechamiento de fuentes de energía renovables, económicamente eficientes y ambientalmente amigables.

El Dr. Ibarra enfatizó la necesidad de desarrollar una ética de la sustentabilidad, que promueva una nueva alianza entre la cultura y la naturaleza y posibilite la fundación de una nueva economía, capaz de romper el modelo unificador y hegemónico de la actual economía de mercado.

Un punto de vista reafirmado por el profesor Roy May, de la Universidad Bíblica Latinoamericana, quien destacó la convergencia de ecología y ética en la crisis ambiental.

"La crisis tiene un trasfondo ético porque trata de relaciones, de la vida en comunidad, y para la fe cristana la comunidad es el fundamento de su ética. En la perspectiva cristiana, la ética señala la conducta que construye la comunidad con base en relaciones fraternas y justas", dijo.

Una liturgia ecológica

Un grupo de los particicipantes en la reunión, bajo la condución del pastor metodista argentino Juan Gattinoni, secretario del Consejo para la región del Río de la Plata y coordinador de su comisión de liturgia, trabajó intensamente para elaborar un conjunto de recursos litúrgicos. Estos recursos se adjuntarán a los materiales educativos sobre los cuatro temas focales y podrán ser incorporados en la vida cúltica de las iglesias del CLAI.

Fruto de ese trabajo son cuatro devocionales y cuatro liturgias sobre biodiversidad, cambio climático, aguas internacionales y capa de ozono, en los que una acertada selección de lecturas bíblicas, oraciones y cánticos se suman para revelar el acto divino de la creación y fomentar una relación de amor, respeto y responsabilidad para con ella.

Un trabajo que no resultó fácil porque, en opinión del pastor Gattinoni, se trata de un área poco explorada, en la que será necesario aún un serio esfuerzo de reflexión bíblica y probablemente un diálogo con la espiritualidad de las culturas originarias del continente.

También es cuestión de desarrollar nuestra sensibilidad y reconocer que todo lo que respira a nuestro alrededor es fruto del acto creador de Dios. Como dijo el apóstol Pablo en su carta a los Romanos, tenemos que gemir y palpitar con toda la creación. Y mientras mayor reverencia mostremos al acercarnos a todo lo bueno que Dios hizo, más fácil y agradable será nuestra tarea como mayordomos de lo creado, afirmó Gattinoni.

Los próximos pasos

Aunque todavía faltan por ultimarse algunos trámites administrativos, se espera que el lanzamiento oficial del proyecto se realice en Santiago de Chile el próximo mes de septiembre. A partir de esa fecha, cada red comenzará a desarrollar un complejo programa de talleres regionales y nacionales de capacitación que, en el caso del CLAI, involucrarán a cerca de 200 líderes de iglesias.

Paralelamente, se efectuará una amplia campaña de sensibilización e información mediante la producción de afiches, boletines periódicos y el amplio uso de Internet.

En total, en estos próximos tres años vamos a realizar cerca de cincuenta actividades, entre talleres y consultas, además de la producción de materiales y recursos, explicó el Dr. Támez.

Y añadió:"Creo que es una oportunidad única y muy valiosa para que nuestras iglesias trabajen en la formación de una nueva conciencia ética y teológica. También para que aprendamos a relacionarnos de manera diferente con la naturaleza, con los seres humanos y con nuestro Dios, y que todo ello se exprese en la práctica de un nuevo estilo de vida verdaderamente sustentable".

Tomado de: http://www.cristianet.com/Visualizacion/Formato.asp?IDContenidoST=3&IDContenido=25758

CristiaNet.Com - Casilla de Correo 30 - B1602WAE - Florida - Buenos Aires - Argentina.
Tel.: 4791-7113 / 4718-0093. (Agregue: 011 desde el interior - 5411 desde el exterior )
E-mail: info@cristianet.com.ar
© Copyright 1998-2006 - CristiaNet.Com- Todos los derechos reservados